Tuesday, July 20, 2010

OTORGAN PERMISO DE SALIDA A USA AL PRESO POLITICO ARIEL SIGLER AMAYA

fotonoticia_20100615204002_500

Confirman la información Noelia, la esposa de Ariel Sigler y varios activistas en Matanzas.
Confirman la información Noelia, la esposa de Ariel Sigler y varios activistas en Matanzas.

La Dictadura da permiso de salida hacia E.U. a ex preso político Ariel Sigler tras mediar Cardenal
Martes, 20 de Julio de 2010
Vanguardia - Colombia
El Gobierno de Cuba otorgó este martes al ex preso político parapléjico Ariel Sigler, excarcelado en junio, permiso de viajar a Estados Unidos, tras mediar el cardenal Jaime Ortega para que las autoridades agilizaran el trámite, afirmó la esposa del opositor. "Por fin este martes le entregaron la carta blanca (permiso de salida) a Ariel. Ahora solo debe comprar su boleto", explicó a la AFP Noelia Pedraza, quien precisó que su marido se quedará "definitivamente" en Estados Unidos, donde recibirá atención médica. "El cardenal me llamó ayer (lunes) y me dijo que había intercedido por Ariel ante el Gobierno, que tuviera paciencia que todo se iba a solucionar, y que hoy me iba a llamar el Ministerio del Interior para que fuera a recoger el permiso, como sucedió", añadió Pedraza.
Las autoridades dieron el permiso -solicitado hace 20 días- un día después de que el opositor, de 46 años, protestara en la oficina de Migración de Matanzas (oeste) porque le dijeron que debía esperar al menos 30 días.
Según la familia, Sigler gritó entonces consignas contra el Gobierno y sacó un cartel que rezaba la advertencia: "Me estoy muriendo, necesito curarme y me están negando la salida".

El ex prisionero fue llevado a su casa, en la localidad de Pedro Betancourt (Matanzas) en un microbús de la Seguridad del Estado, tras lo que se produjo la llamada del cardenal, explicó su hermano, Juan Francisco Sigler.

El disidente fue excarcelado el 12 de junio como primer resultado de un inédito diálogo entre el cardenal Ortega y el presidente Raúl Castro, y ocho días después recibió una visa humanitaria de Estados Unidos, tras lo que comenzó el trámite ante las autoridades cubanas.

Como fruto de la mediación de la Iglesia, el Gobierno comenzó la semana pasada a liberar a 52 presos políticos que quedaban en prisión del grupo de 75 opositores condenados en 2003 -entre ellos Sigler-.

EEUU no dará tratamiento especial a presos liberados

JUAN O. TAMAYO

Diplomáticos estadounidenses en La Habana comenzaron el martes lo que calificaron como reuniones de rutina con familiares de presos políticos que desean información sobre el proceso de pedir su ingreso a Estados Unidos, en caso de ser liberados.

"Esto no tiene nada de nuevo o excepcional'', dijo una portavoz de la Sección de Intereses. "Esta es simplemente una oportunidad de brindar información sobre los mecanismos disponibles si desean pedir entrada en Estados Unidos''.

Por lo menos seis familiares fueron el martes a la Oficina de Intereses en busca de información, dijo una de ellos, Berta Soler. Su esposo, Angel Moya, cumple una condena de 20 años y está entre los 52 que serán liberados por el gobierno.

Soler dijo que le hablaron sobre las diferentes opciones para solicitar entrada a Estados Unidos pero le advirtieron que el procesamiento demoraría. "No le va a ser posible a los presos salir directamente de la cárcel con destino a Estados Unidos'', declaró a la agencia de prensa AFP en La Habana.

Cuba ha prometido poner en libertad a 52 presos políticos --los últimos que quedan en la cárcel de los 75 disidentes sentenciados a largas condenas de prisión durante una ola represiva en el 2003-- tras históricas conversaciones entre Raúl Castro y autoridades católicas de la isla, respaldadas por el gobierno español.

Veinte de los 52 han acordado salir directamente de la cárcel con destino a España y 11 ya están en Madrid. Otros 10 han jurado que se quedarán en Cuba si los ponen en libertad y no se sabe nada de los 22 restantes.

Mientras tanto, el disidente Ariel Sigler Amaya, liberado el 12 de junio, recibió el martes la autorización de Cuba para abandonar la isla y viajar a Miami en los próximos días, dijo su hermano Miguel Sigler, quien vive en Miami.

"Ayer recibió una golpiza cuando fue a reclamar el permiso de salida'', dijo el hermano a El Nuevo Herald. "Hoy, sorpresivamente, recibió una llamada de la misma persona con la que habló ayer, que fuera a recoger el permiso''.

Ariel Sigler, que está confinado a una silla de ruedas, recibió un "visado humanitario'' de Estados Unidos --cuando estaba todavía en la cárcel-- luego de dos meses de procesamiento por parte del Departamento de Estado, según su hermano.

Las reuniones individuales entre funcionarios de la Oficina de Intereses y familiares de los presos se realizaron en lugar de la sesión única planeada inicialmente para la 1 p.m. debido a que probablemente habría muchas preguntas sobre cómo solicitar estatus migratorio, de refugiado, y otros temas, dijo la portavoz.

Algunos de los 52 han dicho que no se irán a España pero que saldrían de la isla si se les permite irse a Estados Unidos, indicó Soler, pero "hay procedimientos [de Estados Unidos] que hay que seguir''.

Algunos de los otros familiares que fueron a la Oficina de Intereses dijeron que les hablaron sobre la posibilidad de que se agilice el procesamiento de las solicitudes, pero la portavoz afirmó que las opciones que se discutieron fueron las habituales. La portavoz pidió no ser identificada debido a normas del Departamento de Estado.

Refiriéndose a nuevos reportes el lunes de que representantes de la Iglesia y de la embajada española fueron invitados a la reunión del martes, la portavoz dijo que todos los interesados tenían una "invitación abierta'' para reunirse con funcionarios de la Oficina de Intereses.

Al preguntársele si el ofrecimiento de información por parte de la Oficina de Intereses era una indicación de un esfuerzo por parte de Washington de apoyar las conversaciones entre Castro y la Iglesia, añadió: "Yo no lo calificaría de esa manera en absoluto''.

"Este es un servicio que prestamos todo el tiempo'', dijo. "Es una oportunidad general para todo el que tenga preguntas sobre los mecanismos para solicitar la entrada a Estados Unidos''.

Al mismo tiempo, el presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón pareció insinuar que Castro podría poner en libertad a otros presos políticos, siempre y cuando no hayan participado en actos de violencia, reportó la agencia de prensa EFE.

El cardenal cubano Jaime Ortega ha dicho públicamente que "el deseo del gobierno cubano es poner en libertad a todas esas personas que no hayan cometido delitos con derramamiento de sangre'', dijo Alarcón durante a una visita a Suiza, según EFE, que atribuyó el comentario a la misión cubana en las oficinas de la ONU en Ginebra.

Alarcón, en una entrevista publicada el martes por el diario brasileño O Estado do Sau Paulo, se atuvo a la línea oficial de que en Cuba no hay presos políticos ni disidentes encarcelados.

Los presos "no son disidentes. Son personas acusadas de delitos y de trabajar para potencias extranjeras que quieren destruir nuestro país'', dijo.

Al preguntársele sobre el presidente Barack Obama, Alarcón dijo que el Presidente es ‘‘lo mismo de siempre. Usa un lenguaje más medido, un estilo más calmado, pero su política exterior es básicamente la misma de antes''.

Ocho disidentes que debían haber sido liberados y enviados a España el lunes serán liberados entre el martes y el jueves porque no había pasajes disponibles para ellos para volar a Madrid con 38 familiares, reportó EFE desde Madrid.

Esas personas son Manuel Ubals González, Ricardo Enrique Silva Gual, Alfredo Manuel Pulido López, Blasgiraldo Reyes Rodríguez, Jorge Luis González Tanquero, Arturo Pérez de Alejo Rodríguez, Antonio Ramón Díaz Sánchez y José Ubaldo Izquierdo Hernández.

Izquierdo Hernández aceptó una oferta de asilo político de Chile y seguirá camino a Santiago cuando llegue a Madrid, dijo a EFE su esposa, Yumilka Morejón.

No comments:

Post a Comment