Monday, August 31, 2009

CUBA:DESINFORMACION

ARTICULO DESDE CUBA

Las barreras de la desinformación.

Aini Martín Valero .

Orlando Corzo Gonzalez.
Foto de Orlando Corzo Gonzalez

La Habana, 31 de agosto, 2009
Orlando Corzo González tiene 78 años, su andar mas lento y su carisma lo caracteriza entre sus vecinos de Regla, lugar donde vive hace un montón de años.

Desde muy pequeño su familia le enseño amar la libertad a exigir sus derechos. Es por eso que en la actualidad este longevo amigo es un fiel defensor de los derechos humanos en Cuba. Su mayor tarea –que el mismo se ha impuesto- es llevar información fresca, concisa y clara a toda su comunidad.

Orlando Corzo es un opositor que pese a su edad camina a diario por las calles de Regla, periódicos como El Nuevo Herald, la Revista Misceláneas de Cuba, noticias impresas y otras informaciones, reparte entre amigos y conocidos. Orlando tiene un lema “cuando termines de leerlo, pásalo”.

Este anciano de vos afable, trata de llegar –con la lectura- a sectores como el adulto mayor que es pensionado, que no trabaja y están en los círculos de abuelos, que tienen una visión un poco truncada de la realidad del proceso revolucionario.

Entre sus grupos de lectores, que ya lo esperan ansiosamente, se encuentran también jóvenes. Los hijos y nietos de sus amigos que cada día abren más sus ojos ante lo que ellos llamaban socialismo para el bien de todos.

Según me cuenta Orlando estos muchachos han logrado tener otra visión de la Cuba de hoy gracias a la lectura que este les ofrece. En muchas ocasiones les ha regalado la Declaración Universal de los Derechos Humanos para que así conozcan los artículos de la misma y sepan cuales son sus verdaderos derechos, que el gobierno cubano no cumple.

La información en Cuba ha faltado desde hace 50 años y aunque parezca poco, la labor de Orlando Corzo es muy importante para todos aquellos sectores que no tienen el privilegio de tener noticias reales.

Hoy en día los cubanos han tratado de llegar a la información verídica de distintas maneras, las memorias flash, los discos con programas y noticieros de la antena, los teléfonos celulares que pueden tomar fotografías en el momento que ocurre un hecho y muchos otros medios que rompen las barreras de la desinformación.

Orlando Corzo González sueña con que en Cuba exista un periódico que practique la libertad de prensa, donde no halla manipulación del gobierno y todos aquellos que deseen expresar sus pensamientos puedan hacerlo sin que medie la persecución y la cárcel.

No sabemos si los sueños de Orlando algún día se hagan realidad, pero si podemos asegurar que excite un grupo de personas, entre ellas los periodistas independientes, que pese a todos los riegos que corren, tendrán un lugar en la historia de la verdadera información. Algún día los gobernantes que hoy los reprimen, mañana les agradecerán el granito de arena que llenara la copa de la verdadera libertad de prensa.

No comments:

Post a Comment