Saturday, March 26, 2011

JAPÓN: SALDO DE DOS SEMANAS, MIEDO

A dos semanas del sismo y tsunami que afectó la planta nuclear de Fukushima, los residentes de la capital japonesa afrontan junto a la carencia de agua embotellada la amenaza del ascenso de los niveles de radioactividad

Tal Cual

En la capital japonesa, la carencia de agua embotellada y las interrupciones del envío de alimentos dejó anaqueles vacíos después de dos semanas del potente terremoto y el tsunami.

El inusual panorama de escasez en una de las capitales más ricas y modernas del mundo se presentó un día después de que funcionarios en Tokio reportaran que el yodo radiactivo en el agua potable de la ciudad registró más del doble del nivel considerado seguro para niños.

Funcionarios hallaron altos niveles de radiactividad en el agua en un segundo reactor de la planta nuclear devastada en Japón, dijo el operador de la instalación, mientras aumentan los temores de contaminación dos semanas después de que un fuerte sismo destruyera el complejo.

Resaltando la creciente preocupación internacional sobre la energía nuclear generada por el accidente en el noreste de Japón, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo en un comunicado que era momento de garantizar un régimen de seguridad atómica mundial, informó Reuters.

Previamente, el primer ministro japonés Naoto Kan, en su primera declaración pública sobre la crisis en una semana, dijo que la situación en el complejo nuclear de Fukushima, 240 kilómetros al norte de Tokio, no estaba cerca de ser resuelta.

"Estamos haciendo esfuerzos por evitar que empeore, pero creo que no podemos ser displicentes", declaró Kan. "Debemos seguir estando en alerta", manifestó.

Los comentarios reflejaron un aumento en el malestar en Japón luego de varios días de lentos pero constantes avances en contener el accidente nuclear, que fue provocado por un devastador terremoto y posterior tsunami el 11 de marzo.

El sismo de magnitud 9,0 y las olas gigantes que causó dejaron más de 10.000 personas muertas y 17.500 desaparecidas.

Pese a esa sorprendente cifra de víctimas, buena parte de la atención se ha centrado en la posibilidad de una catastrófica fuga radiactiva en Fukushima.

Actualmente se considera que dos de los seis reactores de la planta están seguros, pero los otros cuatro presentan condiciones volátiles, emitiendo ocasionalmente humo y vapor.

Más de 700 ingenieros han trabajado en turnos para estabilizar la planta y las labores han avanzado a fin de reanudar el bombeo de agua que enfría las placas de combustible nuclear.

Pero el jueves surgieron nuevas preocupaciones, cuando tres empleados que intentaban enfriar el reactor más crítico fueron expuestos a niveles de radiación 10.000 veces más altos que los normalmente hallados en un reactor. Dos de ellos sufrieron quemaduras por radiación cuando el agua contaminada tocó sus zapatos.

El alto nivel de contaminación aumentó la posibilidad de una fuga de material radiactivo por una rajadura del principal contenedor, lo que sería un fuerte retroceso en el lento progreso por controlar la planta.

El reactor, la unidad número 3, es el único que usa plutonio en su mezcla de combustible, un elemento más tóxico que el uranio utilizado en los otros reactores.

El operador de la planta, Tokyo Electric Power Co (TEPCO) <9501.t>, y la agencia de seguridad nuclear estatal dijeron la noche del viernes que agua contaminada de forma similar fue hallada en una turbina del edificio que contiene al reactor número 1.

"No sabemos la causa", dijo en una conferencia de prensa un funcionario de TEPCO.

El nuevo hallazgo retrasó de nuevo los trabajos, dijo otro funcionario.

Hidehiko Nishiyama, un importante funcionario de la agencia de seguridad nuclear, afirmó previamente que el alto nivel de radiación sugería que podría haber daños en el reactor.

No obstante, más tarde dijo a periodistas: "Podría deberse a operaciones de ventilación y podría haber cierta filtración de agua de las cañerías o válvulas, pero no hay información que sugiera (la existencia de) una rajadura".

El supervisor nuclear de la ONU, la IAEA, dijo que un total de 17 trabajadores han sido expuestos a niveles elevados de radiación desde que se inició la operación en Fukushima.

No comments:

Post a Comment