Friday, January 21, 2011

NO ES FÁCIL

securedownload
Angélica Mora

Florida

Apuntes de una Periodista

La angustia diaria hunde sus garras en los miles de cubanos en la Isla, dejados a su suerte y que tratan de sobrevivir en el trabajo por cuenta propia.

Algunos de ellos son opositores y ya estaban rasguñando el diario vivir con la venta de pequeñas artesanías, libros, ropa y utensilios caseros, expulsados de sus puestos de trabajo debido a su activismo político.

Pero el grueso de los cuentapropistas lo conforman hoy las personas que se han quedado cesantes al eliminar el Estado sus puestos de trabajo.

Recibo mucha correspondencia de terceras personas, que conocen a alguien que tiene Internet y le piden que pregunte que es lo que pueden hacer.
Provoca contestarles "rebélense y protesten", pero la labor política no es mi trabajo. Lo mío es informar.

Y como tal comunico que la angustia en la Isla de los cubanos de a pie cunde, como enfermedad del alma.
Frente a sus deseos de sobrevivir "por cuenta propia" tropiezan con innumerables trabas colocadas en el camino, pese a que la Cúpula Gobernante dio orden a los burócratas de no hacer olitas.

Los onerosos impuestos, restricciones, falta de material y apoyo del propio Régimen han puesto contra la pared a los miles de cubanos que están recurriendo a rudimentarias pequeñas empresas particulares para poder sobrevivir.

Muchos paladares deben sobornar a las autoridades para que lleguen a ellos las viandas, carne y otros productos para confeccionar sus menus diarios.
Otros corren de un lugar a otro donde se dice que hay determinada materia para seguir confeccionado sus trabajos artesanales.

Florece en todo su esplendor la bolsa negra de las actividades por cuenta propia.
Crece el número de "buhoneros" que compran y revenden pequeños artículos, hoy escasos en el mercado, como lo son ahora los artículos de aseo.
El drama es sobrevivir a toda costa para poder mal vivir.

Esta crisis no es atendida en su debida forma por el gobierno de La Habana, que aumenta la angustia manteniendo los fuertes impuestos a las ventas, negocios y licencias de los cuentapropistas.
"Nos están sacando el jugo" y "No es fácil" son las frases más repetidas que recibo desde Cuba en mi correo electrónico.

Pareciera que como Raúl Castro está recibiendo un chorro de más dinero a través de nuevas remesas y viajes a Cuba, el tema del trabajo privado lo pasó a segundo término y las angustias de estos miles de cubanos lo tienen sin cuidado.

No comments:

Post a Comment