Sunday, December 27, 2009

LA VIDA SIGUE IGUAL

image001(4)

EL HUMOR, VENENO PARA LOS TIRANOS

Apuntes de una periodista...

Publicado el 15.01.2006
GENTIUNO

Por Angélica Mora

Un gramo de humor, equivale a toneladas de palabras que se pudieran decir en un escrito. Y la risa es uno de los antídotos que también busca el pueblo cuando se siente abrumado por la realidad de un régimen dictatorial. Pero, ¡atención!, el humor es algo que los tiranos no soportan...

En Cuba, la población vive del chiste contado de oído a oído, porque si se dice fuerte "vas preso, mi hermano".

El sentido del humor llega a castigarse con una dureza que pareciera increíble en un país libre. En Estados Unidos se hacen películas donde se le toma el pelo a los Presidentes, a las Primeras Damas y al gobierno en general, en situaciones ridículas que serían inconcebibles en una dictadura. Incluso en Washington se ha instituido una vez al año una cena donde los corresponsales y la prensa en general se reúnen con el presidente y otros dignatarios y en perfecta camaradería los periodistas se ríen a costa de los invitados. Y es frecuente que quienes cuentan los mejores chistes son los presidentes que asisten al evento. En Cuba, pese a estar a sólo 90 millas, la situación es completamente diferente y, ¡por favor!... No se les ocurra un chiste. En la Isla no es permitido usar el humor y Fidel Castro en un mismo párrafo.

PERIQUITOS

Por ejemplo, en una ocasión a fines de la década de los ochenta (y esto es auténtico y me lo contó un familiar afectado), creo que fue en Pinar del Río, un niño llevó su periquito a clases para que su maestra y compañeritos lo escucharan hablar. El pajarito recitó varias frases aprendidas en el hogar....Todo iba bien... cuando de repente, no se sabe que pasó por el pequeño cerebro del periquito, quien agitando las plumas comenzó a gritar como un desaforado: " Muera Fidel Castro"...muera Fidel Castro".

Lo que hubiera sido una anécdota y "aquí no paso nada..." se transformó en una tragedia: la historia del niño y su periquito salió rápidamente de la escuela y llegó a las autoridades, quienes indignadas por el terrible desacato al "Coma Andante" le quitaron el niño a la familia, pusieron preso al padre y por supuesto, incautaron al pajarito, que con toda seguridad, fue muerto por haber osado gritar consignas del enemigo... (Quizás el régimen pensó que hasta la CIA estaba metida en eso de la enseñanza de la consigna).

Y otra de periquitos, también auténtica: Desde la base Naval de Guantánamo llegaban a Radio Martí y otras emisoras del exilio cientos de llamadas telefónicas de los balseros, durante uno de los grandes éxodos de cubanos, a mediados de los años 90. Tanto así que la emisora agrandó un espacio que ya existía llamado PUENTE FAMILIAR, para dar cabida a los mensajes, donde los refugiados se comunicaban con su familiares en Cuba y les daban a conocer que estaban vivos y habían llegado bien.

En una de esas llamadas, un periquito que había llegado en balsa con sus dueños fue puesto al teléfono porque -decían- tenía algo que declarar... "Espérate que te lo pongo" me dijo la dueña...pero nada... espérate"...siguió el silencio ...y de repente unos chillidos increíbles del pajarito gritando a todo pulmón: "Aquí.. Radio Martí... aquí Radio Martí" (que era el lema de la emisora). Le pregunté a la dueña que había pasado y me dijo que había tenido que tirarle las plumas -fuerte- para que hablara... porque no quería decir nada...En Cuba la familia lo había amenazado. La cotorrita había aprendido por su cuenta el slogan de la radio, que la familia escuchaba en forma clandestina.( Radio Martí es la emisora del gobierno de los Estados Unidos dirigida hacia Cuba y es considerada propaganda enemiga por el régimen).

OTRA, NO DE PERICOS

¡Hay tantas anécdotas de buen humor en Cuba!...El humor está incluso en las situaciones más tristes, como fue el caso de mi buen amigo, el disidente Bernardo Arévalo Padrón quien creó en la provincia de Cienfuegos la agencia de noticias independiente Línea Sur Press.

El activista estaba siendo enjuiciado el 28 de noviembre de 1997 por "desacato al Presidente Fidel Castro y al vicepresidente Carlos Lage". Asistían al juicio la mayoría de los activistas de Cienfuegos, muchos amigos y público en general.

Específicamente el documento acusador decía que el periodista había calificado de "mentiroso" al presidente Castro y al vicepresidente Carlos Lage por las ondas de Radio Martí, a la periodista Angélica Mora". (Arévalo Padrón me había comentado que ambos, Castro y Lage, no se atenían a los compromisos democráticos firmados en la Cumbre Iberoamericana de 1996).

La jueza que veía el caso estaba indignada con Arévalo Padrón y le reiteraba que él había dicho "eso por Radio Martí..."

El periodista impávido no negó el cargo pero le preguntó a la jueza "y cómo saben que lo dije por Radio Martí, ah? ¡Ah es que escuchan entonces la emisora enemiga!, porque si no cómo se habrían enterado ah?

Hasta ahí llegó el juicio... el pandemonio siguió al acto... la chacota completa...todo el mundo se puso a reír... menos las autoridades que obligaron a que todos salieran...y condenaron a Bernardo, a puertas cerradas, a seis años de prisión. Caro le costó a mi amigo el lujo de un chiste a costa del régimen.

Por eso es posible que en un futuro no muy lejano, si sigue Hugo Chávez en el poder, el chiste sea desterrado de la vida pública venezolana y viva en la clandestinidad.

Pero hasta entonces, el pueblo tiene el recurso de las caricaturas... como la del último Zapatazo que "arrechó" al poseso... No hay mejor arma que el humor... y eso lo saben los tiranos y lo sabemos todos.

Del Libro
SI TE CUENTO LLORAS
SECCION CUBA
MEMORIAS DE UNA PERIODISTA

No comments:

Post a Comment