Wednesday, March 30, 2011

LA LUCHA DESIGUAL

30/3/2011



Antes de montarse en su avión para dirigirse hacia Argentina a recibir un premio de "periodismo", el presidente venezolano dejó todo preparado para reforzar la Ley Mordaza. Mediante la misma, ahora será sometida a censura toda noticia que se ofrezca a la opinión pública proveniente de los medios comunicación.


Por Angélica Mora

DIARIO DE AMERICA

Los contrincantes, que se enfrentan en la línea de batalla por lograr encauzar la Democracia por la senda correcta y los que quieren que desaparezca, son tan desiguales que hay que recurrir a la tantas veces usada comparación de David frente a Goliat.

El símil se da en Cuba y se da en Venezuela, ambas naciones en manos de gobiernos autocráticos que no permiten el juego democrático y saben mover tableros con fichas ya marcadas de antemano.

El régimen de La Habana juega estos días como anfitrión ante la visita del ex Presidente Jimmy Carter y éste ya ha entregó la rama de olivo para lograr la liberación de Alan Gross, un subcontratista del gobierno de Washington, quien cumple una sentencia de 15 años de prisión en La Habana. Los "dueños de casa" esperan canjear a Gross por cinco espías que cumplen condenas en las cárceles de Estados Unidos.

Un trueque preparado desde momento en que los espías cubanos cayeron presos y -aunque parece que en un principio se pensó en los presos políticos cubanos- les llegó el rehén ideal en el sub contratista, a quien la fiscalía acusó de "espionaje y entrega de material subversivo" a la disidencia de la Isla. El material fue lo normal que se usa en una nación libre para escribir y comunicarse.

En Venezuela Hugo Chávez, partió para Argentina -entre otras cosas- para recibir un premio como ¡campeón de la libertad de expresión en el continente!

Como dice Teodoro Petkoff en el diario Tal Cual, "se pensó en un principio que se trataba de una demostración de humor porteño".

Pero dejando la broma a un lado, antes de montarse en su avión, el presidente venezolano dejó todo preparado para reforzar la Ley Mordaza.

Mediante la misma, ahora será sometida a censura toda noticia que se ofrezca a la opinión pública proveniente de los medios comunicación.

Los diarios y la televisión independientes estarán a merced de los caprichos del Estado y ante cada información deberán hacer un acto de autocensura, con la mirada puesta en Miraflores.

Ahora habrá penalización para lo que se considere una divulgación que afecte o ponga al descubierto alguna irregularidad de los poderes públicos.

Para muestra están las Leyes de Instituciones del Sector Bancario y del Sistema y Servicio Eléctrico -aprobadas en el 2010- y donde se contemplan sanciones penales para quienes divulguen informaciones "confidenciales" o no confirmadas por fuentes oficiales.

En Venezuela, se aceptará de ahora en adelante sólo la información del Estado.
Con esto se sella otro resquicio por donde el ciudadano podía obtener información imparcial de lo que está ocurriendo.

Ahora el Goliat ha tumbado esa garantía.

Y la batalla se extiende por América Latina por doquiera que haya socios del mancomunado Caracas-La Habana.

No comments:

Post a Comment