Friday, January 28, 2011

OJO CON LA FURIA EGIPCIA

Los líderes mundiales llamaron a todas las partes a poner fin a los disturbios que desde hace cuatro días sacuden a Egipto e instaron al presidente Hosni Mubarak, que el viernes sacó las tropas a la calle, a abrir el diálogo con los manifestantes y a emprender una reforma del régimen.

El gobierno del presidente Obama expresó su "profunda inquietud" y la jefa de su diplomacia, Hillary Clinton, llamó a las autoridades egipcias a "hacer todo lo que esté a su alcance para refrenar a las fuerzas del orden" y les reclamó lanzar rápidamente "reformas económicas, políticas y sociales".

Y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, pidió a las autoridades egipcias la liberación "inmediata y sin condiciones" de todos los detenidos en cuatro días de protestas, que el viernes por la mañana ya eran más de mil.

El primer ministro británico David Cameron afirmó que es necesaria una "reforma" en Egipto y su ministro de Relaciones Exteriores, William Hague, consideró que los manifestantes egipcios tienen "motivos de queja legítimos" y urgió a las partes implicadas a "abstenerse de usar la violencia".

Francia, en tanto, expresó su "viva preocupación" y llamó a "la moderación" y al "diálogo".

Mubarak impuso el toque de queda en El Cairo, Alejandría y Suez, y movilizó al ejército para apoyar a la policía desbordada por decenas de miles de manifestantes que reclaman un cambio de régimen.

En el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), la canciller alemana Angela Merkel y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgieron igualmente a Mubarak a garantizar la libertad de expresión y a frenar la violencia en las calles de su país.

"Estamos todos apenados por las imágenes que vemos llegar de Egipto. Insto a todas las partes y primero que nada al gobierno egipcio y al presidente a autorizar las manifestaciones pacíficas y dar una oportunidad a la libertad de expresión", dijo la jefa del gobierno alemán.

"No sirve de nada encerrar a la gente y limitar las posibilidades de información. Debemos lograr un diálogo pacífico", agregó.

Las autoridades egipcias ordenaron este viernes cortar todas las conexiones a internet, un instrumento que desempeñó un papel esencial en la organización de las protestas.

Ban Ki-moon subrayó que la libertad de expresión debe ser "totalmente respetada" en Egipto.

También en Davos, el canciller brasileño, Antonio de Aguiar Patriota, dio parte de la "preocupación" de su país por el riesgo de que las actuales protestas en el mundo árabe "exacerben tensiones" en Medio Oriente, una región "ya muy sujeta a turbulencias".

Las protestas egipcias están inspiradas por la rebelión que en Túnez derribó este mes al régimen del presidente Ben Alí, quien se mantenía en el poder desde hacía 23 años.

La onda expensiva de ese levantamiento popular llegó igualmente a Yemen y a Jordania, donde se registraron protestas.

En Londres, el petróleo cerró en alza, a cerca de 99 dólares el barril, debido entre otros factores a los disturbios en Egipto, según los analistas.


ULTIMA HORA

EL GOBIERNO DE EGIPTO CORTÓ INTERNET!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Fuerzas armadas salen a las calles en Egipto

Agencias
Los militares salieron a las calles de El Cairo para reforzar un toque de queda nocturno al atardecer del viernes, en un día de motines y caos que representa una intensificación del desafío al gobierno autoritario de 30 años del presidente Hosni Mubarak.

Millares de personas desafiaron el toque de queda en la capital, extendido luego a todo el país, y trataron de irrumpir en dos edificios del gobierno, la televisión estatal y la cancillería. Otros oraban en las calles cairotas al caer la noche.

En varias ciudades del país los manifestantes incendiaron neumáticos y patrulleras policiales. Aun la sede central del partido gobernante ardía en llamas como consecuencia de la indignación, resentimiento y frustración con un régimen considerado corrupto, represivo y negligente de la pobreza que afecta a casi la mitad de los 80 millones de egipcios. Algunos manifestantes saqueaban televisores y ventiladores eléctricos del edificio en llamas.

Un manifestante murió, lo que eleva a ocho el número de muertes en cuatro días de protestas.

"No puedo creer que nuestra propia policía, nuestro propio gobierno, nos esté golpeando así", se asombró un manifestante en El Cairo, Ahmad Salah, de 26 años. "Este es un gobierno cobarde y tiene que caer. Vamos a asegurarnos de que así sea".

Los servicios de internet y teléfonos celulares, al menos en El Cairo, parecían interrumpidos desde la noche, en la medida más extrema hasta ahora para impedir que los opositores se organicen. Sin embargo, eso no impidió que decenas de miles de personas salieran a las calles, envalentonadas por el reciente levantamiento en Túnez, otra nación árabe del norte del Africa.

Las manifestaciones reiteradas y crecientes plantean serios interrogantes acerca de si Mubarak podrá aferrarse al poder. Egipto es el principal aliado árabe de Estados Unidos, pero Mubarak podría estar perdiendo el apoyo de Washington. El gobierno de Barack Obama le ha aconsejado públicamente que efectúe reformas y se abstenga de usar la violencia contra los manifestantes.

En una de muchas escenas insólitas el viernes, miles de manifestantes antigubernamentales provistos de rocas, vidrios y garrotes desalojaron a cientos de policías antimotines de la plaza central y varios de los policías se despojaron de sus uniformes e insignias y se unieron a los manifestantes.

Un reportero de la Associated Press vio a los manifestantes recibir alborozados a los policías que se les sumaban y cómo llevaban a algunos en andas en señal de triunfo.

Después de desalojar a la policía, miles de manifestantes colmaron la plaza Tahrir.

Los opositores se animaron el viernes por el regreso del Premio Nobel de la Paz Mohamed ElBaradei, uno de los principales promotores de la democracia. Regresó al país el jueves por la noche después de un mes en el exterior y declaró que estaba dispuesto a conducir a la oposición en busca de un cambio de régimen.

Cuando se unió a los manifestantes el viernes después de las oraciones del mediodía, la policía les disparó chorros de agua a presión a él y sus partidarios. También golpearon con sus garrotes a algunos de los allegados a ElBaradei que lo rodearon para protegerlo.

Después que ElBaradei regresó a su casa, un contingente policial se estacionó en la entrada y le dijo que no podía volver a salir.

No comments:

Post a Comment