Sunday, May 23, 2010

ESPEJISMO

3755154121_956eec9323
Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista

Los periodistas en los diversos medios informativos internacionales están mencionando "los frutos" que ha logrado el diálogo en Cuba, entre la Iglesia Católica y Raúl Castro.

El Dictador, desde que le fuera entregado el bastón de mando por su hermano, no había tenido tanta publicidad a su favor.
Anodino, mediocre y "sin dedos para el piano" ha demostrado, sin embargo, la misma feroz disposición a continuar en el poder hasta la tumba.
Para salir del hoyo donde se encuentra, está cogiéndose de las sotanas de los prelados y está llegando a acuerdos con ellos, que calmarán las críticas internacionales hacia su persona.

La prensa mundial debería restregarse los ojos ante este espejismo. Abrirlos bien ante esta ilusión transitoria, donde el Régimen de La Habana pretende dar pasos para aliviar la angustia de las madres y esposas, quienes deben recorrer en la actualidad -con una movilización y transportes casi inexistentes- largas distancias para ver a sus seres queridos encarcelados.
Actualmente, parte del sadismo es enviar a los presos lo más lejos posible de sus lugares de origen.

La prensa mundial debería saber que el permiso de visitas es cada tres o más meses y a veces, los guardias, niegan los encuentros programados entre el reo y sus familiares.

La cándida prensa y la opinión pública mundial, deberían conocer que agentes de la Policía Nacional y la Seguridad del Estado decomisan las javas con los alimentos comprados legalmente en dependencias comerciales del Gobierno. Son alimentos con que la familia busca llevarles un alivio a sus seres queridos, quienes reciben una pésima alimentación, muchas veces con raciones que contienen gorgojos, verduras podridas y donde flotan excremento de roedores.

Aplaudo, junto a la prensa en general, la promesa de que este lunes hay orden por parte de la Cúpula Gobernante de comenzar a trasladar a los presos políticos a cárceles en sus provincias de origen... y se atenderán en hospitales a los reclusos cuyo estado de salud esté comprometida.

Sin embargo, algo no está claro. Luego que los reos se restablezcan ¿van a volver a ser conducidos a sus celdas? Y ¿que pasará con los otros activistas y periodistas detenidos y encarcelados en la primavera del 2003?

Por todas estas consideraciones, les pido a mis colegas en todo el mundo que reflexionen un poco frente a este oasis de noticias refrescantes.
¿No creen que nunca se debería haber cometido ese sadismo de enviar a los presos lejos de sus lugares de origen? ¿Qué se deberían haber atendido los casos de los reos enfermos, hoy con sus enfermedades bastante avanzadas, muchas cuyo origen ha sido los largos confinamientos?

¿No estiman que la Iglesia debería haber actuado mucho antes?
Doy una fecha -para colocar un punto de partida en este largo martirio de los presos políticos- ¿no debió el Cardenal y la Iglesia, haber intervenido durante las redadas de la Primavera Negra del 2003?
Pregúntenle al Alto Prelado ¿cuáles son ahora sus motivaciones y por qué no actuó en aquella ocasión... y se quedó callado durante todos estos largos siete años de martirio?

No comments:

Post a Comment