Thursday, July 29, 2010

CONCILIÁBULOS

2039196161_d663d1c20b

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

La política en general es repugnante, porque vende por beneficios o simpatías partidistas hasta el alma de una nación si se juzga conveniente.

Los políticos prometen fidelidad y respeto a la patria, pero están dispuestos a cambiar y conceder principios, en el momento que vean una oportunidad para avanzar en sus propósitos.

Lo que se cuece -o se cocinó- por debajo de la mesa en el asunto de los cinco espías cubanos es escandaloso, pero nadie dice nada.

Ahora el "recobrado" Fidel Castro predice que los cinco "héroes" estarán de regreso a la Isla antes de fin de año y lamenta, -tomen nota- que hay que tener lástima de estos “cinco seres humanos separados de la familia”.
Y los presos políticos cubanos, ¿no han estado separados por años de sus seres queridos, sin haber cometido delito alguno?
¡Por favor, ¡hasta cuándo el cinismo!

Pudiera ser que este vaticinio del Nostradamus Cubano sí se cumpla, porque el asunto ha sido cabildeado con vigor, como una materia de Porfía del Convaleciente desde 1998, cuando se produjeron los arrestos de los cinco espías en Estados Unidos.
Lo mismo que el embargo, el Dictador I quiere ganar la partida como un asunto de desafío frente al Coloso del Norte.

Los entretelones de toda la negociación se han mantenido en el secreto, pero se ha filtrado que la decisión de ponerlos en libertad ya está tomada.
Habría que preguntarse cómo fue que el Poder Ejecutivo, o sea Obama, pudo convencer a la rama Judicial de liberar a los espías.

Pero hay precedentes en el mundo de la política estadounidense.
Recientemente se produjo el intercambio de espías rusos entre Washington y Moscú así que, que nadie se sorprenda de un "arreglo" con la Habana.
Tengan por seguro que cuando eso ocurra, el Régimen cubano hará un carnaval con la llegada de los "héroes" y ofrecerá así el Circo que tanto necesita. Y los espías, que se hundan más tarde en el olvido, como Juan Pablo Roque y tantos otros.

No comments:

Post a Comment