Monday, November 23, 2009

HONDURAS AUMENTO DE TENSIONES

Honduras en vilo
A pesar de que sólo faltan 7 días para las elecciones presidenciales, los analistas aún no pueden hacerun pronóstico de los resultados, por las pocas encuestas y lo incierto de las cifras de abstención
Por: Jessica Carrillo Mazzali
El desenlace del domingo 29 de noviembre en Honduras es aún incierto. Por un lado, el derrocado Manuel Zelaya insiste en desconocer la jornada electoral y, por el otro, el presidente de facto Roberto Micheletti intenta ponerle el vestido constitucional a su situación en el poder.

Pero, más allá de esa situación de polarización en la política de la nación centroamericana la población tiene "bastante ánimo" para participar en la contienda, según declaró vía telefónica el analista político hondureño, Jorge Illescas.

A su juicio, la impresión que da el ambiente en la calle es que la gente sabe que la solución a esta crisis es el proceso electoral.

Illescas, relata la historia abstencionista de la nación. "En Honduras ha habido una tradición de abstencionismo creciente. En las elecciones en las cuales ganó Zelaya, respecto a las anteriores, hubo una disminución de 200 mil votos, esto fue sumamente elevado", recalcó. Sin embargo, considera que en esta oportunidad, por ser una situación atípica las encuestas no reflejan el comportamiento del electorado, porque 40% de personas todavía están indecisas.

Pero a pesar de la incertidumbre el analista es optimista y señala que la percepción que hay en el ambiente es bastante favorable.

"La gente de Zelaya se ha ido disminuyendo y confirman su participación en el proceso electoral. De hecho, uno de los partidos que apoya a Zelaya, el de izquierda Unificación Democrática, ratificó su participación".

TRANSPARENCIA GARANTIZADA
Illescas confía en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), pues según sus declaraciones, éste garantiza la transparencia en el proceso.

Y apoya la implementación de recursos tecnológicos en la contienda electoral. "Podría decirse que son las elecciones más transparentes en los últimos 100 años" afirma.

Además, recuerda que el proceso electoral se inició desde 2008, con las primarias. "Las dudas sobre el proceso eran porque Zelaya no le daba las asignaciones presupuestarias ni al registro de las personas, ni al TSE porque en su agenda no estaba celebrar elecciones sino una constituyente".

Finalmente, el analista afirma que la polarización de la que se habla no existe. Sólo corresponde a la guerra psicológica que ha utilizado Zelaya como estrategia para intentar generar polémica y no apagar su efecto político.

Aún no se tienen datos precisos sobre los lugares que ocupan los candidatos. Las consultas a los electores han sido pocas y los resultados que arrojan no son del todo confiables. Las encuestas no circulan como en años anteriores o como en cualquier elección normal. "Ha habido pocas encuestas en esta campaña por la misma situación de tensión. La gente no dice por quién va a votar. Pero en lo último que se puedo conocer de algunos sondeos de opinión es que se declaraba un empate técnico entre "Pepe" Lobo y Santos. Por lo tanto no podría decir quién va a ganar. El destino electoral de Honduras es incierto" concluyó.

4,6 millones de electores hondureños están convocados este 29 de noviembre a los comicios generales.

128 diputados propietarios y sus suplentes, un presidente, tres designados presidenciales y 298 corporaciones municipales serán los cargos que se elegirán.

25 mil efectivos resguardarán el orden el 29 de noviembre ante las amenazas de boicot electoral por parte de los seguidores de Manuel Zelaya.

No comments:

Post a Comment