Friday, September 25, 2009

HONDURAS:MOTIVOS

* Nelson Bocaranda
MANOSFUERADEHONDURAS

Bocaranda Sardi - El Universal - Venezuela
alto
LA DIPLOMACIA, ¿SACA O METE ASILADOS?: Todavía hay harta confusión en cuanto a la solución del caso Zelaya. A medida que pasan los días y se tratan de unir las piezas del rompecabezas siempre faltan los trozos clave. Veamos si podemos dar claves que nos han llegado: el capitán Ramón Rodríguez Chacín maneja la información de tres caminos por tres fronteras hondureñas que ha venido utilizando desde la expulsión del presidente del sombrero.
Esos caminos cuentan con la colaboración de sandinistas nicaragüenses, indígenas guatemaltecos y miembros del FMLN salvadoreño. Recientemente un alto funcionario del Gobierno brasileño (¿Marco Aurelio García?) pidió al Gobierno la posibilidad de que les enseñaran esas rutas pues ellos estaban montando un plan para regresar a Zelaya a su país. Venezuela les dio la información, pero no participó directamente en el plan. Chávez sabía, pero no estaba informado del momento por el temor brasileño de que se le saliera la información. Tres escoltas de Zelaya son venezolanos. Para su regreso se llevó solo a uno que permanece a su lado. Al cruzar la frontera le informaron al presidente Lula, pues el objetivo era meter a Mel en la sede de la ONU en Tegucigalpa y así convertir el caso en el tema principal de la Asamblea General y conseguir esa presión mundial para restituirlo en el poder. Alguien llamó a Chávez y éste, por dar la primicia al mundo, señaló que ya Zelaya estaba en la sede de la ONU. Esto hizo que ante la afluencia de sus seguidores, periodistas policías y militares al lugar, los brasileños encargados de la operación decidieran "meterlo" en su embajada y crear el caos -menos esperado- en los palacios brasileños de Planalto e Itamaraty. Lo que no sabía Chávez es que EEUU estaban al tanto de la sigilosa maniobra en combinación con Lula. Por eso la inmediata declaración de la secretaria Clinton con el presidente Arias. La molestia de Lula fue grande por el resultado diferente a lo planeado. La diplomacia es para sacar asilados y no para meterlos en las embajadas. Un revés a la seria tradición diplomática brasileña. Se supo que hubo que presionar mucho a Zelaya -"en muitas oportunidades"- para que decidiera cruzar la frontera escondido pues sus temores crecieron a medida que se acercaba la hora. Estuvo a punto de rajarse en el intento. Ayer ya un país dijo en la ONU que como ya Zelaya estaba en territorio hondureño reconocerían las elecciones. ¿Irán por allí los tiros?

No comments:

Post a Comment