Friday, August 27, 2010

AIRE ENRARECIDO

AY PAPA AHORA SI LA CA...
(Me gusta esta foto, es tan...Chávez).

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Todo tema es válido para la controversia en Venezuela y más aún en estos días de cuenta regresiva hacia el 26 de septiembre, día de elecciones legislativas.

Nunca como hasta ahora, los sobrevivientes de este naufragio han tratado tan intensamente de aferrarse a cualquier tabla que los pueda mantener a flote.

Los funcionarios de gobierno con Hugo Chávez a la cabeza, saben que se lo juegan todo en esas elecciones que podrían dar vuelta el tablero y empezar otro juego de cara a las elecciones presidenciales del 2012.

Los pretextos de Hugo Chávez son variados y hasta cómicos:
-Usar los restos de Simón Bolivar.
-Acudir a pedir consejo a Cuba.
-Criticar a Miss Universo 2009, quien al entregar esta semana su corona enarboró la bandera de las siete estrellas en desafío a Chavez que ordenó hace dos años añadir otra, dentro de los cambios de los símbolos nacionales.
-Hostigar a la oposición.
-Redoblar sus ataques contra la prensa no oficialista.
-Ordenar la salida de tanquetas a las calles aduciendo que es para combatir la delincuencia.
-Enardecer a simpatizantes del oficialismo para que salgan a las calles a protestar por fotos de los periódicos, donde se exponen los cadáveres hacinados de las víctimas del hampa que actúa sin freno.
-Acrecentar el odio contra Estados Unidos.
-Asegurar públicamente que no tiene cáncer (¿?)

Este último pretexto, para llamar la atención y conmmover a los pocos que todavía lo siguen, es desmentir que está enfermo y sufre de cáncer.
El comentario generó una serie de rumores que no existían y ahora, se añade como otra distracción del momento y es el tema de moda en toda Venezuela.
Hay que recordar que Chávez viene fresquito de haber ido a pedir instrucciones a su Papi cubano.

2 comments:

  1. Wieder el 26, vamos a ver que nos depara esta vez. La Histori del Chaveztia ha demostrado que con sus repliegues cobardes ha ganado mucho, a lo mejor ese fue el consejo que le dió su Comandante.

    ReplyDelete