Friday, September 24, 2010

AQUí, HAY GATO ENCERRADO...

1243701331056_f

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista


Chávez confesó...
El otro Chávez, el salvadoreño.

El diario Granma reseña que Francisco Chávez Abarca, confesó que planificó asesinar al presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías.
El salvadoreño, actualmente detenido en Cuba, acaba de admitir a las autoridades de la isla que a finales de septiembre de 2005 planificó asesinar a Chávez.

Según publica el Granma, este atentado estaba comandado por "el connotado terrorista internacional, Luis Posada Carriles".

Todo este asunto huele a pescado, sin estar en el litoral:
El salvadoreño Chávez Chávez aseguró que para llevar a cabo el magnicidio del otro Chávez "el propio terrorista", que vive en Miami, le ordenó utilizar un fusil Barret calibre 50.
Chávez Abarca reveló que entre los planes actuales de Posada Carriles sobresale la intención de hundir barcos petroleros que hacen la travesía desde Venezuela a Cuba llenos de crudo.

Agregó además que la Fundación Nacional Cubano Americana destina casi 100 millones de dólares a planes contra el territorio venezolano.

Chávez Abarca explicó al Granma que luego de salir de una prision en su país en septiembre del 2007, se había reunido con Posada Carriles para coordinar y realizar acciones violentas contra Cuba y otras naciones del eje Caracas-La Habana.
Agregó el salvadoreño que fue allí cuando se planearon nuevos atentados contra Chávez y que Posada Carriles se jactaba de sus vínculos con la CIA, la Fundación Nacional Cubano Americana y políticos estadounidenses.

Al salvadoreño se le acusa de colocar bombas en la discoteca cubana "Aché" y en el piso 15 del hotel Meliá Cohíba de La Habana el 12 y el 30 de abril de 1997, y otra en el hotel Comodoro.

Según el Granma, la red terrorista de Posada Carriles introdujo en Cuba en 1997 más de 30 artefactos explosivos, de los cuales 11 explotaron en diferentes instalaciones turísticas, provocando la muerte del joven italiano Fabio Di Celmo, varios heridos y daños materiales.

El "gato encerrado" es que este salvadoreño prácticamente "se entregó" a las autoridades venezolanas, que lo extraditaron a Cuba, cambió de avión en el aire (subió en uno y aterrizó en otro sin escala en ningun otro aeropuerto) y ahora hace sus "fulminantes" declaraciones -que son publicadas en el Granma- a menos de dos días de llevarse a cabo cruciales elecciones legislativass en Venezuela.
Miau

No comments:

Post a Comment