Wednesday, December 22, 2010

EN BUSCA DEL AUTOGOLPE

Chávez tiene calculado que sean los integrantes de la Asamblea Popular, y no los electores mediante sus votos los que estarían a cargo de escoger al Jefe de Estado, tal como sucede en Cuba
Chávez advirtió que si se ‘atreven' a atacar a su gobierno se encontrarán con los cuerpos de seguridad del Estado
1rey_noticias_6493

Por Angélica Mora

DIARIO DE AMERICA

Hugo Chávez tiene en mente provocar una confrontación entre sus partidarios y el resto de los venezolanos.

Lo está haciendo con provocaciones que sabe que pueden arrastrar al pueblo hacia una guerra civil, como la imposición de leyes que estrangulan todos los derechos y las libertades que gozaban los venezolanos; y con expropiaciones de lo mejor de las tierras en el Zulia, a sabiendas que esas acciones podrían provocar la chispa de una insurrección.

Hoy la situación es tensa.
Hasta el momento de escribir este artículo, los agropecuarios de Santa Bárbara del Zulia, en el Sur del Lago de Maracaibo, continuaban sus acciones de protestas en rechazo a la intervención de 47 fundos por parte del Gobierno.

Los afectados con las medidas de expropiación del Ejecutivo, dieron a conocer que no desistirán en su actitud hasta que los militares no se retiren de los predios de la hacienda “El Peonío” y les devuelvan todos los fundos.

Asimismo, los dueños de los predios han exigido la presencia del ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, y de no lograr la presencia de una autoridad del régimen en el lugar, anunciaron que se trasladarán hasta El Vigía, estado Mérida, donde actualmente se encuentra el Ministro.

Pero no son solamente los agropecuarios los que están protestando por las medidas dictatoriales de Miraflores, también se han unido a las manifestaciones los estudiantes, a quienes el gobierno les quiere suprimir la autonomía con que hasta ahora operaban las universidades del país.
En la capital, cientos de estudiantes obstruyeron varias calles y lanzaron un llamado a los diputados de la Asamblea Nacional para que se abra la discusión de la Ley de Universidades y puedan participar todos los estudiantes, cualquiera sea su tendencia política.

Asimismo, están protestando los "buhoneros", un sector tradicional de vendedores callejeros , quienes se enfrentaron el lunes con la policía en Caracas al tratar de denunciar lo que llaman atropello de las autoridades, que pretenden desalojarlos del lugar donde venden habitualmente su mercancías.
Estos vendedores cerraron simultáneamente varias de las principales avenidas, quemando llantas y basura en algunas de ellas, lo que provocó un gran congestionamiento en varias secciones de la capital.

Chávez advirtió que quienes se oponen a su gobierno y se ‘atreven' a atacar a su administración se encontrarán cara a cara con los cuerpos de seguridad del Estado quienes "usarán la fuerza armada para hacer respetar la orden constitucional".

Todos estos levantamientos particulares de la población podrían ser una buena excusa para que Chávez use los poderes que le acaba de otorgar la Asamblea Nacional con la Ley Habilitante.

La instauración de una dictadura comunista propiamente tal solo necesita el empujón final, que podrían ser estos conflictos populares que le darían pie al Ejecutivo para realizar el Autogolpe.

Para ello y a fin de neutralizar la acción de la nueva Asamblea -que podría bloquear el avance de sus planes- Chávez empujó la aprobación de la Nueva Ley Habilitante, que lo faculta para gobernar por decreto en nueve ámbitos.
Esta ley "a juro" le dio poder absoluto para usar el poder de legislar, básicamente estrangulando los medios informativos, (incluida internet), controlar totalmente toda la economía y tener bajo su poder a todas las organizaciones no gubernamentales.

Pero va más allá aún:
Otra provocación de Chávez es realizar acciones que han hecho que la oposición tema que tiene pensado suspender las elecciones presidenciales del 2012.

Y si no lo hace, y se realizan las elecciones, hay una manera ya preparada para alterar los resultados.
La maquinación es simple, a consecuencia de los recientes cambios aplicados a la ley electoral, el gobierno tiene pleno control de ese organismo. Y ya tiene posiblemente visto, emplear el fraude, si saca menos votos que los candidatos que lleve la oposición.

Hay que tomar en cuenta que Chávez, aconsejado por el gobierno de Cuba, sabe que tiene que actuar y moverse rápido. Su vertiginoso descenso en la popularidad lo coloca en una situación extremadamente difícil y está viendo una derrota en las elecciones presidenciales del 2012.

De acuerdo con el recién elaborado estudio trimestral de Alfredo Keller y Asociados, Chávez actualmente enfrenta su más bajo nivel de popularidad en cinco años, rondando en niveles cercanos al 43 por ciento, al tiempo que la percepción negativa en torno a su función está alrededor del 46 por ciento.

Prosiguiendo las directrices de La Habana, Chávez tiene calculado que sean los integrantes de la Asamblea Popular, y no los electores mediante sus votos los que estarían a cargo de escoger al Jefe de Estado, tal como sucede en Cuba.

Para cumplir con toda esta "nueva geometría territorial del poder", como la llama Alfredo Keller, presidente de la encuestadora que lleva su nombre, el Mandatario necesita una excusa final.
El pretexto sería el autogolpe para "sofocar" un levantamiento popular, como es el que el mismo está impulsando. Necesita una la guerra civil, donde saldrán sus seguidores armados, a enfrentarse con el pueblo.

El mismo ya lo vaticinó en uno de sus últimos discursos:
"Necesitamos un gobierno y una fuerza armada más radicalmente a la izquierda".

El papel final de la Fuerza armada venezolana, frente a esta disyuntiva, está por verse.

Esto que anuncio no es una simple especulación, como no lo fueron las numerosas advertencias que vendría una época de reforzamiento de las medidas dictatoriales y fin de la democracia en Venezuela, que ya están en vigencia.

No comments:

Post a Comment