Monday, December 28, 2009

OBAMA FRENTE AL TERRORISMO

Obama promete no descansar hasta hallar implicados en ataque
EFE
El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió hoy que su Gobierno no descansará hasta capturar a los implicados en el fallido ataque terrorista contra el vuelo 253 de la aerolínea Northwest el día de Navidad y que les hará pagar por sus acciones.

En su primera comparecencia pública tras el frustrado atentado al vuelo que cubría la ruta Amsterdam-Detroit, el mandatario recordó una vez más que Estados Unidos continúa bajo la amenaza del terrorismo.

"La ciudadanía puede estar segura de que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar su protección'', señaló Obama desde Hawai, donde disfruta sus vacaciones de fin de año.

Hasta ahora, las autoridades estadounidenses solo han acusado al nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab de tratar de destruir la aeronave de Northwest.

Según la cadena de televisión ABC, Abdulmutallab confesó en su interrogatorio ante agentes federales que tras él vendrán otros terroristas suicidas.

En su conversación con periodistas, Obama dijo que hasta ahora no se sabe si el hombre actuó solo o contó con la ayuda de otros cómplices.

Abdulmutallab trató de detonar un artefacto explosivo en su cuerpo para iniciar un incendio. "Si hubiese tenido éxito, pudo haber matado a casi 300 pasajeros y tripulantes'', indicó el gobernante.

Obama también anunció una revisión completa de los sistemas de seguridad para determinar qué fallos ocurrieron y cómo fue posible que un presunto terrorista abordara un avión con un artefacto explosivo.

El presidente habló en momentos en que se intensificaban las medidas de control de seguridad aérea en todo el país, lo que ha llevado a los pasajeros a sufrir minuciosos registros corporales y de equipajes de mano.

Como resultado de esas medidas, la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) anunció el arresto de tres personas en las últimas 48 horas.

La TSA informó en un comunicado de que dos hombres que ‘‘actuaban de manera sospechosa'' fueron arrestados esta madrugada durante un vuelo a Phoenix (Arizona). Ambos recuperaron su libertad después de ser interrogados de manera exhaustiva.

Las autoridades habían detenido el domingo a un pasajero también nigeriano durante un vuelo que cubría la misma ruta que la de Abdulmutallab y que se encerró en el baño durante una hora. Después se comprobó que estaba enfermo y fue dejado el libertad.

Además, la TSA advirtió a los viajeros que se vigilarán estrechamente sus movimientos en la cabina, así como el uso de equipos electrónicos.

Poco antes de la comparecencia de Obama, el Gobierno de EE.UU. se retractó de declaraciones realizadas el pasado fin de semana por la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, quien afirmó que estaban funcionando sin problemas.

En el caso del vuelo de Northwest, la seguridad "falló miserablemente'', reconoció hoy Napolitano, quien manifestó que sus afirmaciones del domingo de que "los sistemas de seguridad funcionan como la seda'' habían sido sacadas de contexto.

En un comunicado difundido en foros islamistas de Internet, Al Qaeda aseguró hoy que la acción era una represalia "por la injusta agresión estadounidense contra la Península Arábiga'' y admitió que la bomba no estalló por un ‘‘fallo técnico''.

Paralelamente, el Senado anunció que convocó para enero una serie de audiencias en las que analizará los fallos en la seguridad aérea que permitieron que el nigeriano abordara un avión con explosivos el 25 de diciembre.

La medida fue propuesta por el presidente del Comité de Seguridad Nacional del Senado, Joe Lieberman, y la republicana de mayor rango, Susan Collins, dos de los que han mostrado preocupación por las "vulnerabilidades'' del sistema.

Los legisladores desean saber por qué los nombres de los pasajeros que viajan a EE.UU. no son debidamente cotejados con la base de datos sobre presuntos terroristas, y por qué sólo un reducido número de pasajeros está sujeto a una revisión mediante escáneres de cuerpo completo.

No comments:

Post a Comment