Sunday, January 23, 2011

FILTRACIONES EN EL MURO CUBANO:MAFIAS Y CORRUPCIÓN

Amplios sectores de la economía cubana, administrados por 'mafias'

Diario de Cuba

corruption2
Madrid
| 23-01-2011
Sobornos, comisiones ilegales y tráfico de influencias son prácticas habituales que incluyen a altos funcionarios del régimen y miembros del PCC, según WikiLeaks.

Los sobornos, las comisiones ilegales y el tráfico de influencias son prácticas habituales en Cuba, donde la corrupción alcanza a altos funcionarios, miembros del Partido Comunista y profesionales sin adscripción política, sostienen diversos informes de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), revelados por WikiLeaks

"Como en cualquier lugar en el mundo, un contrato de un millón de dólares supone (para un comisionista cubano) 100.000 dólares" en una cuenta de un banco extranjero abierta a su nombre o el de otra persona, según un empresario suizo citado en un cable de 2006, informa el diario español El País.

Corruptos en la élite

Aunque en sus reportes la SINA valora que los grandes corruptos no son tanto miembros de la élite del régimen como funcionarios pragmáticos que se han abierto camino hacia altos puestos, menciona casos como el del general Julio Casas Regueiro, casado con Dania Rodríguez, hija del fallecido Carlos Rafael Rodríguez, quien fuera vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

La legación estadounidense dice que Casas Regueiro es "ampliamente rumoreado como corrupto".

También cita el ejemplo del ex ministro de Turismo Ibrahim Ferradaz, destituido en el 2004 por corrupción.

Ferradaz había sido nombrado en 1999, en sustitución de Osmany Cienfuegos, defenestrado tras el cese de varios ejecutivos de las empresas turísticas Rumbos, Horizontes y Cubanacán. La cadena británica BBC afirmó entonces que habían desaparecido de Cubanacán varios millones de dólares, dato negado oficialmente.

Otro cable de la SINA, del año 2007, informa a Washington la versión de que el ex ministro de Justicia Roberto Sotolongo fue destituido por estar implicado en una trama de corrupción relacionada con el cobro por el acceso a cuentas de internet, y por el hecho de que un subordinado fuera detenido tratando de salir ilegalmente de Cuba con 25.000 dólares.

En el mismo despacho, la SINA cita una fuente, que califica de fiable, que atribuye al ex ministro cargos más graves, como la participación en el tráfico de emigrantes.

Administrados por mafias

"Algunas instalaciones del Estado son administradas, de hecho, por 'mafias'", dice un informe de 2006. Un cubano dijo al consejero político de la Sección de Intereses que el director de un centro de distribución de pan colocó a sus amigos en centros decisivos y controla toda la cadena estatal de panaderías.

El ex embajador español Carlos Alonso comentó a los diplomáticos estadounidenses, según uno de los informes: "La corrupción es necesaria para sobrevivir. Y cuando en la mayoría de los países de América Latina, un escándalo de corrupción consiste en que una persona robe once millones de dólares, en Cuba es que cada uno de los once millones de cubanos robe un dólar"

Para la SINA, el monopolio estatal hace que "corrupción y robo sea la misma cosa". "Las prácticas corruptas incluyen el soborno, la malversación de los recursos estatales y los chanchullos contables", señala el cable.

En esta línea, se destaca que muchos de los puestos potencialmente más rentables suelen ser asignados sobornando al funcionario que decide.

"Por ejemplo, un trabajo con acceso a una gasolinera puede costar miles de dólares, (pues permitirá al beneficiario traficar con el combustible)". Un trabajo en el sector turístico, con acceso a las propinas, puede costar cientos de dólares. "Un cubano desempleado nos dijo que conseguir un trabajo en la empresa estatal puntera CIMEX (Comercio Interior Mercado Exterior) le costaría más de 500 dólares", relata la SINA.

Los policías, "famosos por aceptar sobornos"

Los policías "son famosos por aceptar sobornos" tras imputar a los conductores una miríada de transgresiones, escribe Michael Parmly, quien fue jefe de la SINA entre 2005 y 2008. "Son tan corruptos que el gobierno renueva las filas del cuerpo con reclutas no maleados del este (del país). Pero a medida que el tiempo pasa, las nuevas plantillas llegan a ser tan corruptas como las antiguas, y hay que incorporar otra nueva tanda para reemplazarles".

Para la legación diplomática, el robo y la corrupción de supervivencia son generalizados en los sectores del turismo, el transporte, la construcción y la distribución de alimentos, que funcionan en paralelo a un mercado negro del cemento, la pintura y la madera.

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), a cargo de la distribución de determinadas mercancías, aplican dos criterios a la hora de asignar los productos más demandados, como televisiones y frigoríficos. "Las credenciales revolucionarias (de los peticionarios)... y su capacidad adquisitiva".

Otro despacho enviado a Washington en el año 2009 (194480) efectúa la siguiente valoración: "La corrupción en Cuba es una herramienta de supervivencia aceptada. Los cubanos ganan una media de 18 dólares al mes, y los mandos medios policiales perciben esa cantidad". No obstante, conductas consideradas corruptas en Estados Unidos, como el conflicto de intereses o el tráfico de influencias, son procedimientos normales en la Isla.

Las autoridades toleran las corruptelas de supervivencia hasta cierto punto, pero cuando saben de desvíos importantes actúan con severidad, dice la SINA.

2 comments:

  1. ¿Y dónde no hay corrupción ? Me parece que ningún páis se libra ¿ Y que se puede hacer para impedirlo?

    ReplyDelete