Thursday, August 26, 2010

CARTA DEL PRESO DE CONCIENCIA ALFREDO FELIPE DESDE LA PRISIÓN DE GUANAJAY

26-08-2010.
Alfredo Felipe
Preso de Conciencia del Grupo de los 75
(www.miscelaneasdecuba.net).- Prisión Guanajay, Provincia de La Habana, Cuba, 29 de julio, 2010

Querida Maria,
¿Se acuerda de las inefables imágenes de la orquesta del Titanic afanándose en cumplir con su misión en medio de la tragedia? Quizá su ejecutoria no alcanzó la excelencia artística, pero la increíble dignidad de su música, aquella noche, marcó la Historia.
Uno se siente perplejo, desconcertado ante esas imágenes y al no saber qué decir, nos reímos y hasta nos burlamos, para esquivar la comparación de qué haríamos nosotros en caso análogo. Y aunque nuestro caso de hoy no parece tragedia porque lo disfrazan de salvación, yo me dediqué a construir un violín, en homenaje a aquellos músicos sin parangón, que vencieron la proyección de sus instintos y nos legaron una insuperable pieza de dignidad, de respeto al respeto, quijotesco quizá, pero superior.

El violín lo construí para ellos, y también para mitigar el hartazgo que me provocan las "estertóricas" maniobras del régimen. pero se lo regalo a Ud. que lo puede conservar mejor.


Comprendo si no me entiende, pero escribo bajo la influencia de un "caso análogo" surrealista: ¿salvo el cuerpo si aparece la balsa, o sigo tocando el violín?

Después de estos siete años y cinco meses ya la salud no me permite construir mesetas o escaleras para ganarme la vida; y la azarosa variante de vendedor ambulante hoy me avergonzaría practicarla después de tantas noticias por Internet y prisionero de conciencia. Esto, unido a la variante de seguir preso improductivamente, me empuja hacia la balsa, y es lo razonable.

Pero a lo racional se opone un poderoso antagonista: lo emocional, que resulta de una amplia conjunción de situaciones familiares, sentimientos y valores, cuya influencia pesa en sentido contrario al gen de los instintos "razonables.". Además, me siento indignado por las dobleces de las jugadas de engaño, y la manipulación de propaganda política que, a cierto plazo y con el fin de desmoralizarnos, persigue el régimen.

Por otro lado, desde que comenzó esta "crisis", me siento más sereno y convencido que nunca; muy en contra de lo que escribió en El PAIS su corresponsal habanero Mauricio Vicent, quien afirmó más o menos que Miguel Galbán y yo estamos "ansiosos" (o desesperados, no sé bien) por emigrar, Como no sabemos por qué el Sr. Vicent sacó semejante conclusión, Galbán le reclamó, en nombre mío también; él se disculpó todo cuanto pudo con ambos, pero no basta: debería publicar una rectificación del gazapo en EL PAIS

Galbán está redactando una nota de posición, mientras yo, harto, construyo stradivarius miniaturizados para Ud., escribo "bajo costes",* y sueño con viejos y nuevos proyectos.

Aquí en la prisión no hemos visto el escrito, lo supimos por Payo.

Ya le pedí a mi esposa Loyda, y ahora a Ud, desmentirlo, con la debida consideración,, después de leer el artículo

* bajo coste, su modo burlesco de llamar a sus escritos y artículos, pues le llamó la atención que se llamara así a los vuelos
económicos.

Si desean transmitir la queja de estos dos presos, escriban a Milagros Pérez Oliva, Defensora del Lector. defensora@elpais.es

No comments:

Post a Comment