Tuesday, March 29, 2011

CUBA: PIDEN 20 AÑOS DE PRISIÓN PARA EMPRESARIO VASCO

Está acusado de revelar información sensible a España

MIA08. MATANZAS (CUBA), 23/07/09.- Fotograma de un vídeo cedido por el programa de televisión "María Elvira Live" hoy, 23 de julio de 2009, en el que aparece el representante del Gobierno vasco en Cuba, Conrado Hernández (i), el vicepresidente cubano Carlos Lage (2-i), el ex canciller Felipe Pérez Roque (2-d) y un hombre sin identificar, mientras posan en una finca de Matanzas (Cuba). Pérez Roque y otros altos funcionarios fueron destituidos en marzo pasado tras conocerse ésta y otras grabaciones de reuniones en las que presuntamente tramaban una "traición" al régimen castrista. EFE/Cortesía María Elvira Live/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS
MIA08. MATANZAS (CUBA), 23/07/09.- Fotograma de un vídeo cedido por el programa de televisión "María Elvira Live" hoy, 23 de julio de 2009, en el que aparece el representante del Gobierno vasco en Cuba, Conrado Hernández (i), el vicepresidente cubano Carlos Lage (2-i), el ex canciller Felipe Pérez Roque (2-d) y un hombre sin identificar, mientras posan en una finca de Matanzas (Cuba). Pérez Roque y otros altos funcionarios fueron destituidos en marzo pasado tras conocerse ésta y otras grabaciones de reuniones en las que presuntamente tramaban una "traición" al régimen castrista. EFE/Cortesía María Elvira Live/SOLO USO EDITORIAL/
Cortesía María Elvira Live / EFE

jcchavez@elnuevoherald.com

Las autoridades cubanas pidieron una sentencia de 20 años para el empresario Conrado Hernández, ex delegado comercial del gobierno vasco en La Habana, acusado de haber revelado información sensible a España sobre la condición de salud del ex gobernante Fidel Castro y los cambios en la élite del gobierno.

Elizardo Sánchez, presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), criticó el proceso y la naturaleza de las acusaciones que se le imputan a Hernández.

“Todo ha transcurrido en circunstancias muy opacas”, indicó. “De hecho, el juicio que tal vez tuvo lugar el pasado 16 y 17 fue eventualmente a puertas cerradas”.

Hernández, de 62 años, era delegado de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial (SPRI). Fue arrestado el 14 de febrero del 2009 en el Aeropuerto Internacional José Martí cuando abordaba un vuelo a Bilbao junto con su esposa, la teniente coronel Amalia Isla, quien fungía como médica del Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ). En esta sede fue atendido Castro por una crisis intestinal en el 2006 que lo alejó de la vida pública y lo obligó a ceder el poder a su hermano Raúl.

El caso de Hernández se inscribe en una amplia pesquisa oficial que, hace dos años, concluyó con la abrupta sustitución de altos funcionarios del régimen cubano que gozaban de la absoluta confianza de los hermanos Castro, entre ellos, el vicepresidente Carlos Lage y el canciller Felipe Pérez Roque. Ambos eran dos de los más destacados dirigentes cubanos de los últimos 15 años.

Recientemente, la CCDHRN denunció la situación legal de Hernández y las condiciones de su detención en Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado. La organización también expresó su preocupación por un primo de Lage, el médico Raúl Castellanos Lage, quien era subdirector del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular (ICCC) de La Habana. Castellanos estaba preso desde el 2009 en Villa Marista sin que se le establecieran cargos formales. El viernes, las autoridades ordenaron su liberación, sin que trascendieran mayores detalles.

Fuentes de la disidencia interna consultadas por El Nuevo Herald señalaron que la detención de Castellanos ocurrió debido a que supuestamente hizo fuertes críticas contra el actual vicepresidente primero, José Ramón Machado Ventura. En 1992, Castellanos fue defenestrado del Comité Central del Partido Comunista Cubano (PCC) en el marco de un proceso de purgas junto con otros miembros de la alta nomenclatura.

Sánchez dijo que el dictamen final contra Hernández podría darse a conocer en las próximas semanas cuando se realice el VI Congreso del PCC, convocado del 16 al 19 de abril.

“Bajo criterios civilizados ninguno de los dos [Hernández y Castellanos] cometieron delitos”, precisó. “Hay que esperar que se emita la sentencia pero a todas luces Hernández sería condenado severamente, y eso es inaceptable”.

Sánchez agregó que la familia de Hernández ha vivido “aterrorizada” por las presiones y amenazas de las autoridades cubanas para que no ventilen el caso con la prensa internacional y activistas de derechos humanos.

“La propia prensa extranjera, acreditada en Cuba, no ha tenido acceso ni a la familia ni a los expedientes, tampoco a los abogados defensores y jueces”, dijo. “Esperemos que nos enteremos de algo, una vez que haya tenido lugar el juicio”.


No comments:

Post a Comment