Sunday, October 31, 2010

LA MUERTE DE KIRCHNER VISTA POR UN CUBANO

Cubamatinal/ La muerte del ex presidente de Argentina ha consternado a muchos de sus partidarios. Inducidos por la desinformacio’n, la han calificado como repentina dándole un mayor carácter de tragedia lo que influye emocionalmente en el gentío. El diagnostico que se ofrece de manera oficial, es, muerte súbita, algo que no queda claramente confirmado.
kirchner-y-el-futbol-politico
Por el Dr. Sinue Escolarte.

La Habana, 29 de octubre/ El calificativo que utilizan con dramático acento, es, que se trataba de un patriota, algo que desde fuera me resulta incierto, falso. No se menciona el procedimiento que legalmente exige, la necropsia, con la cual se conocería definitivamente la causa. Los pormenores sobre la manera en que sucedieron los hechos han sido mínimos, limitados, ocultando aspectos que a su vez, son deducibles.

No fue inesperado el fallecimiento como afirman. Desde que tuvo que ser ingresado en dos ocasiones para des-ocluirle arterias en el corto periodo de un año, la ultima, hace 45 días, por encontrarse dentro de los parámetros de grave peligro para la vida, dejo’ de ser una sorpresa. Si tenemos en cuenta que el 50% de estos eventos ocurren en portadores de cardiopatía isq uemica, con mas razón.

No fue súbita, ya que se describe como abrupta. El corazón sin aviso, deja de funcionar, matando a personas aparentemente sanas, sin problemas cardiacos conocidos. No es el caso. Pudo haberse evitado después de comprobarse que padecía una enfermedad arteriosesclerotica difusa (daño en carótida y coronaria), que a los 60 años, sugiere un trastorno genético, hereditario, en el que las grasas se mantienen elevadas en sangre, pegándose a las paredes de las arterias para ocluirlas parcialmente, lo que se expresa en la periferia clínicamente, como hipertensión arterial que con el tiempo, dilata el corazón, y junto a la isquemia, lo lleva a la insuficiencia cardiaca y la posible muerte.

Los hipertensos en muchos casos pueden tener Resistencia a la Acción de la Insulina, otro factor que agranda el ventrículo izquierdo considerandose sustrato morfológico de muerte.

El escritor Andrés Opennheimer entrevistó a Néstor Kisrchner en dos ocasiones y lo narra en su libro "Cuentos Chinos", con un tipo de comportamiento, el estilo “K”: orgulloso, desafiante, transgresor, según le aseguraron sus propios coterraneos y lo sufrio el mismo, típico de los nacidos y criados en La Patagónia (NYC), desconfíados de todo lo que venga de fuera, lo que junto a otras características reconocidas como: impaciencia, irritabilidad, siempre estar de prisa, dominante, autoritario, con dificultad para el manejo de sus emociones, con actitud hostil y gran implicación en el trabajo, con tendencia a la actividad permanente etc, le completan suficientes rasgos de la conducta tipo A, que se relaciona con dos y media veces mas posibilidades de sufrir angina de pecho o infarto del miocardio.

Estos datos, en los que su apreciación y conducta tuieron mucho que ver, inclinan a pensar que tenía poca responsabilidad para su salud como la mayoría de los que estando en riesgo, aun no se han infartado, subvalorando su pronostico, razón que lo condujo a reanudar actividades sin el debido tiempo luego de las intervenciones a que fue sometido, eliminando la prevension necesaria para sobrepasar sus posibilidades, forzando al máximo las reservas energéticas, siendo considerado por sus allegados como un toro, trabajando a tope, haciendo claudicar los mecanismos de compensacio’n psiquicos y físicos que son engañosos y le aportan un falso o relativo bienestar, intercalado con discretos malestares a los que se acostumbro’. Cuando dichos mecanismos se agotan, ceden el paso a un cuadro agudo que, o pueden conducir a la muerte, o deja listas las condiciones para que ocurra en corto plazo.

El estres sostenido que se desprende de tanto enfrentamiento y confrontación, se suma a todo lo anterior, actuando como detonador a partir de diferentes cambios metabo’licos que se originan para aumentar por medio de diversas sustancias secretadas, el trabajo cardiaco, sobre un corazón ya afectado. Era imposible que no ocurriera un cuadro fatal con estos factores en su contra y la intensidad y carga laboral que asumía y a su vez, no podía abandonar, en su papel de presidente en las sombras, vice presidente activo, al frente de UNASUR y además, como diputado.

Sólo por una fuerza superior que lo dominaba podía asumir estas responsabilidades. Su exagerado apego al poder.

El papel del equipo médico que lo atendía, debió ser bien difícil en alguien tan engreído como lo recuerdan, con un alto grado de petulancia. Por eso no consiguieron ser lo suficientemente persuasivos para hacerle cambiar definitivamente el estilo de vida y que se ajustara al mínimo de los esfuerzos. Tampoco tan enérgicos como para no dejarlo que se impusiera por sobre sus conocimientos científicos, imposible con alguien como el.

Tal vez por esas incongruencias fallece en la cama, faltándole el equipo de desfibrilación portátil que debió siempre acompañarlo y con el cual alguien bien adiestrado, hubiese podido sacarlo del paro.

Los pacientes con estados avanzados de la enfermedad cardíaca, cuando se acuestan, ponen en reposo su corazón mejorándole la eficacia, lo que aprovecha el liquido que se fugó hacia los tejidos por su mal funcionamiento, para regresar al torrente vascular sobre cargando su trabajo, pudiendo instalarse un ataque letal.

En la fase profunda del sueño (REM) también se segregan catecolaminas que elevan la presión y aumentan la frecuencia de los latidos, pudiendo conducir al mismo final. El sueño en estos casos, se convierte en un enemigo.

Nestor Kirchner tenía sobradas razones para morir ya sea súbitamente, por una arritmia extrema o por infarto importante, cerebral o miocárdico y sus complicaciones, si no abandonaba sus cargos y tomaba todas las medidas de cuidado y protección. Pero para eso, tenia que volver a nacer con otro pensamiento, otra personalidad y otras necesidades internas.

Catalogarlo como un patriota no es feliz a la luz de su intención de reelegirse, despues de haber cedido en su mejor y mas popular momento, el bastón presidencial a su esposa, en una hábil estrategia para dar una imagen de democracia que luego empañaría, siendo e’l quien sostuviera el cargo, ocupandolo previamente del 2003 al 2007.

Su intención de perpetuarse en el poder era clara y la posibilidad de intentar el socialismo del siglo XXI no estaba lejana en su profunda amistad con gobiernos retóricos, radicales, retrógrados, dentro de los países del ALBA. Solo con un síndrome obsesivo de poder corriéndole por las venas, podía imponerse a tan alto déficit biológico que al final, le paso’ la cuenta. Los patriotas aman a su tierra no a sus cargos, por eso nunca lo fue. Por suerte para América Latina, su plan, no llegó a concretarse y no se consolidó, otro peligroso autócrata en nuestra región.

2 comments: