Saturday, November 28, 2009

LA VERDAD DE LA CROQUETA

LATIGO neandertales(3)
Foto de los componentes de la Nueva Cuba. Gentileza de El Látigo Cubano.
Aparezco como "la neandertala mapuche".
Mi color de cabello no es rubio, de lo cual ya hice el reclamo correspondiente.

Angélica Mora
Nueva York

Apuntes de una Periodista


Los comunistas, de un tiempo a esta parte, está apretando aún más sus nalgas en su lucha contra todo lo que huela peligro.
Siempre a la defensiva, han acrecentado sus ataques de todo género. Como las batallas se libran en muchos frentes, voy a comenzar a enumerar algunos. Concretamente Internet y el régimen de La Habana.

Internet, ¡Cómo les duele!.

A la anquilosada gerontocracia de la Isla, la Revolución Cibernética la cogió "volando bajo", más aún su uso como cruda denuncia de la realidad de lo que ocurre dentro por parte de la disidencia y el éxito de algunos blogueros.

No bien repuestos de la amarga sorpresa y viéndose perdidos con las oleadas en el mar de las comunicaciones sobre la Isla -que llegan a todas partes con la consiguiente atención mundial hacia Cuba- comenzaron a preocuparse y a estudiar el problema y las drásticas soluciones que se podrían aplicar.
Raúl Castro, despejado para la ocasión de los vapores etílicos, ordenó a Ramiro Valdéz buscar estrategias. Específicamente con los blogueros nacionales y también con los de fuera. Y extender la campaña hacia los que colocan o "cuelgan" los artículos enviados en los blogs.
Y no estamos hablando sólo de Yoani Sánchez... también vuelan hacia afuera -como hojas en el viento- "posts" con las denuncias y crónicas de los activistas que tienen gente que los ayuda en el exterior.

El caso de Ramiro Valdés es "uno más en el bote geriátrico". Sin embargo, con 77 años a cuestas se mantiene saludable y marca a su favor su ciega lealtad para con Raúl Castro. En una palabra está en la Cima, es el Hombre de las Comunicaciones y en quien el Hermano Menor delega las "papas calientes" del gobierno.
Su lealtad se probó al estar del lado del Dictador Designado en los momentos de la crisis provocada por Carlos Lage y compañía y luego asistirlo en la purga.

Esta lealtad a toda prueba a los viejos conceptos de la Revolución Cubana la subrayó el Comandante Valdés en su discurso de Caracas, el 1 de enero del 2009, con motivo de un Homenaje al Libertador Simón Bolívar ( ¡! ) :

"...Con un nuevo presidente en la Casa Blanca, nada parece indicar, sin embargo, que el Imperio y sus principales aliados vayan a aplicar cambios sustanciales al injusto orden mundial. Tratarán de hacer pagar a los pueblos el precio de la recesión. Tratarán de defender a todo costo sus privilegios egoístas. No vacilarán ante las más brutales medidas. Nada indica hasta aquí que vayan a cesar las guerras de agresión, y, por el contrario, algunos focos de conflictos armados podrían recrudecerse".

Así que, bien claro con el encargo, Ramiro Valdés giró a su vez sus instrucciones.
A partir de ese momento se acrecentaron los ataques a blogueros y activistas. Agentes especializados en estos menesteres fueron colocados por la seguridad del estado en la blogosfera para "comentar" los posts, infiltrarse como "colaboradores" y crear sus propios blogs anónimos para "pegar latigazos" a los portales y blogs, en Europa y Estados Unidos. Si se fijan el detalle, todos estos blogs se crearon e iniciaron sus actividades en el mes de agosto de este año, luego de recibir las órdenes correspondientes.

La pelotera está armada.
En el exilio ya pocos saben quien es quien y las rencillas y ataques, donde particulares y bandos se acusan de "infiltrados", son el "café cubano" de cada día.

La estrategia funcionará hasta que se le rompa una tuerca al ventilador.

** NdR: El Látigo Cubano es un blog de reciente creación. Sin necesidad de profundidades, un ligero análisis de contenido revela su agenda y paternidad. Operativamente, es una excelente muestra de las acumuladas deficiencias. Por supuesto que el "aparato", ya casi semi-centenario, ha tenido mejores épocas. ¡Oh Stasi, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!

No comments:

Post a Comment