Sunday, November 21, 2010

SANTOS, LEONES Y UN CORDERO

leon_comio_domador
Angélica Mora

Texas

Apuntes de una Periodista

Se hace tan cansón hablar de lo que dijo el Presidente de Venezuela en su programa Aló Presidente o en sus Líneass de Chávez, que lo menciono hoy sólo por las consecuencias que uno de los temas -el del narcotraficante venezolano Walid Makled- pueda tener en el futuro.

Makled no es ningún Santo, pero extraditarlo después de todas las implicaciones que ha hecho de la participación de Chávez y otros del gobierno venezolano en el asunto del tráfico de drogas, es como meter a un cordero en la jaula de los leones.

Ahora bien, y siguiendo con el juego de palabras, el que es Santos por apellido no es ningún espíritu bueno, al haber acordado la entrega de este cordero a las fieras hambrientas.

Algo va a pasar y el cordero ya ha enviado todos sus papeles -que añaden más pecados al mundo- fuera de Colombia, principalmente sobre el León de Miraflores a quien lo implica desde su rizada melena hasta la última de sus garras.

Y este León, ante el temor que al cordero lo envíen a otra Jaula, rugió fuerte este domingo en contra del "... imperio que pretende que Makled sea extraditado a Estados Unidos".
"Washington quiere usarlo para que vomite toda clase de acusaciones contra la Revolución Bolivariana, contra su liderazgo político y militar, y así incluir a Venezuela en la lista negra de países que apoyan al narcotráfico"
rugía, paseándose por su jaula de oro.

En otro rugido gritó que lo que pasa es que sus enemigos quieren intervenir militarmente su jaula, como en 1989 lo fue la del León Manuel Noriega de Panamá, pero -sentenció con su garra del medio alzada al cielo- eso no lo lograrán...
Antes se comerá a Makled, presa ya prometida por el Santo de Colombia.

Mientras tanto, ese Santos dice que cumplirá... por todas las velas que su Amigo el León le ha prendido.
Vaya uno a haber a cuánto está el costo de cada una de ellas, ya que juntas suman millones de dólares -no devaluados- en petróleo y otras garantías.

Por todo esto se desprende que el pobre cordero, una vez dentro de la Jaula tiene los días contados y el León le va a triturar y devorar hasta el último de sus narcotraficantes huesitos.

No comments:

Post a Comment