Monday, May 31, 2010

AHORA ME EXPLICO

bad-dream

Angélica Mora
Nueva York
Apuntes de una Periodista

El llamado de tres mujeres, que piden que las Damas de Apoyo no marchen más con las Damas de Blanco, le ha puesto "la tapa al pomo".
Como no soy cubana, puedo tener una perpectiva bastante desapasionada a lo que está sucediendo.

Frente a este llamado -que no procede de las voceras legítimas del grupo- ahora me explico el compás de espera del régimen de La Habana. Ese decantar frente al asunto de los presos políticos. Todo se debía a que, como un cazador furtivo, había colocado trampas para atrapar a quienes le quitan el sueño.

En su mundo perfecto de tiranía, a Raúl Castro le saca de quicio que unas simples mujeres le estén haciendo trompetillas en su cara con sus desfiles.
Para él es enervante que nada las detenga, ni golpes ni amenazas, y por el contrario, el movimiento está cobrando más fuerza con cada domingo que pasa.
El Dictador cubano no puede aguantar más. Esa es la razón de haber montado todo el tinglado de mediación de la Iglesia, para usarla como un guante aislador y agarrar sin quemarse el candente problema.

No se las motivaciones de Elsa Morejon, Alida Viso y Miriam Leiva en llevar a cabo sus movilizaciones por la Isla para buscar consenso y apartar a las Damas auxiliares para que no sigan prestando apoyo a las mujeres que desfilan todos los domingos por sus seres queridos.

Lo único que veo es una acción de la Iglesia -y de ellas tres- que beneficia directamente a Raúl Castro, porque le quita el temor de encima de que el ejemplo de estas mujeres cunda por toda Cuba.
No creo que la supresión vaya a beneficiar en forma permanente a los que están desde hace 7 años injustamente tras las rejas.

Si se obró de buena fé, hubo mucha ingenuidad de la parte gestora en las diligencias para juntar firmas.
Por lo menos, tiene más confianza que yo, que no creo en este tipo de milagros... por mucho que participe el Cardenal y el Vaticano en las negociaciones.

Si se logra el propósito del Chantaje, posiblemente se dejará salir a unos cuantos reos de conciencia. El compromiso será también que las Damas de Blanco dejen de desfilar. Saldrían algunos de la prisión, los más enfermos. Y Guillermo Fariñas no tendría motivos para seguir en su huelga de hambre.
Pura ganancia para el cazador, quien recibiría aplausos internacionales, desde la Casa Blanca para abajo.

El tiempo dirá si me equivoco.
Espero que todo no sea un acuerdo cosmético ante la visita del representante de la Santa Sede a mediados de este mes.
En esa fecha estará todo "oleado y sacramentado" y Raúl Castro -triunfante una vez más- contando hasta cien, después que se vaya la delegación del Vaticano... para ordenar una nueva ola represiva, en el País del Cuento de Nunca Acabar.
Amén

1 comment: