Wednesday, October 20, 2010

UN PLATO AMARGO

Trinidad_JimenezUN
Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Pareciera que las cosas con la nueva Canciller de España van a estar igual o peor que antes, en lo que a cambios de actitud hacia los regímenes de La Habana y Caracas se pudieran esperar.

Por desgracia para Cuba y Venezuela, no se le pueden pedir "Peras al Olmo" a un gobierno que siempre ha estado solícito y blandengue hacia los Hermanos Castro y Hugo Chávez.

La nueva ministra española de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, hereda los problemas y dolores de cabeza de su antecesor, el deplorable Miguel Angel Moratinos con Miraflores, sobre la investigación judicial sobre la banda terrorista ETA en Venezuela y con Cuba debe afrontar ahora mismo el debate en la Unión Europea para suavizar la política hacia la Isla.
Pero, es poco lo que realmente se puede esperar en beneficio hacia los pueblos de ambos países.

Trinidad Jiménez ha estado inmersa en el caldero de preparación de guisos de estas u otras relaciones cuando ocupó el puesto de secretaria de Estado para Iberoamérica entre septiembre de 2006 y abril de 2009 con Miguel Ángel Moratinos.

Como su ex jefe y antecesor, la nueva jefa de la diplomacia española es partidaria de usar la sazón del diálogo, en vez de optar por el vinagre de la línea dura y de enfrentamiento.

Con esta política emergente en el nuevo gabinete español se prevee que todo quedará igual. Con zorros astutos, versados en el arte de expresarse frente a caricias por el lomo, con ronroneos apaciguadores, proseguirá la malicia del engaño.

Por eso, se puede asegurar que la cúpula gobernante cubana y el ladino Hugo Chávez, cuentan de nuevo con aliados. Y nada hará que cambien la conducta que hasta ahora han mantenido de una forma tan beneficiosa, dirigida a la burla de las leyes y al atropello a los derechos humanos.

No comments:

Post a Comment