Saturday, October 23, 2010

ARGENTINA¿CUÁL ES NUESTRO FUTURO?

111
La Botella al Mar
Cosme Beccar Varela

Buenos Aires, 22 de Octubre del año 2010
Lo ocurrido el miércoles 20 de Octubre en Barracas es trágico, no sólo por el asesinato de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero que participaba en un intento de cortar el tráfico de los trenes de pasajeros del ferrocarril Roca, sino porque es una señal de que la izquierda (que estaba de los dos lados del enfrentamiento) ha resuelto subir el grado de violencia que padece la sociedad desde hace diez años.

No me refiero al terrorismo de los años 70, otro despliegue de violencia inusitada efectuado por la izquierda (que estaba en todos lados) sino a la violencia piquetera iniciada en tiempos de de la Rúa, alentada por la permisividad cómplice de ese gobierno y los siguientes. Desde hace unos años se ha agregado a ésta la violencia sádica de los delincuentes comunes que por una par de zapatillas matan sin inhibiciones morales y a veces matan por matar, aunque no roben nada. Inclusive he oído el rumor de que existe una organización que mata por encargo y por poca plata.

Esta escalada de la violencia es en beneficio de la izquierda, la oficialista y la que se finge opositora por ser más dura, y en perjuicio de la desarticulada, desamparada pero inmensamente mayoritaria sociedad civilizada de los argentinos que no participan del odio marxista o que directamente se le oponen. Por "civilizada" entiendo una sociedad que respeta un resto básico de la moral cristiana, trabaja honestamente o está desocupada muy a pesar suyo, ama a su familia y quiere paz (o sea, "tranquilidad en el orden") aunque, lamentablemente, no tiene quien la represente ni defienda, ni hay miras de que lo tenga.

Como la izquierda planea todo lo que hace. Sus dirigentes están dedicados continuamente a destruir lo que queda de la civilización cristiana y saben cómo hacerlo porque estudian para eso y está intensamente motivada por un odio infernal contra todo lo que es bueno. Por eso, jamás supongo -y le sugiero que Ud. tampoco lo haga- que los hechos políticos ocurren por casualidad. Un viejo adagio español dice: "Piensa mal y acertarás". El tonto hace lo contrario y se equivoca siempre.

Entonces cabe preguntarse cuál es el objetivo de este "crescendo" de la violencia a la cual la tiranía kirchnerista le ha abierto ancho cauce desde que usurpó el poder?
(sigue)

No comments:

Post a Comment