Friday, November 27, 2009

ARRIBA A FLORIDA GRUPO DE BALSEROS

Más de 30 cubanos desembarcan cerca de planta nuclear
JOHN DORSCHNER AND ANDRES VIGLUCCI
El Día de Acción de Gracias más de 30 cubanos dejados por una lancha rápida de contrabandistas pasaron hasta ocho horas en terrenos prohibidos de la planta nuclear Turkey Point, después de lo cual llamaron a la sala de control de la planta para decir que se encontraban en los canales de enfriamiento.

Un vocero de Florida Power & Light (FPL) indicó el viernes que el grupo se encontraba a seis millas de los reactores y que la planta eléctrica del sur del condado Miami-Dade ‘‘no resultó afectada en modo alguno''.

Pero la instalación, que presume de una rigurosa seguridad, no planteó por qué su personal de seguridad aparentemente no se percató de la presencia de los cubanos en Turkey Point hasta después de unas ocho horas.

La información sobre el incidente fue revelada en un informe que la FPL envió a la Comisión de Regulación Nuclear (NRC), en el que se señala que a la 1:28 p.m. del jueves la sala de control "recibió una llamada de un individuo que decía ser miembro de un grupo de ciudadanos cubanos que habían desembarcado en los canales de enfriamiento de Turkey Point''.

La FPL tiene cajas con teléfonos en la zona para el uso de los trabajadores de mantenimiento --manifestó un vocero de la compañía--, pero no quedó claro si los cubanos utilizaron alguno de ellos para llamar a la sala de control.

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, a las plantas nucleares se les planteó que reforzaran la seguridad. La FPL tiene equipos de seguridad que durante las 24 horas del día recorren los alrededores inmediatos de los edificios de Turkey Point, los cuales también están protegidos por varias secciones de cercas.

Los edificios están rodeados por miles de canales entre los mangles, en los que el agua caliente procedente de la planta se enfría a medida que circula por ellos.

Michael Waldron, vocero de FPL, declaró que no se había producido ninguna falla de seguridad, toda vez que el grupo de cubanos no se encontraba cerca de ninguno de los edificios de la planta protegidos por rígidas medidas de seguridad. No señaló hasta qué punto de las zonas naturales circundantes se extienden esas medidas de seguridad.

"Puedo decirles que la FPL mantiene un programa de seguridad muy serio que la Comisión de Regulación Nuclear evalúa regularmente'', escribió Waldron en un correo electrónico.

"Como ustedes conocen, son muchos los aspectos sensibles de nuestro programa de seguridad que no se pueden discutir en la prensa, aunque estos individuos se encontraban a más de seis millas de la planta en una zona ambiental y nunca estuvieron cerca de la instalación fuertemente protegida''.

Según las autoridades de inmigración, los cubanos fueron dejados por dos contrabandistas que viajaban en una lancha rápida a eso de las 6 a.m. Más de ocho horas después, la sala de control supo que se encontraban en los canales de enfriamiento y llamaron a la seguridad de la planta "que localizó y controló a los cubanos sin que se produjera incidente alguno'', según el informe a la NRC.

La seguridad de la FPL llamó a la Policía de Miami-Dade. ssta arribó a las 2:24 p.m. y llamó a los agentes federales de inmigración, quienes se encargaron de custodiar a los cubanos. Estos dijeron a los agentes que fueron recogidos por dos hombres al este de La Habana en una lancha rápida de 30 pies y tres motores.

Los cubanos fueron detenidos a 100 pies del lugar donde fueron dejados, explicó Elee Erice, vocera del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. Por lo general, los cubanos que son detenidos después de llegar a las costas norteamericanas son procesados y dejados en libertad.

No se pudo determinar el número exacto de personas que formaban el grupo. La NRC informó que eran 30, pero un reporte policial de Miami-Dade indicó que eran 34. Cuatro niños formaban parte del grupo.

La seguridad de la planta ha sido dirigida por Wackenhut, pero la FPL no respondió a un correo electrónico en el que se le preguntaba si esa compañía lo seguía haciendo. Tampoco dijo quien era el responsable de proteger el sistema de canales, en caso de que alguien lo fuera.

A comienzos de este año FPL pagó a la NRC una multa de $130,000 después que una investigación halló que seis guardias de Wackenhut dormían o actuaban como cómplices de los guardias que lo hacían durante las horas de trabajo. Uno de los custodios "dormía mientras estaba de servicio en un puesto ubicado en una zona vital del reactor'', señaló la NRC.

En el 2005, funcionarios de FPL dijeron a los periodistas cómo habían reforzado la seguridad en la planta para protegerla de incursiones terroristas. Un pequeño ejército privado que dispone de armas automáticas patrulla los terrenos, mientras que torres a prueba de balas están en posiciones estratégicas desde donde se vigila el perímetro o se puede hacer fuego cruzado. La planta está rodeada barricadas para detener a los vehículos, así como cercas para impedir el acceso de intrusos.

No comments:

Post a Comment