Tuesday, September 28, 2010

APLO PRESS COMENTA

El caso venezolano debe ser una escuela, del juego democrático para los cubanos, como debe ser el caso cubano para los venezolanos. Ambos sistemas caminan en sentido contrario, con el mismo propósito: un punto de equilibrio que les permita mantenerse en el poder. Venezuela busca romper las instituciones democráticas, para fortalecer su democracia totalitaria, mientras Cuba, implementa medidas económicas liberales, se perfila hacia una apertura política que legitime la nueva nomenclatura, protegiendo su patrimonio económico, fruto de las conquistas revolucionarias de sus antecesores. En ambos casos, siempre estará presente la manipulación emocional de las masas, para garantizar su respaldo.

No comments:

Post a Comment