Thursday, December 31, 2009

APRENDAN

Cuba niega entrada a grupos religiosos de EEUU
WILFREDO CANCIO ISLA
Las autoridades cubanas rechazaron en diciembre al menos a cinco grupos religiosos y humanitarios de Estados Unidos e interrogaron a algunos de sus integrantes antes de obligarles a abandonar el país.

"El Departamento de Estado advierte un aparente incremento en el escrutinio de visas por parte de las autoridades cubanas, especialmente en lo relacionado con grupos religiosos'', indicó la portavoz Virginia Staab. "Este es un asunto consular y estamos enfocados en el bienestar de los ciudadanos estadounidenses''.

El pasado sábado, 14 integrantes del proyecto Cuba AyUUda, vinculado a la First Unitarian Church (FUC), de Portland, Oregon, fueron retenidos a su arribo al Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana. A cinco de ellos se les envió inmediatamente de regreso en un vuelo con destino a Cancún, México. Los nueve restantes fueron interrogados durante varias horas y pasaron la noche en el aeropuerto hasta su salida en las primeras horas del domingo.

El martes, un numeroso grupo de judíos que viajaron desde Miami por razones humanitarias también fue retenido y obligado a regresar horas después.

Staab confirmó ambos incidentes y dijo que la Oficina de Intereses de Estados Unidos (USINT) en La Habana estuvo en contacto con ellos para verificar su retorno seguro al país.

Fuentes religiosas en Miami que pidieron no ser identificadas dijeron a El Nuevo Herald que durante las dos últimas semanas han ocurrido incidentes similares con otros tres pequeños grupos de denominaciones cristianas, a los cuales se les ha impedido ingresar a Cuba por no contar con una autorización oficial para desarrollar sus misiones y repartir ayuda humanitaria.

"Esperamos una rápida solución a este asunto y confiamos en que los miembros de nuestro grupo pueda retornar pronto [a Cuba]'', señaló Kate Lore, ministra de la FUC para asuntos de justicia social. "Sospecho que estos controles tengan algo que ver con el incidente del contratista [estadounidense] detenido días atrás, pero reitero que nuestra misión no tiene nada que ver con ese caso''.

Las autoridades cubanas nunca revelaron los motivos de la retención, dijo Lore.

Los incidentes ocurrieron después del 4 de diciembre, cuando fue arrestado en el aeropuerto habanero un contratista estadounidense de la firma Development Alternatives Inc. (DAI), radicada en los suburbios de Washington, bajo alegaciones de distribuir teléfonos celulares, computadores y otros equipos de comunicación entre la población cubana. La compañía tiene un contrato con el gobierno estadounidense para apoyar a la sociedad civil en la isla.

El contratista --cuya identidad no se ha revelado-- permanece detenido en una dependencia de la Seguridad del Estado.

"Es evidente que el gobierno cubano ha decidido reforzar el escrutinio de entrada al país'', comentó el empresario Pedro A. González Munné, presidente de la firma Cuba Promotions, que promueve viajes a la isla en Miami. "Hasta ahora hubo mucha tolerancia para el ingreso de grupos religiosos y ciudadanos estadounidenses a Cuba, pero el caso del contratista ha disparado las alarmas de control''.

Las delegaciones que viajan a Cuba en misión religiosa deben contar con una licencia de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro, y una autorización del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, otorgada en consulta con el Departamento de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista. Los proyectos de ayuda humanitaria también suelen estar aprobados por los organismos gubernamentales.

Pero generalmente a agrupaciones, misioneros y activistas de Estados Unidos que viajaban con ayuda humanitaria --desde Miami o a través de terceros países-- se les permitía la entrada a la isla.

"Nuestra iglesia cuenta con una licencia legal vigente para viajar a Cuba, por lo que nuestra misión se hallaba en total cumplimiento de la ley cuando las autoridades cubanas procedieron a detener a nuestros viajeros'', aseveró Lore a El Nuevo Herald. "Estamos aún buscando información para comprender exactamente los motivos de este incidente''.

Alberto González, portavoz de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, D.C., declinó el miércoles comentar sobre las retenciones alegando que no contaba con información sobre lo ocurrido.

Lore explicó que lo sucedido en La Habana es una situación "totalmente inédita'' para el proyecto Cuba AyUUda, que desde el 2003 ha realizado 14 viajes para realizar labores humanitarias y llevar ayuda médica a la isla.

Desde entonces el grupo ha brindado asistencia a ancianos, niños enfermos y pacientes de sida, ha participado en tareas de construcción y pintura de edificaciones públicas y centros médicos, y ha promovido actividades musicales entre la población cubana.

Lore tuvo noticias del incidente a través de un correo electrónico de uno de los integrantes de la misión, varias horas después de la retención. Inicialmente, las autoridades no permitieron contacto con directivos de la FUC en Portland.

"Para todos nosotros, esta fue una experiencia aterradora. Para los nueve detenidos en el aeropuerto de La Habana, forzados a dormir en un frío piso de mármol resultó extremadamente incómodo, pero más terrible fue el miedo de no saber lo que podría sucederles'', indicó una declaración suscrita por el ministro Mark Slegers, director coral de FUC, junto con otros misioneros retenidos en Cuba.

Los afectados agregaron en el texto --publicado en el sitio digital de FUC-- que la experiencia sufrida ha profundizado su compasión "por otras personas que están desprotegidas en manos de una autoridad sorda e insensible''.

La Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF) --órgano bipartidista creado por el Congreso en 1998-- declaró que el comportamiento del régimen cubano no se corresponde con el espíritu de mejoramiento de las relaciones bilaterales entre La Habana Y Washington.

"Las transgresiones cometidas por el gobierno cubano contra grupos religiosos constituye un serio impedimento para la normalización de las relaciones bilaterales'', expresó Leonard Leo, presidente de la USCIRF. "El modo en que Cuba maneja los asuntos de libertad de culto y el tratamiento a los grupos religiosos visitantes ha sido una preocupación por largo tiempo''.

En octubre, dos reconocidos misioneros cubanos fueron arrestados por 14 días en una cárcel de la ciudad de Santiago de Cuba bajo acusaciones de distribución ilícita de ayuda humanitaria. Ambos detenidos estaban vinculados a la Primera Iglesia Bautista Hispana en Deltona, Florida, y se les responsabilizó con el financiamiento, sin autorización, de pequeñas fincas en la zona oriental del país, aunque fueron finalmente liberados sin cargos.

Una delegación de la USCIRF no recibió permiso de Cuba para visitar el país en abril con el fin de discutir temas de libertad religiosa con fieles, líderes eclesiásticos y representantes gubernamentales.

En sus reportes anuales, la USCIRF ha incluido a Cuba en la lista de naciones donde prevalece el control del gobierno sobre las prácticas religiosas y se registran violaciones del derecho ciudadano a la libertad de culto.

No comments:

Post a Comment