Saturday, September 25, 2010

AL HOYO

FosasN.N.1
Fosa la Macarena, Colombia

Diccionario Inteligente
25 Septiembre 10 -
Alfonso Ussía

Vivimos acobardados y sometidos al «buenismo» políticamente correcto imperante. «Todas las muertes son lamentables», se acostumbra a decir. Nada de eso. Hay muertes que merecen bailes y fiestas. Un inocente muerto es una tragedia. Un terrorista muerto es motivo de algarabía. Me ha hecho feliz la noticia de la muerte del «Mono Jojoy», el jefe del narcoterrorismo colombiano de las FARC. De «guerrillero» lo motejan los tibios. Asesino a secas. El heredero de Marulanda «Tirofijo», también al hoyo. Y yo al bollo mojado en café de Colombia, festejando el desayuno. Que la selva se coma a sus propios gusanos. Como ha hecho con los restos inhumanos de «Tirofijo», de «Raúl Reyes», de «Iván Ríos», de «El Negro Acacio», de «Martín Caballero» y tantos otros. Ahora hay que acorralar a «Alfonso Cano» e «Iván Márquez», los «Himmler» supervivientes de las FARC. O los Stalin, que tanto monta, monta tanto.

Al hoyo, y bien tapadito, para que no escape ni una aerofagia descompuesta de su cadáver. Se acumulan en su cuerpo abatido por el Ejército de Colombia –¡enhorabuena!– centenares de asesinados, centenares de familias destruidas, decenas de miles de horas sin libertad de secuestrados. Sufrimientos, torturas, humillaciones, y litros y litros de sangre inocente derramada. ¿Hay que lamentar su muerte? Para nada. Colombia, en ocasiones tan sola e incomprendida, le está ganando la guerra al terrorismo más cruel y despiadado del mundo.

Más aún, si se pueden establecer equivalencias desde el horror, que el de Al Qaeda, Hamas, el IRA o la ETA. ¿Lamentan los colombianos de bien, su inmensa mayoría, la muerte del «Mono Jojoy»? Siguen celebrándola, bailándola y embriagándola. Brindo desde España con todos ellos. Y no bailo para no estropear la fiesta.

Alguien escribirá que «ha muerto un guerrillero». Siempre hay que dejar un espacio a los idiotas para que desahoguen sus empanadas mentales. Intuyo una honda tristeza en las selvas fronterizas del bolivariano. Con motivo de la muerte de «Tirofijo», Chávez se deshizo en lágrimas y elogios. Ánimo, colombianos, y a por ellos. El Presidente Santos ha seguido el gran camino marcado por el Presidente Uribe. Y no olvidemos a Pastrana, y a todos los que desde la cumbre del poder político de Colombia han sentido la soledad de su lucha. Porque ahora, al fin, la vieja, distante y soberbia Europa ha empezado a aplicar correctamente las palabras a los hechos. Y aunque los hay, y los habrá, cada día que pasa se habla menos de la «guerrilla» y más del terrorismo, y menos de los «guerrilleros» y más de los criminales.

Me encantaría enviar un infinito y apretado abrazo a todos los colombianos firmes, demócratas, resistentes, pacíficos y libres. Ellos son, además, culturalmente, los mejores custodios de la palabra española. Están ganando y van a ganar. Menos derroche del dinero público y más ayuda, compacta y verdadera, a la nación hermana que más ha sufrido el dolor y la injusticia. ¿Tengo el derecho de manifestar mi alegría por la muerte del «Mono Jojoy»? Lo tengo y me sobra. Un beso a Colombia, mujer fuerte.



-------------------------------------------------------------------------------------------

MAS NOTICIAS DE HOY EN EL ARCHIVO

--------------------------------------------------------------------------------------------

4 comments:

  1. Hay que darle las gracias a Uribe, por supuesto a Santos, él ha tomado ese ideal y lo lleva adelante. Que clase de favor nos está haciendo a los cubanos,en realidad, en una época donde ya no existen los EEUU, con Obama empezó realmente la decadencia, Colombia son los Estados Unidos, será que Colombia va a ser La Gran Colombia?

    ReplyDelete
  2. Cien por ciento de acuerdo con este artículo, y no solo eso, todavía nos quedan unas cuantas fiestas por hacer.

    ReplyDelete
  3. Isandra:
    Se tiene que llegar a tener control de la situacion y parece wue el gobierno de Colombia lo está logrando.

    ReplyDelete