Sunday, November 28, 2010

DIVORCIADO DEL PAÍS

281120104220234
El Presidente no dedica Las líneas de Chávez a los graves problemas del país, sino a la gesta histórica del segundo intento de golpe de Estado, del 27 de noviembre de 1992, "una acción grandiosa que demostraba que el régimen puntofijista estaba real y verdaderamente herido de muerte".
Cada día que pasa, el presidente Hugo Chávez se muestra más aislado de la nación que gobierna. Ayer, en medio del torrencial aguacero que castigaba los cuatro costados del territorio nacional, celebró con alborozos el nuevo ascenso del general Henry Rangel Silva. Hoy, en su columna dominical, Las Lineas de Chávez, se extravía en aaquellos días del 27 de noviembre de 1992, cuando ocurrió el segundo intento frustrado de golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Carlos Andrés Pérez.

Para Chávez, la gesta épica, que dejó más de un centenar de muertos y 213 heridos, entre civiles y militares, constituyó "una acción grandiosa que demostraba, echaba en cara al mundo entero, que el régimen puntofijista estaba real y verdaderamente herido de muerte, sus días estaban contados."

No comments:

Post a Comment