Tuesday, June 29, 2010

COPA DEL MUNDO: BRASIL IMPLACABLE

693-117875-poster
En los cuartos de final Brasil enfrentará el sábado 3 de julio a Holanda que, a su vez, no tuvo que esforzarse al máximo para eliminar a Eslovaquia, también el lunes

Implacable campaña de Brasil para ganar su sexta Copa del Mundo
DIARIO LAS AMERICAS

Por Herman Beals

Brasil continuó su implacable campaña para ganar su sexta Copa del Mundo, una cantidad sin precedente en la historia del balompié, al derrotar con facilidad a Chile que, como sucedió durante toda su participación en el torneo en Sudáfrica, practicó un fútbol grato a la vista pero de muy escasa producción de goles lo cual, a la postre, es lo único que importa.

En los cuartos de final Brasil enfrentará el sábado 3 de julio a Holanda que, a su vez, no tuvo que esforzarse al máximo para eliminar a Eslovaquia, también el lunes.

Brasil no pudo vencer la resistencia de los chilenos sino hasta pasada la primera hora de juego, pero después tres certeras estocadas fueron suficientes para los hombres de Dunga...

Juan a los 35 minutos, Fabiano a los 39 y Robinho a los 59 pusieron fin a las esperanzas chilenas.

Es la tercera vez que Brasil trunca las aspiraciones de esa nación de seguir avanzando hacia la final. En el campeonato mundial organizado por Chile en 1962, le ganó por 4-0 y repitió ese mismo marcador en la etapa de los últimos 16, en Francia, como ahora.

El equipo chileno, entrenado por el argentino Marcelo Bielsa sólo marcó tres goles en la primera etapa del campeonato y fue el único país que no pudo anotar en la ronda de los últimos 16, en marcado contraste con lo que había hecho durante las eliminatorias sudamericanas.

Holanda enfrentó a Eslovaquia con la fría determinación de conquistar la victoria, no importa lo que hiciera su rival y lo consiguió por 2-1, pero la diferencia pudo haber sido mayor.

Eslovaquia no pudo repetir su actuación anterior cuando eliminó al campeón mundial, Italia. Su único gol frente a los holandeses el lunes lo consiguió en los últimos segundos de los tres minutos de descuento, gracias a un penal bien cobrado por el juez español Alberto Undiano, una vez más, pródigo con las tarjetas amarillas.

Arjen Robben abrió el marcador a los 18 minutos y Wesley Sneijder aumentó a los 84. El tiro desde los 12 pasos fue bien ejecutado por Robert Vittek, pero los eslovacos no tuvieron ni siquiera tiempo para celebrar. El árbitro tocó el silbato final sin que hubiera otra jugada.

Los dos tantos holandeses dejaron en evidencia su buen manejo del balón frente al arco contrario, especialmente de Robben, quien regresó al equipo como titular tras estar lesionado desde junio pasado. El atacante avanzó desde larga distancia por el costado derecho y envió un potente tiro que dejó sin posibilidades al buen arquero eslovaco Jan Mucha.

Holanda, que ha sido finalista en dos campeonatos mundiales, pero nunca ha podido ganar el máximo trofeo del balompié, ha triunfado en los cuatro partidos que ha disputado en Sudáfrica y concedido sólo dos.

Su accionar no despierta exclamaciones de admiración como en los tiempos en que introdujo al mundo el “fútbol total”, con todos atacando y todos defendiendo. Al igual que Brasil y Argentina, su misión en la cancha es ganar, aunque para ello tenga que sacrificar las jugadas espectaculares y los aplausos en las tribunas.

Pero, cuando se trata de hacer goles, el cuadro de la camiseta naranja ha demostrado que sabe hacerlo con devastadora precisión.

El choque del sábado será entre dos de los mejores equipos presentes en Sudáfrica. Brasil ha dejado en el pasado el “jogo bonito” y tampoco existe ahora el “fútbol total” de Holanda, pero los delanteros de ambos no han olvidado como hacer goles.

No comments:

Post a Comment