Saturday, March 26, 2011

ACTUALIZACIÓN DE VISITA DE CARTER A CUBA

Carter viaja a Cuba para reunirse con Raúl CastroView Image
El ex presidente Jimmy Carter visitará la semana próxima La Habana para reunirse con el gobernante Raúl Castro, conocer sobre sus propuestas de reformas y discutir formas de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, anunció el viernes su oficina.

El anuncio provocó especulaciones de que Carter, conocido por su defensa de los derechos humanos, trataría de buscar la liberación de Alan Gross, un subcontratista del gobierno estadounidense que cumple una sentencia de 15 años de prisión en La Habana.

Carter y su esposa Rosalynn llegarán el lunes a La Habana y partirán el miércoles, anunció su encargada de relaciones con los medios, Deanna Conglielo, mediante un correo electrónico.

‘‘Se reunirán con el presidente Raúl Castro, así como con otros funcionarios y ciudadanos cubanos para conocer sobre las nuevas políticas económicas y el próximo Congreso del Partido, y para discutir formas de mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba''.

El Congreso del Partido Comunista, el primero desde 1997 y programado para la segunda mitad de abril, se espera que respalde las reformas de mercado que Castro ha propuesto para dinamizar la estancada economía de la isla.

Carter estará acompañado por Jennifer McCoy, directora del Programa de las Américas en el Centro Carter en Atlanta; y Robert Pastor, quien fue el hombre clave sobre Cuba de la Casa Blanca durante su presidencia de 1977 a 1981.

El anuncio de Conglielo dice que el viaje "es un seguimiento de la visita a Cuba en mayo del 2002'' y ‘‘se lleva a cabo como una misión privada, no gubernamental, bajo los auspicios de el Centro Carter sin fines de lucro''.

Durante aquella visita, Carter pronunció un fuerte pero comedido discurso a favor de los derechos humanos por televisión. Su mención del Proyecto Varela, una petición de reformas democráticas que reunió 25,000 firmas, fue la primera ocasión en que la mayoría de los cubanos oían del mismo.

Detalles adicionales de su itinerario se harán públicos el lunes en La Habana por el Centro de Prensa Internacional del gobierno cubano, agregó el anuncio.

Una comunicado del Departamento de Estado dijo que Carter viaja a Cuba "en su capacidad de fundador del Centro Carter'', que está "comprometido con mejorar los derechos humanos'' y "busca prevenir y resolver conflictos, mejorar la libertad y la democracia''.

"El [Carter] tiene un largo y prestigioso historial de ocuparse de los derechos humanos y otros asuntos en todo el mundo'', agregó el comunicado. "Ha viajado previamente a Cuba, y tenemos entendido que lo hace a invitación del gobierno de Cuba''.

Hugo Landa, director de Cubanet, un grupo con sede en Miami que apoya a los periodistas independientes en la isla, dijo que no cree que Carter sea ‘‘mal intencionado'' pero no tiene grandes esperanzas de que logre mucho en La Habana.

"Yo no tengo mucha confianza de que pueda hacer muchas gestiones exitosas'', agregó Landa. ‘‘Además, el problema básico de Cuba no es con Estados Unidos. Es la dictadura y su relación con su pueblo''.

El anuncio de Carter no hizo mención de Gross, de 61 años y residente de Potomac, Maryland. Pero casi cualquier visita a Cuba de un importante ciudadano estadounidense genera especulación de que el gobierno cubano pudiera liberarlo como un ‘‘gesto humanitario''.

"Creo que Jimmy Carter va allí a ver si puede suavizar la posición cubana y pedirles que muestren algo de buena fe y liberen a Alan Gross'', comentó Andy Gómez, un especialista sobre Cuba y vicerrector de la Universidad de Miami.

Gross, un subcontratista de la Agencia para el Desarrollo Internacional de EEUU (USAID), fue arrestado a finales del 2009 en La Habana, después de entregar teléfonos satelitales y otros equipos a la pequeña comunidad judía y otros grupos independientes para que pudieran comunicarse en internet entre ellos y con el mundo exterior.

Recientes informaciones en la televisión cubana presentaron los esfuerzos estadounidenses para ampliar el acceso de los cubanos a internet --la isla tiene una de las más bajas penetraciones de internet en América Latina-- como parte de la campaña de Washington para subvertir al gobierno comunista.

Gross fue sentenciado este mes a 15 años de prisión después de un juicio de dos días al que asistieron su esposa y un abogado estadounidense, pero que estuvo cerrado a los medios noticiosos extranjeros.

La administración del presidente Barack Obama ha declarado repetidamente que Gross no hizo nada incorrecto en Cuba y que cualquier esfuerzo para mejorar significativamente las relaciones de Estados Unidos con la isla debe esperar hasta que lo liberen.

No comments:

Post a Comment