Monday, June 28, 2010

COPA DEL MUNDO DUELO ENTRE ARGENTINA Y ALEMANIA

693-117875-poster
El partido será el sábado y ya se le está catalogando como si fuera la “final adelantada” del torneo, tal es la calidad de ambos contrincantes

Papel negativo del árbitro italiano Roberto Rosetti tras convalidar un gol de Argentina ignorando una posición adelantada

DIARIO DE AMERICA

Por Herman Beals

Alemania goleó a Inglaterra y Argentina dispuso de México para avanzar a un crucial duelo entre ambos en los cuartos de final del Campeonato Mundial de Fútbol en Sudáfrica.

En ambos partidos los árbitros desempeñaron papeles negativos. En el primero el juez ignoró un legítimo gol inglés, que pudo haber cambiado fundamentalmente la trayectoria del encuentro.

Una situación similar ocurrió en el segundo encuentro de la jornada dominical cuando Carlos Tevez anotó para Argentina cuando estaba en clara posición adelantada.

Todos los jugadores mexicanos reclamaron, y en medio de tensos momentos, el árbitro italiano Roberto Rosetti consultó con uno de los jueces de línea, quien ratificó la decisión de legitimar el tanto.

No hubo dudas sobre el segundo gol de Tevez, quien disparó un cañonazo desde gran distancia para clavar la pelota en un ángulo del arco.

Entre esas dos conquistas, Gonzalo Higuán se alzó como uno de los más certeros goleadores del torneo con un tanto de gran factura, aunque facilitado por la defensa mexicana. Fue su cuarto gol en lo que va del campeonato.

Javier Hernández descontó para México a los 71 minutos, pero la suerte ya estaba echada.

Los resultados pusieron a alemanes y argentinos frente a frente en los cuartos de final. El partido será el sábado y ya se le está catalogando como si fuera la “final adelantada” del torneo, tal es la calidad de ambos contrincantes.

A primera hora, los veloces artilleros de Alemania usaron todos sus cañones para derrotar por 4–1 a Inglaterra y asegurar su avance, pero cuando estaban adelante por un solo gol el árbitro anuló una conquista absolutamente legítima de los británicos, lo que muy bien pudo haber cambiado la trayectoria del partido.

Todo el estadio y decenas de millones por televisión vieron que el gol era legítimo, menos el árbitro uruguayo Jorge Larrionda.

Se repitió así el escándalo entre los mismos rivales en la final del Campeonto Mundial de 1966 en Londres cuando un árbitro suizo determinó que los ingleses habían anotado un gol que los alemanes disputaron y disputan hasta ahora.

En esa ocasión, Inglaterra fue la beneficiada y ganó su única Copa del Mundo.

En esta oportunidad, los perjudicados fueron los ingleses. El balón disparado por el mediocampista Frank Lampard pegó en el travesaño y rebotó por lo menos 30 centímetros detrás de la línea de gol. Larrionda, que estaba lejos de la jugada, indicó que el juego debía seguir en vez de indicar el centro del campo como ocurre cada vez que hay un gol legítimo.

En ese momento los alemanes se imponían por 2-1 de modo que el marcador habría quedado empatado.

“Fue la parte más importante del cotejo”, dijo después el entrenador italiano de Inglaterra, Fabio Capello.

“Nosotros hicimos algunos errores y el árbitro cometió uno muy grande, pero Alemania jugó un buen partido”.

Más que bueno, excelente.

Miroslva Klose y Lukas Podolski, ambos de origen polaco, anotaron los dos primers goles ante una defensa que hacía agua por todos los costados, dejando a merced de los alemanes al arquero David James, quien es conocido como “Calamity Jane”, quien fue una legendaria mujer del oeste norteamericano que no podía hacer nada bien, excepto tener muy buen puntería con armas de fuego.

Matthew Upson acortó las cifras a 2-1 con un gol de cabeza a los 37 minutos y, cuando los ingleses parecían que podían recuperarse, el árbitro puso fin a esas esperanzas.

Los goles tercero y cuarto partieron de los pies del joven delantero Thomas Mueller.

La ceguera del árbitro para sancionar un tanto legítimo, despertó llamados entre comentaristas y aficionados para que las autoridades del fútbol instalen de una vez por todas un sistema de video electrónico en los arcos que determine, sin posibilidad de error, cuando una pelota cruza la línea.

En Estados Unidos se usa el sistema televisivo de “replay” en caso que haya dudas sobre la legitimidad de un jonrón en el béisbol y de determinadas jugadas en el fútbol americano.
Un sistema como el “fotofinish” en las carreras de caballo, contribuiría a una mayor claridad y honestidad en el balompié y contrarrestaría la miopía de algunos árbitros.

No comments:

Post a Comment