Wednesday, January 27, 2010

PARAPETEÁNDOSE

GORILA-PAYASO Y SU AMO
Angélica Mora
Florida

Apuntes de una Periodista

Con el estado de Mérida en rebelión y el completo caos en el gobierno, Hugo Chávez se encuentra en uno de sus peores momentos... después del golpe de estado del 2002, que lo derribó por 48 horas del sillón presidencial.
Los que lo apoyaron y lo ayudaron a salir del embrollo en aquel entonces y lo colocaron de nuevo en el poder, hace mucho tiempo que están encarcelados o en profunda desgracia, golpeándose el pecho recitando "Mea Culpa".

La actual crisis, se la están tratando de componer los mismos que la provocaron: Los cubanos enviados por el régimen de la Habana.
El grupo lo conforman -según me informan mis fuentes, algunas cercanas al mismo palacio de Miraflores- más de mil quinientos cubanos, expertos en las artes de barrer la democracia debajo de la alfombra y montar un gobierno igual al de los hermanos Castro. Esa fue la tarea asignada por la Habana y así es como la están cumpliendo.
El régimen cubano, sin contar ya con la ayuda soviética, viró los ojos hacia nuevas fuentes para obtener la ayuda económica que le permitiría seguir existiendo.

La estrategia de Fidel Castro fue inmensa para con el ambicioso teniente coronel Hugo Chávez, paracaidista del ejército venezolano, quien viajó en numerosas ocasiones a la capital cubana a recibir instrucciones directas de cómo proceder para desbaratar la democracia en Venezuela, a través de un golpe de estado contra el Presidente Carlos Andres Peréz.
El golpe fracasó, Chávez fue a la cárcel, pero quedó dando vuelta en el aire su rencorosa frase de "Por ahora...".

Todos saben lo que después pasó.
Chávez, a los dos años fue indultado, junto con otros que tomaron parte en el golpe, por el entonces Presidente Rafael Caldera.
Y que ganó las elecciones en 1998 y fue reelecto en el 200 y el 2006.
Sin embargo, en estos momentos su situación política es grave.

Hugo Chávez nombró lo que pudo --y lo poco que él cree leal-- en reemplazo de los que se fueron:
El Vicepresidente de Venezuela será, a partir de ahora el titular de Agricultura, Elías Jaua, elegido por su "transparencia, vocación de trabajo, humildad, honestidad, en todos los cargos que ha enfrentado".
Reemplazará a Ramón Carrizález, quien se fue del gobierno "hastiado ante las ínfulas de los cubanos".
Para el puesto de Ministro de Defensa --que también ocupaba Carrizález--, Chávez optó por el General Carlos Mata Figueroa, quien dirigía el Comando Estratégico Operacional, organismo del que dependen todas las unidades operativas de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, pese a estos cambios, los cubanos que rodean a Chávez se mantienen como únicos consejeros confiables, porque como esas extrañas simbiosis que vemos en la naturaleza -de parásitos beneficiándose a expensas de otro- Chávez los necesita.
Nunca ha confiado en su propia gente y sabe que ahora no le queda nadie de su entera confianza, ha quemado todos sus cartuchos, salvo los cubanos... que saltarán del Titanic a su debido tiempo.

No comments:

Post a Comment