Thursday, May 27, 2010

PELE EL OJO (ojo, corregido)

2364568007_d3e514f60e

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

El título de este Apunte, "Pele el Ojo" es una expresión de advertencia venezolana que indica que hay que tener cuidado.
Yo la estoy usando para este artículo sobre Cuba porque total, bien lo dijo Raúl Castro, "...somos la misma cosa".

Por eso, con toda propiedad, puedo advertir:
"Pele el Ojo" frente a la enorme Manipulación que las Autoridades llevan a cabo en estos momentos en la Isla. Donde el Régimen, a través de la manga de la Iglesia, está tratando sacar trapitos de colores, guirnaldas de plumas teñidas, gladiolos plásticos y más de un conejo sonriente, pese a estar agarrado por las orejas.

Hay que estar atentos frente a este Diálogo entre el Estado cubano y la Iglesia y recapacitar ante las informaciones que emanan de los principales personajes.
A una semana de que importantes figuras de Iglesia Católica cubana anunciaran la posible liberación e inminente hospitalización de los presos políticos cubanos en grave estado de salud, el Régimen no ha dado ningún paso visible para hacerlas realidad.

Laura Pollan, vocera de las Damas de Blanco indicó en una entrevista telefónica con Misceláneas de Cuba que "hasta ahora no hemos tenido nada. Guillermo Fariñas había planteado a la prensa que a partir del lunes comenzarían los traslados, y ya hay algunos de Pinar del Río, como Diosdado [Marrero] y [Nélson] Moliné, que tienen sus cositas recogidas, esperando. Dios quiera que no sea una falsa alarma".

Como decía, hay que tener cuidado con las informaciones sobre desenlaces durante esta espera. Yo misma creí la noticia -y la colgué en mis blogs- que se había producido la primera liberación, con el preso político Antonio Villarreal del grupo de los 75, quien había sido trasladado a un hospital psiquiátrico.

La periodista independiente Miriam Leiva desmintió este jueves desde La Habana esta información, que había sido publicada el día anterior por el diario español La Razón y de donde yo la había sacado y buscado la segunda fuente en el Blog de Orlando Zapata Tamayo.
El periodista independiente Carlos Manuel Serpa Maceira y la opositora Martha Beatriz Roque Cabello, confirmaron el desmentido.

Detallando lo ocurrido, Roque relató que Sylvia Aguado, esposa de Villarreal, llamó a Laura Pollán la semana pasada y le dijo que su esposo sería trasladado a un sanatorio.
Guillermo Fariñas informó este lunes que Villarreal ya había sido trasladado al psiquiátrico de Corralillo.

Sin embargo, en una conversación posterior de Elizardo Sánchez con la esposa de Villarreal, ésta le dijo que "lo había visto el domingo debajo de la misma mata de siempre en el campamento".
En realidad, según refiere Martha Beatriz, Villarreal, muy afectado de los nervios, se encuentra todavía en la prisión, en el campamento "Palma Seca", en el pueblo de Corralillo, al norte de Villa Clara.

Es muy posible que estas noticias falsas hayan partido del mismo gobierno para desinformar y causar incertidumbre en los familiares de los reos de conciencia y en en la prensa, que sigue de cerca las incidencias de las negociaciones.

Por esto, hay que estar más que nunca en guardia ante estas hábiles maniobras que está empleando Raúl Castro para permanecer a flote en el mar de líos en que se metió al enfrentar a las Damas de Blanco y sus demandas.

El menor de los hermanos Castro siempre ha demostrado su poca hombría, pero al mismo tiempo su sagacidad de reptil tropical, para eludir las olas que amenazan con hacer naufragar el barco donde se esconde ante las tormentas.

Basta recorrer un poco la reciente historia cubana para darse cuenta de su habilidad. Especialmente frente a La Causa 1/89, que es el proceso seguido contra el General Arnaldo Ochoa, los hermanos gemelos, Patricio y Antonio de la Guardia, Amado Padrón y Jorge Martínez, entre otros. El grupo fue acusado de "graves hechos de corrupción y manejo deshonesto de recursos económicos".

Todos -menos Patricio de la Guardia- fueron fusilados el 13 de julio de 1989, sentenciados bajo los cargos de Narcotráfico.
Y los hermanos Castro se lavaron con esto sus ensangrentadas manos de las acusaciones internacionales, particularmente de Estados Unidos sobre la materia.

Pero lo más repugnante en el caso -y que mostró de lleno la hipocresía del Dictador Menor- fue su declaración antes de firmar la sentencia condenatoria contra Ochoa:
"Mirándome en el espejo del baño vi que corrían lágrimas por mis mejillas".

Estos días el Cocodrilo de La Habana está de nuevo llorando... pero de miedo.
Está llorando sobre la lecha derramada.
Estemos atentos a sus maniobras solapadas, a las falsas informaciones y a las señales de humo de los miembros de la Iglesia Católica que envían con el agite de sus sotanas.

No comments:

Post a Comment