Tuesday, September 28, 2010

¿QUÉ OFICIO LE PONDREMOS, MANDAN DIRUN, DIRUN DAN?

80px-Comite_de_Defensa_de_la_Revolucion
Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Los hay para todos los quehaceres imaginables o nó.

Según una recopilación hecha por la Agencia Efe, los singulares oficios del "cuentapropismo" cubano se extienden a todos los trabajos que un ser humano pueda realizar para ganar unos pocos pesos...euros o dólares.
Desde persona que lee la mano o los caracoles, hasta "pelador de frutas naturales" pasando por peinadora de trencitas, nada escapa al escrutinio del régimen para los cuentapro´pistas.

Algunos de los singulares oficios que a partir de octubre se podrán ejercer de forma privada en Cuba son casi prohibitivos en otros países, como trabajar como "dandy" y alcanzan a 178 actividades.
A continuación el artículo de la EFE:

Junto a profesiones tan comunes como peluqueros, masajistas, transportistas, pintores, plomeros (fontaneros), sastres o carpinteros, aparece en el catálogo que se divulgó el pasado viernes en Cuba un grupo de ocupaciones bajo el título de "figuras costumbristas". Ese apartado recoge actividades como "habaneras", cartománticas, caricaturistas, vendedoras de flores artificiales, pelador de frutas naturales, exhibición de perros amaestrados, "dandy" o simplemente "figurantes".
Muchos de estos "oficios" se ejercen habitualmente en la colonial y turística Habana Vieja, el centro histórico de la capital cubana, donde habita una curiosa "fauna" de figurantes y artistas callejeros que actúan de reclamo para los visitantes.

Quien visite la zona se puede topar con personajes como el barbudo "Capitano Hemingway" en el Hotel Ambos Mundos -donde se alojó el autor de "El viejo y el mar"-; un elegante caballero al estilo años 30 que pasea por el entorno de la Catedral o mujeres ataviadas a lo caribeño que fuman puros, venden flores o leen el futuro en las cartas.
En su mayor parte, son ocupaciones que ya están reguladas por la Oficina del Historiador de la Ciudad, el organismo responsable de la recuperación de La Habana Vieja.
Los ingresos de estos "figurantes" proceden del dinero que los turistas les dan por sus "servicios": desde dejarse fotografiar con ellos hasta simplemente charlar.
También pagan un impuesto, que varía según los casos: algunos pagan 600 pesos cubanos al mes (unos 27 dólares) y otros -presumiblemente los que más ingresan- hasta 60 pesos diarios (2,7 dólares).
Lo que algunos de ellos desconocen por el momento es cómo les afectará la catalogación oficial de su actividad como "trabajo por cuenta propia", si tendrán que pagar más impuestos o simplemente si tendrán más competencia.
"No sé muy bien cómo va eso", reconoció a Efe Rafael de 63 años que ejerce de "elegante" en el entorno de la Catedral ataviado con sombrero y traje blancos, sombrero de ala y flor roja en la solapa en un personaje que imita al popular músico cubano Benny Moré.
Una fuente de la Oficina del Historiador consultada por Efe se limitó a explicar que son actividades que ya "están clasificadas" aunque ahora se hayan reconocido en el listado del "cuentapropismo" y que pagan impuestos tanto en este organismo como en la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).
Además de los oficios costumbristas, el trabajo por cuenta propia llega a otras ocupaciones que sorprenden por su peculiaridad, por el grado de detalle con que se describen o por las fórmulas empleadas para eludir la terminología "capitalista".
Forrador de botones, reparador y llenador de fosforeras, servicio de coche de uso infantil tirado por animales, cuidadores de parques y baños públicos o productor vendedor de piñatas y otros artículos similares para cumpleaños son algunos casos.
Llama la atención la forma de describir a los futuros asalariados contratados por particulares: "Trabajador contratado. (solicitado por el trabajador por cuenta propia titular para laborar con él)", reza textualmente en el listado.
Para hacer frente a la grave crisis económica que arrastra Cuba, el Gobierno de Raúl Castro se propone "actualizar el modelo socialista", en un plan que incluye ampliar las licencias para trabajar por cuenta propia en casi 180 actividades.
La mayoría de ellas ya estaban permitidas con anterioridad y muchas otras se realizaban sin autorización del Estado de manera que quedarán ahora "legalizadas". Solo siete de las que aparecen en el nuevo catálogo son completamente nuevas.
En la práctica, la medida abre la iniciativa privada en la isla ya que contempla la contratación de asalariados -lo que daría paso a la creación de pequeñas empresas- o los arrendamientos de viviendas por particulares, entre otros aspectos.
La flexibilización del empleo privado pretende también servir de alternativa a los 500.000 trabajadores del Estado que serán despedidos en los próximos seis meses dentro del plan del presidente Raúl Castro para aligerar las infladas plantillas públicas del país.

No comments:

Post a Comment