Tuesday, January 26, 2010

CUBA.TEMOR A LAS DESERCIONES

Cuba quiere Cerrar Dique de Deserciones. Presiona a Puerto Rico

EFE

Martes, 26 de Enero de 2010
Cuba mantiene una intensa presión sobre las autoridades deportivas de Puerto Rico que organizan la participación de las delegaciones nacionales en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, con exigencias que, aunque legítimas, buscan conjurar posibles deserciones. Una comunicación oficial del Comité Olímpico Cubano, publicada este fin de semana en un periódico nacional, reconoce los esfuerzos de la 'isla borinqueña' por garantizar la participación de la mayor de las Antillas en igualdad de condiciones, pero dice que no son suficientes. "El Comité Olímpico Cubano tiene el deber de informar que ninguno de esos pasos responden puntualmente a las justas condiciones planteadas al Comité Olímpico Puertorriqueño y al Comité Organizador de los Juegos, algo que de acuerdo con el estatus puertorriqueño de Estado Libre Asociado solo podrá garantizar el Gobierno de los Estados Unidos", dice textualmente la nota.

La hoja de logros deportivos de Cuba, aunque menos impresionante en el último ciclo olímpico, continúa entre las mejores en la región Caribe, motivo principal por el que los organizadores de los Centroamericanos Mayagüez 2010 queman todos sus cartuchos para garantizar que los deportistas cubanos asistan y aporten prestigio a la competición, prevista entre el 17 de julio y el 1 de agosto.

Un episodio similar se vivió meses antes de la inauguración de los Juegos de El Salvador 2002, que finalmente se celebraron con la ausencia de los deportistas antillanos, y que, sin dudas, significó un bajón de calidad en dicha cita.

Dispuestos a no probar del mismo trago amargo, el presidente del comité organizador, Felipe Pérez, el presidente del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), David Bernier, y el alcalde de Mayagüez, Guillermo Rodríguez, entre otros, han hecho lobby personalmente ante las autoridades de Estados Unidos para que no pongan demasiadas trabas a la delegación cubana.

Las gestiones de los boricuas recibieron el respaldo del Departamento de Estado de Estados Unidos con sendas cartas de consentimiento enviadas por la secretaria adjunta de Asuntos del Hemisferio Occidental de esa entidad, Julissa Reynoso, y por el coordinador de Asuntos cubanos de la misma agencia federal, Ricardo Zúñiga.

Asimismo, la oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado designó a un funcionario para servir de enlace con el Comité Organizador de los Juegos y el Gobierno de Puerto Rico para procesar las solicitudes de visas cubanas.

Estos avances dispararon el optimismo de los responsables de organizar los Juegos de Mayagüez, pero las susceptibles autoridades deportivas cubanas les han vuelto ha echar un balde de agua con las declaraciones de esta semana.

El Comité Olímpico Cubano pide "especialmente que se implanten las condiciones de seguridad y tranquilidad, evitando presiones y provocaciones continuas montadas durante la transportación de un lugar a otro, en los escenarios de alojamiento, entrenamiento o competencia y los medios de comunicación masiva".

Algunos expertos consultados por Efe, quienes han leído entre líneas el pliego de exigencias cubanas, aseguran que la mayor isla antillana teme que la competencia se convierta en un escenario de deserciones masivas y quieren de los puertorriqueños el compromiso expreso de que no lo consentirán.

La más reciente competición múltiple regional, los Panamericanos de Río de Janeiro 2007, son de triste recordación para las autoridades cubanas, que, pese al intenso 'gardeo' de la los agentes de seguridad, sufrieron la fuga de varios atletas, entrenadores y técnicos, entre las más sonadas la de los púgiles Erislandi Lara y Guillermo Rigondeaux, luego repatriados.

En el último año, más de una treintena de deportistas de la isla caribeña se han evadido del país o abandonado sus delegaciones en el exterior con la intención de buscarse la vida en las distintas ligas rentadas de Estados Unidos y Europa, provocando ira y descalificaciones por parte de las autoridades deportivas y políticas nacionales.

Puerto Rico parece una plaza inmejorable para nuevas deserciones, dado a su estatus de Estado Libre Asociado de Estados Unidos, este último protagonista de un enfrentamiento ideológico con Cuba desde hace medio siglo y residencia de la mayor comunidad del país caribeño en el exterior.

"Ahora nos toca evaluar los trabajos para reforzar los planteamientos del Comité de Cuba, aunque estoy esperanzado en que todo se resolverá a su tiempo", expresó Bernier, quien también se comprometió a que la delegación recibirá un trato similar a las demás en el transporte, la seguridad y aprobación de sus visas.

Pero incluso estas declaraciones de importantes directivos boricuas del deporte se estrellan contra la indiferencia de sus vecinos, que ya advirtieron que "solo cuando dispongamos de respuestas concretas al respecto podremos decidir sobre la participación cubana".

Entre las exigencias está la seguridad de que no serán confiscados los aviones utilizados y los visados estadounidenses para toda la delegación, sin excepciones.

También pide Cuba permiso de aterrizaje en un aeropuerto "apropiado", garantías para la entrada y salida de los materiales y equipos necesario, y que el alojamiento, el transporte y otras facilidades sean las mismas asignadas a otras delegaciones.


ADN Internacional
Españ

No comments:

Post a Comment