Wednesday, September 22, 2010

"ORACION POR TODOS"

14ago09 004/> PARTIR DE HOY Y HASTA EL DOMINGO MIS BLOGS, "APUNTES DE UNA PERIODISTA" Y "SUCEDE AHORA" LLEVARÁN "LA ORACION POR TODOS", DEL GRAN ESCRITOR Y POETA VENEZOLANO ANDRÉS BELLO (1781 – 1865).
EN MI PATRIA, ANDRÉS BELLO DEJÓ UNA OBRA IMPERECEDERA. FUE EL PRIMER ARTÍFICE Y RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE, DONDE ESTUDIÉ MI CARRERA COMO PERIODISTA."


Andrés Bello se inspiró para esta composición poética en una de las célebres "Hojas de Otoño", de Víctor Hugo. El padre, ya viejo, y fatigado por el largo camino de la vida, aconseja a su hija que no deje de elevar su espíritu, sustrayéndolo a las miserias terrenales; que tenga benevolencia y perdón para las debilidades humanas; que recuerde a los muertos queridos, y que ore por ellos y por todos.
angelus
ORACION POR TODOS

Ve a rezar, hija mía. Ya es la hora
De la conciencia y del pensar profundo:
Cesó el trabajo afanador, y al mundo
La sombra va a colgar su pabellón.
Sacude el polvo el árbol del camino
Al soplo de la noche; y en el suelto
Manto de la sutil neblina envuelto,
Se ve temblar el viejo torreón.

¡Mira! su ruedo de cambiante nácar
El Occidente más y más angosta;
Y enciende sobre el cerro de la costa
El astro de la tarde su fanal.
Para la pobre cena aderezado
Brilla el albergue rústico, y la tarda
Vuelta del labrador la esposa aguarda
Con su tierna familia en el umbral.

Brota del seno de la azul esfera,
Uno tras otro, fúlgido diamante;
Y ya apenan de un carro vacilante
Se oye a distancia el desigual rumor.
Todo se hunde en la sombra: el monte, el valle,
Y la iglesia, y la choza y la alquería;
Y a los destellos últimos del día
Se orienta en el desierto el viajador.

Naturaleza toda gime; el viento
En la arboleda, el pájaro en el nido,
Y la oveja en su trémulo balido,
Y el arroyuelo en su correr fugaz.
El día es para el mal y los afanes:
¡He aquí la noche plácida y serena!
El hombre tras la cuita y la faena
Quiere descanso y oración y paz.

Sonó en la torre la, señal; los niños
Conversan con espíritus alados;
Y los ojos al cielo levantados,
Invocan de rodillas al Señor.
Las manos juntas y los pies desnudos,
Fe en el pecho, alegría en el semblante,
Con una misma voz, a un mismo instante
Al Padre universal piden amor.

Y luego dormirán; y en leda tropa
Sobre su cuna volarán ensueños,
Ensueños de oro, diáfanos, risueños,
Visiones que imitar no osó el pincel;
Y ya sobre; la tersa frente posan,
Ya beben el aliento a las bermejas
Bocas, como lo chupan las abejas
A la fresca? azucena y al clavel.

Como para dormirse, bajo el ala
Esconde su cabeza el avecilla,
Tal la niñez en su oración sencilla
Adormece su mente virginal.
¡Oh dulce devoción, que reza y ríe!
¡De natural piedad primer aviso!
¡Fragancia de la flor del paraíso!
¡Preludio del concierto celestial!

No comments:

Post a Comment