Monday, December 28, 2009

CRÓNICA DE UNA MUERTE (SUMAMENTE) ANUNCIADA

scan0007


Angélica Mora
Florida

Apuntes de una Periodista

Fidel Castro no ha dicho nada sobre el anuncio de su muerte en el 2010, aparecida como una de las predicciones del próximo año.
Yo les digo, millones no podemos esperar -de impacientes- que por fin pasen las fiestas.

Lo mismo le sucede a su Hijo adoptivo de Venezuela, Hugo Chávez quien, cosa curiosa en él tan parlachín, está "calladito la boca" sobre la predicción de un Golpe de Estado en su contra.

A lo mejor Maestro y Discípulo piensan que es "pavoso" hablar sobre el tema de los augurios y no quieren tentar a los hados y a los militares, porque trae la mala suerte.

Lo del Coma Andante se pasa de la raya.
Es lesera seguir con "El Cuento de Nunca Acabar" de que todavía está vivo. Con la tremenda pifia de la Cumbre de la Alba, donde estaba más desaparecido que el pobre Camilo Cienfuegos, no deberían proseguir con la farsa.
Ya la prensa mundial ha olfateado el olor a podrido. De ahí, la predicción de la conocida revista Newsweek, "que el 2010 será el año en que se producirá la muerte de Fidel Castro".

Sin embargo, a pesar del clima de esceptismo internacional (o lo mejor por eso, en un torcido catch 22) Raúl Castro hace que su hermano saque la mano fuera de la tumba y -como esos pianistas que se saben las teclas de memoria o mi prima que tejía sin mirar en el cine- y escriba sus espantosas Reflexiones.

Yo he llamado este Apunte "Crónica de una Muerte (Sumamente) Anunciada", parodiando un poco el título de su amigo, el escritor colombiano Gabriel García Márquez.
Sí, "El Gabo", quien en otra de sus obras se inspiró en El Tirano de Birán para escribir "El Otoño del Patriarca" y le salió calcado. "Gabo" lo ha negado siempre. Cualquier parecido, es simple coincidencia.

Ahora, al Invernal Patriarca, (ya se, infernal es mejor) le falta que se le caiga la última hoja.
O que a los de la Cúpula gobernante se les ocurra que, bajo las circunstancias de la crisis econpomica más allá de salvación posible, Fidel Castro vale más muerto que vivo.
Y pensando así,le devuelvan la mano al sarcófago y lo terminen de enterrar en la Cripta, complaciendo a Newsweek, a esta servidora y a millones de cubanos en la Isla y a los repartidos por el mundo.

No comments:

Post a Comment