Sunday, November 28, 2010

ZAPATA VIVE

zapata-tamayo-fallece
Zapata Vive y es un ejemplo en Cuba,
aquí con el tiempo, será uno más

Por Jesús Angulo

Miami, domingo 28 de noviembre de 2010
Este artículo provocará la crítica de muchos pues dirán que es muy fácil desde la comodidad del Exilio el no estar de acuerdo con Reina Luisa Tamayo, madre del preso de conciencia y mártir Orlando Zapata Tamayo asesinado por el régimen castrocomunista y su salida de Cuba, para salvar a los hijos y nietos que aún le quedan vivos.
Sustento mi tesis en mi propio caso. Corrían los días del mes de agosto de 1960, cuando encontrándome a cargo de la coordinación del clandestinaje del Movimiento Demócrata Cristiano de los pueblos situados al sur de la provincia de La Habana (Güines, Melena del Sur, Catalina de Güines, Aguacate y Madruga), después de haber recibido toda clase de critica tanto en el periódico La Calle en su sección "Siquitrilla" así como del difunto José Pardo Yada; teniendo el respaldo y la admiración del pequeño grupo de hombres y mujeres que me seguían fielmente (la heroína Olga Marrero y el valiente hermano Pedro García, hoy fallecidos), el aviso de un policía del régimen el jueves 25 de agosto de 1960, diciéndome que me vendría a buscar el lunes 29 de agosto ya que mi nombre se encontraba en una lista que él había visto en la Jefatura de Güines, hizo que decidiera en unión de mi esposa Mariluz, abandonar mi patria el domingo 28 de agosto para evitar que se me prendiera y quizás se me fusilara, cuando en verdad debí haberme quedado y correr con mi suerte. Hay momentos en la vida en que uno debe ser consecuente con su lucha y sus seguidores y no con su supervivencia. Más información en www.jesusanguloguines.com

Volviendo a la casi segura partida de Reina Luisa Tamayo hacia el Exilio con las cenizas del gran mártir Orlando Zapata Tamayo y su familia, esta será cubierta por la prensa nacional e internacional; su llegada a Miami será apoteósica; los medios se disputarán el rating, se creará un fondo para que donemos dinero y Reina Luisa no carezca de nada durante los días y quizás meses siguientes a su llegada, mas el tiempo es inexorable y al decursar este, Reina Luisa como tantos otros será una más y Orlando Zapata Tamayo en el panteón que se colocarán sus cenizas también llegará a ser uno más.

Cuba habrá perdido al mártir que conmovió al mundo, que todavía hoy es un acicate para los que allí ven en él una esperanza de una rebeldía popular y nuestros enemigos habrán ganado una gran batalla, la batalla que los ha tenido a la defensiva y preocupados desde el mismo día en que lo asesinaron.

No comments:

Post a Comment