Monday, June 21, 2010

EL DESPERTAR

DSC00681
Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista

Los países de América Latina están cansados de la intransigencia de la izquierda, que no ha conducido a nada positivo y sólo ha traído pobreza y retroceso a los pueblos que siguieron este tipo de gobierno.

Especialmente este rechazo se está comenzando a percibir en naciones satélites del Eje Venezuela-Cuba.
Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Argentina tienen problemas de abierto descontento. Incluso hay escisiones dentro de los mismos gobiernos, como ocurrió recientemente con la renuncia del canciller argentino Jorge Taiana, quien dejó el cargo tras cinco años de ejercerlo por diferencias con la Presidenta Cristina Fernández.

La verborrea, las promesas y los pobres resultados han repercutido en las conciencias del electorado, quien ha querido volver a los tiempos de calma de la democracia.

Los pueblos, conquistados en el pasado por la palabra fácil de los flautistas políticos -que tocaron la música pero no se unieron a la danza- han recapacitado y ahora votan distinto, en un vuelco político completo hacia la derecha.

La sobriedad política que vive América Latina hoy en día se basa en el temor de convertirse en algo parecido a Venezuela o Cuba.
El peor favor que Hugo Chávez le ha hecho al Socialismo es imponerlo a rajatabla, cueste lo que cueste y sin contemplaciones, lo que ha tenido un impacto negativo en el electorado de la región.

El resonante triunfo de Juan Manuel Santos en Colombia es el espejo donde hoy se mira la entera región, hastiada de odios y pobre desempeño de sus mandatarios.
La tolerancia es la palabra mágica que están levantando en alto los nuevos gobiernos como Panamá, Chile, Perú y ahora Colombia.

Las palabras de Santos en su discurso presidencial,al resultar vencedor suena como un toque de diana en el despertar del hemisferio:

“Demos vuelta a la página de los odios, demos vuelta a la pagina de las divisiones… a Colombia le llegó su momento de brillar en el mundo… porque tenemos lo más importante para lograr el éxito y eso es nuestra gente. Seguiremos adelante enfrentando a los enemigos de la patria.
En las relaciones conflictivas hay dos caminos. Los invito a abrir caminos por el bien de nuestros pueblos.
¡A las FARC y a los violentos se les agotó su tiempo y los colombianos saben que yo se como combatirlos!
Colombia tiene derecho a soñar en grande”.


Yo simplemente quisiera añadir:

Todos los países de América Latina... y del mundo, tienen ese derecho.

No comments:

Post a Comment