Friday, December 31, 2010

NIÑEZ DESVALIDA

301220104815631
Una historia de terror
TalCual
Al investigar las violaciones de derechos humanos, Human Rigths Watch ha descubierto una situación inquietante y persistente: en todas las regiones del mundo hay niños sometidos a una brutalidad inadmisible, perpetrada en la mayoría de los casos por las mismas personas encargadas de su seguridad
Por: Gisela Ortega
Con premeditación y alevosía, se utiliza la intimidación contra los miembros de la sociedad con menos capacidad de protegerse ­chicos en sus hogares, en las escuelas, en orfanatos, en la calle, en campamentos de refugiados y zonas de guerra, en centros de detención e instalaciones industriales-.

Al investigar las violaciones de los derechos humanos, Human Rigths Watch ha descubierto una situación inquietante y persistente: en todas las regiones del mundo y en casi todos los aspectos de sus vidas, hay niños sometidos a una brutalidad inadmisible, perpetrada en la mayoría de los casos por las mismas personas encargadas de su seguridad y bienestar.

Los chiquillos suelen experimentar la violencia por parte de la policía y otros agentes encargados de hacer cumplir la ley.

Los niños de la calle ­considerados como vagos y maleanteshan sido torturados, mutilados, víctimas de amenaza de muerte y ejecuciones extrajudiciales, son objetivos especialmente fácil por ser pobres, jóvenes, con frecuencia ignorantes de sus derechos y carentes de adultos a los que recurrir para pedir asistencia.

Reciben palizas de los uniformados que los extorsionan, y las niñas en esa condición pueden verse forzadas a ofrecer favores sexuales para evitar su detención o que la policía los ponga en libertad.

En las escuelas, destinadas a fomentar el desarrollo de la infancia, la violencia puede constituir una parte habitual de la experiencia de los pequeños.

En muchos países, el castigo corporal sigue estando permitido como parte de la "disciplina" escolar. Son sometidos a golpes de varas, bofetadas y latigazos que provocan moretones, cortes y humillación, y en ciertos casos, lesiones graves o la muerte.

Los alumnos pueden ser maltratados por motivo de género, raza, origen étnico, religión, casta, orientación sexual u otras condiciones. Los estudiantes, gay, lesbianas, bisexuales o transgéneros han sido golpeados, pateados, escupidos, acuchillados, estrangulados y arrastrados por varios pisos de escalera.

Lo niños trabajadores suelen soportar largas horas de trabajo penoso en circunstancias difíciles y dañinas. Para muchos el abuso físico es una caracte4ristica más en su vida cotidiana. Suelen ser castigados por ser demasiados lentos, cometer errores. Llegar tarde, parecer cansados o simplemente como método de intimidación.

El silencio y la pasividad permiten que la violencia contra los niños continúe. En casi todas las situaciones en que Human Rigths Watch descubrió casos de atropello contra los pequeños, los autores han quedado impunes.

Profesores que han atacado sexualmente o lesiona a sus alumnos siguen enseñando. Agentes de policía que han torturado niños delante de testigos siguen en el servicio activo. Personal de orfanatos que somete a los niños a niveles alarmantes de crueldad y negligencia no sufren consecuencia alguna.

No comments:

Post a Comment