Tuesday, June 1, 2010

DESAFIOS DE LA NACION CUBANA

La miseria crónica crece

Dr. Darsi Ferrer, preso de conciencia

31 de mayo de 2010

Prisión de Valle Grande, La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – Ahorro o muerte es la frase lapidaria que enarbolan como consigna los principales dirigentes del gobierno. Los mismos señores que, a pesar de haber convertido a la nación cubana en una sociedad fallida y ha sometido al pueblo a condiciones precarias de vida, disfrutan de las prerrogativas y privilegios que se reservan por su condición de élite dominante.

Durante medio siglo en el poder, la política oficial de centralización y estatización de los recursos del país y de las actividades productivas y del comercio, logró como resultado la aniquilación de la economía nacional y hoy los cubanos dependen de modo obligado del mercado negro o economía subterránea para subsistir. Mientras, irónicamente se le exige a las personas que se ajusten más el atrincado cinto y muestren conformidad con el Sistema imperante.

El propio Raúl Castro, gobernante actual, reconoció al asumir el control del poder que los salarios que percibe la clase trabajadora no tienen valor real, y prometió cambios estructurales y de conceptos. Destacó la necesidad de erradicar la circulación de varias monedas causante de enormes diferencias sociales, entre los sectores de la población con acceso a las divisas y aquellos que malviven del peso nacional; oratoria que le valió al menor de los Castro una andanada de elogios por parte de la prensa internacional, y que le adjudicaran en importantes círculos políticos la creencia de que constituía un posible Gorbachov Tropical, con pretensiones reformativas, capacidad organizativa y pragmatismo personal.

Tras el paso de cuatro años de gestión, el nuevo mandatario demuestra que es más de lo mismo; con el agravante de que trajo un incremento notable en la insatisfacción de las necesidades elementales de las familias cubanas y en la aplicación del método represivo como mecanismo de control de la sociedad. Para nada se han adoptado soluciones que traigan alivio a la mesa del cubano y que le garanticen el libre ejercicio de sus derechos y libertades fundamentales.

A la miseria crónica de la población se le suman ahora las nefastas consecuencias de las campañas que implementan las autoridades gubernamentales para suprimir las llamadas ¨gratuidades” y ¨subsidios” qué se erogan mediante los servicios del Estado. En esa dirección clausuraron los comedores obreros y retiraron productos alimenticios de los normados por la libreta de racionamiento, la que pretenden desaparecer en un corto plazo, aunque es la alternativa de la que disponen la mayoría de los cubanos para no morir literalmente de hambre.

Próxima parte: El "remedio" al problema de la alimentación

No comments:

Post a Comment