Saturday, June 26, 2010

ARROZ CON MANGO

mango

Angélica Mora

Nueva York


Apuntes de una Periodista

Esto es "un arroz con mango", dicen en Cuba cuando se refieren a un enredo, a cosas que no se mezclan y por error, voluntario o no, están revueltas.

Y las cosas están hechas así hace rato, en esta original combinación de guiso en la Perla de las Antillas.
¿Qué pasa?
El enredo lo han dispuesto los pensantes de la Cúpula Gobernante para proseguir sus juegos de perpetuidad en el poder.
La mezcla en la olla la están poniendo "los segurosos" a ambos lados del charco y usan a tontos útiles para revolver bien el guiso, no sea cosa que se pegue, aunque no está de más que salga bastante vapor para envolver todo en una nebulosa y que nadie sepa quien es quien en la oposición... tanto dentro como fuera de Cuba.

"En la vaina son expertos", me dicen amigos de Venezuela al quejarse de lo que ocurre en el otro extremo de la Cubazuela y por lo mismo el guiso de arroz con mango es válido para ellos también.

¿Cómo no serlo?
Ambos gobiernos están perfectamente mancomunados en pensamiento y acción para emplear y llevar a la práctica el dicho de "una mano ayuda a la otra y ambas lavan la cara".

Y la siembra de la incertidumbre en Cuba y Venezuela se produce a manos llenas, para minar el terreno y desorientar a la disidencia.

El "arroz con mango" está ahora servido en platos individuales, frente a cada comensal para que éste saque sus propias conclusiones, gentileza del Palacio de la Revolución por un lado y Miraflores por la otra.
Y no desdigan a Castro II, quien exclamó tan acertadamente y con tanta conviccción en Caracas: "Somos la Misma Cosa".

¡Provecho!
e0d3ac24ffa3f9e8

No comments:

Post a Comment