Tuesday, December 28, 2010

CHAVEZ: SIN DON DE GENTE

El pésame presidencial
173005_1
Martes, 28 de diciembre de 2010
ANALITICA
Nobleza obliga: Un Jefe de Estado no puede negarse a dar el pésame por la muerte de quien fue Jefe de Estado. Lo correcto habría sido expresar el consabido “descanse en paz”

En el diario El Universal, 27 de diciembre de 2010, aparece la siguiente noticia:

“Chávez envía pésame a la familia del ex presidente Pérez.

El presidente Chávez se refirió al fallecimiento de Carlos Andrés Pérez el 25 de diciembre en Miami. “Que en paz descanse”, dijo. Luego, agregó “pero que con él descanse en paz y se vaya para siempre de aquí la forma que él encarnó de hacer política“, entregando la dignidad de los pueblos al “Imperio Yanqui”, explicó.”

Nobleza obliga: Un Jefe de Estado no puede negarse a dar el pésame por la muerte de quien fue Jefe de Estado. Lo correcto y protocolar habría sido simplemente expresar el consabido “descanse en paz”. Pero no, Chávez no podía desaprovechar la oportunidad de hacer política con la desgracia ajena, tal como lo ha venido haciendo con la tragedia de las inundaciones. Afirma la muerte también de la forma de hacer política que encaró Carlos Andrés Pérez, subrayando la supuesta entrega de la dignidad de los pueblos al “Imperio Yanqui”.

Hay que responderle a Chávez recordándole el refrán venezolano: “cachicamo diciéndole a morrocoy conchudo”. Hay que recordarle que la dignidad de los pueblos está en el respeto y la promoción de la democracia. Pérez respetó y promovió la democracia, algo que han reconocido públicamente muchos de quienes fueron sus más recios opositores cuando él gobernó. ¿Acaso fue entregar la dignidad del pueblo al Imperio Yanqui cuando se nacionalizó la industria siderúrgica y la industria petrolera? Lo que sí constituye entrega de la dignidad, es desconocer la soberanía del pueblo cuando se le somete a los designios del régimen dictatorial de Cuba o se crean alianzas indignas con Irán, Libia, Siria y China, cosa que no hizo Pérez. Es entrega de la dignidad del pueblo donarle sumas gigantescas de dinero a Bolivia, Nicaragua, Cuba y cuanto país le venga en gana en vez de destinar esas sumas a la salud, la vivienda y la educación de los venezolanos.

Hay que reconocer que tanto Pérez como Chávez si tuvieron semejanzas en el modo de hacer política exterior. Pérez quiso destacarse como líder internacional y lo logró pues lo hizo democráticamente y sin trampas, algo que se reconoce a nivel mundial. Chávez ha querido hacerlo a fuerza de dólares petroleros pero lo que al principio parecía favorecerle ahora es criticado drásticamente en todo el globo, incluso por quienes lo felicitaban —diríase que entonces con miopía. Hoy parece ser que incluso Cuba presenta síntomas de quererse alejar de él.

¿Es acaso entrega de la dignidad del pueblo respetar las decisiones del Poder Judicial como lo hizo Pérez y no más bien acabar con la autonomía y la independencia de ese Poder como lo hace Chávez cuando ordena lo que deben sentenciar los jueces, cuando manda a condenar a una juez que decidió conforme a derecho pero en contra de su voluntad?

¿Es acaso entrega de la dignidad del pueblo el hecho de haber permitido que miles de venezolanos se formaran en las mejores universidades del mundo a través de programa Gran Mariscal de Ayacucho? ¿No es más bien entrega de la dignidad del pueblo eliminar la autonomía de las universidades y tratar de hacer política con la educación?

¿Acaso no es entrega de la dignidad del pueblo ordenarle a la Asamblea que dicte una Ley Habilitante que le permita a Chávez legislar a su antojo por 18 meses? ¿No lo es también buscar forma de impedir que los 68 diputados de la oposición puedan cumplir con sus funciones legislativas a partir del 5 de enero?

Pérez respetó siempre la independencia del Poder Legislativo, aún cuando le fue más adverso. ¿Era eso entrega de la dignidad del pueblo?

No comments:

Post a Comment