Saturday, July 31, 2010

QUÉ PASARÍA SI DEJAMOS AFGANISTÁN

1101100809_400
Cruento castigo talibán
Una adolescente de 18 años, a quien los talibanes en Afganistán le cortaron la nariz y las orejas, es la dramática portada de la edición de agosto de la revista Time.
Como dice el presidente Lula da Silva para justificar su silencio ante la lapidación a una mujer en Irán, "es un asunto religioso".
(Recuerden sus despectivas palabras en torno a los presos politicos cubanos, tildándolos de delincuentes).
Pues bien, este tipo de "castigos divinos" estremece como en el caso de una joven de 18 años de Afganistán, a la que le cortaron la nariz y las orejas y que ocupa la portada de la edición de agosto de la revista Time.

La mujer llamada Aisha fue condenada por la justicia talibán a vivir así; y el medio estadounidense quiso graficarlo en momentos en que se critica la labor de Estados Unidos en Afganistán, tras revelarse algunos archivos secretos.

La nota de la portada se titula “Qué pasaría si dejamos Afganistán” y el editor del medio, Richard Stengel, explicó que “Pensé mucho sobre si debía poner o no esa imagen. Yo quería asegurarme de que Aisha no perdiera su seguridad por esto y que entendiera lo que significaba su cara en la tapa”.

“Ella sabe que se convertirá en el símbolo del precio que las mujeres afganas han tenido que pagar por la ideología represiva de los talibanes”, agregó.

EN IRAN
MUERTE POR LAPIDACIÓN DE UNA JOVEN



Asesinato “por honor” de de una joven iraquí de 17 años llamada Du’a Khalil Al-Aswad.
La adolescente de origen kurdo llamada Du’a Al-Aswad fue apedreada hasta morir por una turba que la linchó en Irak, porque había violado el honor de su familia. Un video del apedreamiento, filmado por los propios participantes usando sus teléfonos celulares, fue publicado en http://leilamagazine17.blogspot.com/2008/02/blog-post_6785.html.

1 comment:

  1. Kein Komentar! Que se puede decir de semejante barbaridad. Yo tengo un amigo, no muchos que me dicen que el Islam es una religión pacífica, coñó!

    Pero lo más triste no es Afganistan, en Africa se expande el Islam, específicamente en su variante fundamentalista, pobre Africa. Hay que decir que los no-fundamentalistas son simplemente durmientes, cuando despiertan, a cortar manos, orejas, narices, apedreamientos, cortar cabezas, etc. Lamentablemente, los que no creemos en su Dios estamos condenados si no aceptamos su dominación... pacíficamante, siempre!

    ReplyDelete