Saturday, August 28, 2010

DOCUMENTAL DE ORLANDO ZAPATA TAMAYO

martir-zapata
Un documental recoge la vida y sacrificio del preso político cubano Orlando Zapata
Sábado, 28 de Agosto de 2010
EFE
Imprimir
La lucha pacífica por el ideal de la libertad en Cuba, hasta dar la vida por él, centra el documental "¡Zapata vive!", que muestra imágenes y testimonios de la vida del preso de conciencia cubano Orlando Zapata Tamayo, que murió tras haber permanecido 85 días en huelga de hambre. La cinta, que se proyectará mañana, sábado, en el Colegio Belén de Miami, recoge "el sacrificio de Tamayo y su voluntad de enfrentar al régimen totalitario castrista", desafío que pagó con su propia vida, dijo a Efe Pedro Corzo, coproductor del documental. Corzo evocó la figura del fallecido preso político, un joven de 42 años que "nació bajo un régimen totalitario, sin derechos ni libertades", pero que "tenía conciencia" de esos valores.

El documental de 57 minutos de duración muestra imágenes de Zapata inéditas, cuando era joven, de lugares donde desarrolló su actividad política, así como el testimonio de personas que sufrieron junto a él la privación de la libertad por militar en la oposición al régimen y exigir el respeto a los derechos humanos, agregó.
Zapata, como otros jóvenes cubanos de su generación, demostró "la firmeza de sus convicciones", pese a haber nacido en una "sociedad sin libertad ni derechos", destacó Corzo, director del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo.
El albañil Zapata Tamayo, uno de los 75 disidentes condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel, murió en un hospital de La Habana, adonde fue trasladado desde un centro médico para reclusos de la capital cubana, a raíz del deterioro de su estado de salud.
Fueron muchas las voces, incluidas las de la disidencia interna y organizaciones opositoras en el exterior, las que culparon al régimen castrista de la muerte de Zapata, por el abandono criminal en que estuvo y las torturas a que le sometieron.
La disidencia aseguró que fue la privación de agua durante 18 días a que le sometió el régimen lo que agravó su estado de salud y le causó daños irreversibles en un riñón.
Se trata del episodio más "sanguinario y vesánico" del régimen contra Zapata Tamayo, "los 18 días que le negaron el agua y las fuertes golpizas que recibió al entrar en huelga de hambre", resaltó Corzo.
"Estuvo en una celda tirado, recibiendo golpizas durante esos 18 días y sin recibir ninguna atención médica. Cuando se agravó su estado, lo trasladaron a un hospital de La Habana, pero ya era tarde", por eso, aseguró, Zapata "falleció a consecuencia de los malos tratos".
Con la huelga de hambre, Zapata reclamaba que se le tratara como prisionero de conciencia y que se pusiera en libertad a los presos políticos enfermos.
El documental, dirigido por el cubano Wenceslao Cruz, arranca con la voz e imágenes de Zapata Tamayo y de su madre, Reina Luisa Tamayo, quien ha sufrido actos de acoso y maltrato por parte de las autoridades y grupos progubernamentales por su negativa a callar sus denuncia de que la muerte de su hijo fue un asesinato.
Además de los comentarios de Reina Luisa, el documental es también el relato hablado de personas que le conocieron en la infancia y en su primera juventud, continúa Corzo, entre ellos el de un amigo que practicó con Zapata el boxeo en el ámbito profesional.
Un aspecto inédito de este documental, explica, es que para su realización se contó con "tres productores asociados en la isla, tres jóvenes cubanos que, al igual que Zapata, nacieron después del triunfo de la revolución"; lo que desmiente, subrayó, "el mensaje del Gobierno de que la juventud está en pleno con el régimen".
El documental ofrece grabaciones realizadas en la isla, en España y en varias ciudades de Estados Unidos.

No comments:

Post a Comment