Monday, May 31, 2010

LA ESPERA, DESESPERA

2837341376_60c6411e3c

Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista

Hay quienes dicen que "no noticia, es buena noticia", pero en el caso de los presos políticos cubanos la espera está consumiendo los nervios de los recluídos y sus familiares.
La Iglesia Católica, que ha servido de mediadora, guarda silencio al igual que el régimen y no hay noticias de ningún cambio en la situación de los reos de conciencia.

Lo que al principio se vio fácil se ha enredado en los laberintos de las misteriosas disposiciones de Raúl Castro y nadie sabe si en realidad se van a producir medidas en el confinamiento.

Hay familiares, e incluso activistas, que no pierden la esperanza que se de algún tipo de cambio en la vida de los reos de conciencia. Varios creen que se podrían producir traslados de los que están en grave estado de salud e incluso algunos saldrían de las prisiones.
De los que están presos, -del grupo de 75 disidentes detenidos en la primavera del 2003- 17 están fuera de sus provincias, 11 son mayores de 60 años y 26 estan gravemente enfermos.

Lo que muchos estiman es que algunas medidas cosméticas podrían llevarse a cabo a mediados de junio, antes de la visita de Dominique Mamberti, secretario para las relaciones con los estados del Vaticano.
Esta es la convicción de la mayoría de los familiares y disidentes, pese a que la jerarquía católica cubana ha insistido en que el diálogo con el gobierno no está relacionado con el viaje de Mamberti.

Pese a esta negación la vocera de las "Damas de Blanco, Laura Pollan señala estar ilusionada con la idea:

"(El Cardenal Jaime) Ortega no nos dio una fecha determinada. Quizás para la próxima semana exista algún movimiento cuando esté más próxima la visita de Mamberti. Nuestra esperanza es que salgan todos. Primero los enfermos. Seguimos esperando".

Sin embargo, hasta la fecha no hay ningún tipo de noticia alentadora.
Por el contrario, Reyna Luisa, la madre de Orlando Zapata Tamayo, cuyo hijo murió en una huelga de hambre en reclamo por la prision de los presos políticos, es víctima de acoso y actos de repudio en Banes, organizados por la Seguridad del Estado cada vez que quiere visitar la tumba de Zapata.

Guillermo Fariñas sigue en su ayuno de casi tres meses y su condición de salud ha empeorado. El opositor Guillermo del Sol Pérez, quien cuida a Fariñas en el hospital donde éste se encuentra, se ha declarado también en huelga de hambre y sed.

Como se aprecia, sigue la espera, sin mejoras ni cambios en las condiciones de confinamiento de los presos políticos, a pesar de que la Iglesia Católica anunció el 19 de mayo que su conversación con Raúl Castro había sido "distinta y novedosa en el sentido muy positivo…(sobre) …el alivio de la situación de los presos, la liberación de algunos".

Aguardemos que así sea.

No comments:

Post a Comment