Sunday, July 25, 2010

MIEDO: NO VIAJA A CUBA

robar-y-dejar-robar

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Se quedó "con los crespos hechos". Hugo Chávez anunció que suspendía su viaje a Cuba y suspendió también, en la rabieta, su habitual programa de los Domingos, "Aló Presidente".

Como nadie lo entiende, envió señales confusas:
Por una parte amenazando de cortar el petróleo a los Estados Unidos y por la otra tratando de mostrarse conciliatorio.

Con respecto a la suspensión del programa, en realidad poco le importa a los venezolanos. Por el contrario, ese hecho fue un alivio, frente a las abrumadoras cadenas de radio y televisión a que los tiene sometido 'Mauricio', el Déspota de Miraflores.

Quizás 'Mauricio' tuvo miedo de aparecer frente a las pantallas, implorando clemencia y tratando de emmendar errores.
A lo mejor ya su cerebro se secó en la búsqueda de "Temas para el Olvido", donde trata de darle a los venezolanos -en actos circenses- el "soma" de la amnesia, para que no recuerden quién los gobierna y las barbaridades diarias que ejecuta como Máximo Líder en lo poco que queda de país.

Lo que sí se capta, es un ansioso deseo de "borrón y cuenta nueva" con el Presidente Electo Juan Manuel Santos, su archi enemigo cuando Santos fue Ministro de Defensa en el gabinete de Alvaro Uribe.

Chávez no hizo Aló Presidente, pero envió un mensaje de "esperanza" al nuevo gobierno de Colombia en su columna "Las Líneas de Chávez", donde copia el estilo de las Reflexiones de su mentor de Cuba.

El mandatario venezolano indica en ese artículo que es preciso "recibir señales claras e inequívocas de que hay una voluntad política real en el nuevo Gobierno", antes de restablecer las relaciones entre ambos países".

De paso, culpa de toda la crísis entre los gobiernos de Bogotá y Caracas al actual presidente colombiano Álvaro Uribe, a quien acusa de haber roto "todos los puentes" que unían a ambos Gobiernos.

Chávez reitera que su corazón estrujó una sola lágrima (será que ese corazón es tuerto?):

"No nos quedó más alternativa, por dignidad, que romper totalmente las relaciones diplomáticas con su Gobierno. Fue un anuncio que hice con una lágrima cruzándome en el corazón".

Ahora, con respecto a la suspensión de su cacareado viaje a Cuba, donde iba a ser el orador de honor en los festejos del 26 de Julio, sólo hay una conclusión:

Miedo, Chávez tuvo miedo de salir del país, porque piensa que si 'Mauricio' (su enter ego) sale, puede que no regrese.

Saludos desde la lejanía a su Padre Fidel, y el resto de la Cúpula gobernante de Cuba, que bien pueden haberlo aconsejado que se quedara mejor en casa, cuidando los "corotos".

No comments:

Post a Comment