Saturday, December 20, 2014

CÓMO SE FRAUGUÓ DURANTE AÑOS "EL ACERCAMIENTO"

Así cayó el Muro del Caribe

Un consejero de Obama y un diplomático hispano de EE UU fraguaron con los negociadores cubanos en nueve reuniones el acercamiento entre ambos países


Barack Obama habla con Raúl Castro en el despacho Oval, en presencia de Ben Rhodes y Ricardo Zúñiga, entre otros. / Casa Blanca
Barack Obama se acercó a Raúl Castro. Se saludaron. Castro sonrió. El encuentro ocurrió en diciembre de 2013, en el funeral de Nelson Mandela en Johannesburgo (Sudáfrica). Fue breve: seis segundos.
La cordialidad entre los presidentes de Estados Unidos y de Cuba sorprendió al mundo. Ambos llevaban medio año embarcados en un proyecto secreto: el deshielo en las relaciones entre dos países enfrentados durante más de medio siglo.
La caída del último muro de la Guerra Fría en América es el resultado de un esfuerzo que empezó en 2009
Esta semana, un año después del saludo en el estadio, Obama y Castro han anunciado la normalización de las relaciones. Washington y La Habana intercambiarán embajadores. EE UU retirará a Cuba de la lista de Estados que patrocinan el terrorismo, y facilitará el comercio y los viajes.
La caída del último muro de la Guerra Fría en América es el resultado de un esfuerzo que empezó en 2009. Ese año Obama —un senador novato que, con una retórica ilusionante, prometía hablar con los enemigos de su país y arreglar el mundo— llegó a la Casa Blanca. Pero no fue hasta la primavera de 2013 cuando el presidente de EE UU, en su segundo y último mandato, autorizó el inicio de unas negociaciones en las que, además de emisarios de los Gobiernos estadounidense y cubano, han participado el Vaticano, como mediador, y Canadá y el propio Vaticano como anfitriones de la mayoría de las reuniones. “Hoy América decide liberarse de las cadenas del pasado para alcanzar un futuro mejor”, dijo Obama el miércoles en la Casa Blanca.

Obama y Castro en el funeral de Nelson Mandela. / REUTERS
Las negociaciones comenzaron en junio de 2013 en Canadá
Esta es una primera aproximación, elaborada a partir de entrevistas y declaraciones de protagonistas y observadores, de esta negociación. Sus protagonistas son jóvenes asesores de la Casa Blanca —personajes que se parecen más a actores secundarios de la serie El Ala Oeste que a negociadores de la Guerra Fría—, veteranos emisarios del aparato diplomático más antiguo de la tierra, el Vaticano, y representantes de uno de los últimos regímenes comunistas del mundo. Incluye varios espías curtidos y un cooperante, Alan Gross, detenido en La Habana en diciembre de 2009 y liberado el pasado miércoles en el marco del canje de presos —tres espías cubanos detenidos en EE UU por un espía de EE UU detenido en Cuba— que ha logrado el deshielo entre EE UU y Cuba.
Las negociaciones comenzaron en junio de 2013 en Canadá, pero la prehistoria de la negociación comenzó casi un año y medio antes. El senador demócrata Patrick Leahy, que voló con Gross a bordo del avión que devolvió al contratista a EE UU, y su asesor Tim Rieser conocían bien a los Castro desde los años noventa. Y a ambos les preocupaba la detención de Gross.
A principios de 2012, Leahy y Rieser abordaron el caso con las autoridades cubanas, incluido con el presidente Raúl Castro, y “cómo podía llevar a algo más grande”, recuerda Rieser. Se lo comunicaron a la Casa Blanca.
“Leahy sintió que este era el momento, con Obama en la Casa Blanca, de intentar mover nuestra relación con Cuba hacia otro lugar y sabíamos que eso iba a requerir traer a Gross de vuelta”, explica el asesor del senador, con experiencia en otros casos de presos en el extranjero.
Pero advirtieron a la Administración de que pedir únicamente la liberación de Gross era “una estrategia sin posibilidades de éxito”. “Cualquiera que sepa algo de los Castro sabe que no responden bien a los ultimátums. Los cubanos dejaron claro que estaban ansiosos por hablar con EE UU pero que no estaban preparados para hacer concesiones unilateralmente”, añade Rieser.
Obama adoptó, tras llegar a la Casa Blanca, algunas medidas para flexibilizar el envío de remesas a Cuba y los viajes de cubanoamericanos a la isla. Pero tuvo que sufrir una pequeña humillación en la Cumbre de la Américas que se celebró en Colombia en abril de 2012, y ver cómo Cuba iniciaba una tímida liberalización, para decidirse a apretar el acelerador.
En la cumbre, Obama escuchó el clamor del resto de socios —incluidos aliados como Colombia y México— contra el embargo de EE UU a Cuba y en favor de invitar a este país a la próxima cumbre. Tras salir reelegido en las presidenciales de 2012, sin ruido ni publicidad, el mandatario situó Cuba como una de las prioridades de su política exterior. Tras el fiasco de la cumbre, el presidente cambió de consejero en asuntos latinoamericanos. Sustituyó a Dan Restrepo por Ricardo Zúñiga con el objetivo de impulsar el contacto con La Habana.
En la primavera de 2013, el presidente de EE UU autorizó “discusiones exploratorias” con funcionarios cubanos. Los primeros intercambios de mensajes fueron a través de la Sección de Intereses de EE UU en La Habana, que hace funciones de embajada desde el fin de las relaciones diplomáticas, en 1961, y a través de las delegaciones de ambos países en la ONU, en Nueva York.
Obama designó a dos emisarios atípicos: su escritor de discursos y consejero predilecto en política exterior, y un diplomático nacido en Honduras con experiencia en asuntos cubanos.
Tras el fiasco de la Cumbre de las Américas de 2012, EE UU cambió de consejero en asuntos latinoamericanos para impulsar el contacto con La Habana
Ben Rhodes, nacido en 1977, y Zúñiga, nacido en 1970 y emigrado a EE UU cuatro años después, forman una extraña pareja: poco conocidos fuera de los círculos diplomáticos y políticos de Washington y sin el caché de otros negociadores del pasado, como Henry Kissinger o Zbigniew Brzezinski.
Pocas personas gozan de la confianza del presidente como Rhodes. El alambicado nombre de su cargo —asistente del presidente y viceconsejero de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas y Escritura de Discursos— no refleja su influencia real. Rhodes era un aspirante a novelista hasta que los atentados del 11 de septiembre de 2001 en su ciudad, Nueva York, le cambiaron la vida. Empezó a escribir discuros para el congresista Lee Hamilton. En 2008 se unió al equipo de campaña del entonces senador Obama. Su victoria le llevó a la Casa Blanca, donde sus poderes no han dejado de crecer. El de Cuba no es el primer acuerdo con un país rival que ayuda a negociar. En 2011 contribuyó a la apertura a Birmania y las negociaciones con el régimen militar del país asiático.
En el Vaticano se destaca el papel de Pietro Parolin, quien de 2009 a 2013 ejerció como nuncio en Venezuela
La trayectoria de Zúñiga, hijo de un diplomático hondureño y una ciudadana de EE UU, es distinta. No proviene de la política, como Rhodes, sino del servicio diplomático. Director para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional desde 2012, Zúñiga ejerció antes como consejero político en la Embajada de EE UU en Brasilia, dirigió la Oficina de Asuntos Cubanos en el Departamento de Estado y estuvo destinado en la Sección de Intereses de EE UU en La Habana.
Seguidor de la serie de intriga política House of Cards y lector de Mario Vargas Llosa, el diplomático  fue viceconsejero político de la Embajada de EE UU en Madrid entre 2004 y 2007, donde se ocupó de la cooperación antiterrorista entre EE UU y España.
Los intentos de obtener la identidad de los negociadores cubanos han resultado infructuosos.
Canadá ejerció de anfitrión, no de mediador, en siete sesiones negociadoras
Canadá ejerció de anfitrión —no de mediador— en, como mínimo, siete de las nueve sesiones negociadoras. Seis reuniones se celebraron en la capital, Ottawa, y una en Toronto, la ciudad más poblada del país. Rhodes y Zúñiga volaban en vuelos comerciales, sin despertar sospechas ni alterar sus agendas en la Casa Blanca. La distancia de La Habana es mayor: cinco horas.
No es casualidad que Canadá fuese el país elegido. Aliado estrecho de EE UU y miembro de la OTAN, también ha sido durante décadas uno de los países occidentales más cercanos a Cuba. Canadá era campo neutral, un papel comparable al de Austria o Finlandia en la Guerra Fría. Canadá jamás rompió relaciones diplomáticas con Cuba.
En la primavera de 2014, las negociaciones lograron un impulso decisivo. Primero, tras la reunión del papa Francisco con Obama, el 27 de marzo en el Vaticano. Después, cuando EE UU recurrió a una táctica habitual en la Guerra Fría y se sacó una carta oculta en la negociación por el intercambio de presos: un cubano que había espiado para EE UU y estaba preso en Cuba desde hacía casi veinte años.

Benedicto XVI con Fidel Castro en 2012. / OSSERVATORE ROMANO
Como Canadá, la Santa Sede nunca interrumpió las relaciones diplomáticas con Cuba
La nueva carta permitía a EE UU plantear la negociación como un intercambio de espías, puesto que Gross era para Washington sólo un cooperante y así lo ha mantenido hasta el final.
Rieser, el asesor del senador Leahy, siguió participando en el diálogo, con un “contacto cercano” con Zúñiga. Su objetivo era apoyar y asesorar a Obama y a Zúñiga en las discusiones.
En verano, el Papa envió sendas cartas a Obama y a Castro. En ese momento, según Rieser, las posibilidades de un acuerdo Washington-La Habana eran "muy buenas". Pero también se sabía que podían saltar por los aires en cualquier momento: si la salud de Gross empeoraba, todo descarrilaría y el deshielo podría quedar aplazado años o décadas.
En la Cuba de hoy, la presencia de la Iglesia de Roma es todavía muy debil, en comparación con el papel que jugó en la transición de países como Chile y Polonia
Cuba era consciente de ello. En cuatro llamadas telefónicas durante el pasado verano, el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, advirtió a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez Parrilla -al que conocía de su etapa como presidente del Comité de Exteriores del Senado-, que si le pasaba algo a Gross "nunca habría una mejor relación con Estados Unidos", según revela un funcionario del Departamento de Estado que pide el anonimato.
El papel del Vaticano ha sido central. Durante los últimos meses las reuniones internas en el Vaticano han sido numerosas. Como Canadá, la Santa Sede nunca interrumpió las relaciones diplomáticas con Cuba. Ya desde Juan XXIII, la derecha más ultramontana ponía en circulación el rumor de que Fidel Castro iba a ser excomulgado. “No sé de donde salió esa historia”, explica ahora el secretario particular de Juan XXIII, el cardenal Loris Capovilla, quien acaba de cumplir 99 años, “pero es solo una leyenda. Ni se le pasó jamás por la cabeza al papa Juan ni a sus sucesores”.
El milagro es que nada se supiese ni filtrase hasta este miércoles
Juan XXIII se enfadó mucho cuando se enteró de que, nada más estallar la revolución de Fidel Castro, los curas y las monjas católicas estaban saliendo de Cuba a toda prisa: “¡No pueden escapar, la Iglesia no se escapa nunca, es necesario que se queden allí!”. Aquel enfado del papa Roncalli es recordado ahora por el que ya entonces era su secretario particular, Capovilla. “No podré olvidar nunca el dolor y la decepción del papa Juan por la fuga del clero local tras la llegada al poder de Castro".
Aquella tarde el Papa estaba furioso y no paraba de repetir: "¡Las relaciones diplomáticas no se interrumpen nunca!”. Aquel enfado se tradujo durante las décadas siguientes en un acercamiento constante, silencioso, difícil muchas veces, pero tan firme que dos papas considerados muy conservadores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, apoyaron las relaciones diplomáticas visitando la isla
En la Cuba de hoy, la presencia de la Iglesia de Roma es todavía muy débil —en comparación con el papel que jugó en la transición de países como Chile y Polonia—."Y sin embargo, la Iglesia es hoy la única entidad que recibe apoyo del exterior en Cuba y no es criticada por ello por el régimen castrista”, declara Eusebio Mujal-León, profesor en la Universidad jesuita de Georgetown, en Washington, y autor de varios libros sobre Cuba y América Latina.
Con estas negociaciones, termina una etapa en la diplomacia y en la presidencia de Barack Obama
No cabe duda de que el Vaticano desea penetrar en la isla. Si se abren iglesias y se destinan curas a Cuba se da el primer paso para acceder a la eduación en las escuelas y entrar en la televisión, por ejemplo, como camino para una nueva evangelización postcastrista.
Fue en el Vaticano donde, el pasado octubre, se selló el acuerdo sobre el intercambio de presos y los primeros pasos hacia la normalización. En noviembre, en la última de las reuniones, los negociadores acabaron de perfilar los detalles técnicos en Canadá.
El milagro es que nada se supiese ni filtrase hasta este miércoles por la mañana, cuando la Casa Blanca anunció el acuerdo.
"Tenía que hacerse así para mantenerlo en secreto y para que funcionase”, dice Peter Kornbluh, director del Proyecto de Documentación de Cuba y coautor de Back channel to Cuba (Canal oculto a Cuba), unas historia de los contactos secretos entre Washington y La Habana desde la revolución de 1959. “Es posible que sea el último gran episodio de diplomacia por canales ocultos entre Estados Unidos y Cuba", añade Kornbluh.
Con estas negociaciones, termina una etapa en la diplomacia y en la presidencia de Barack Obama. En julio de 2007, cuando Obama le disputaba a la experimentada Hillary Clinton la candidatura demócrata a la Casa Blanca, un ciudadano les preguntó en un debate si estaban dispuestos a reunirse con el líder de Cuba sin condiciones previas.
“Sí”, respondió Obama.
Clinton respondió que no.
Ahora Obama, que se ha declarado abierto a viajar a La Habana en el futuro, puede cumplir aquel vaticinio.
Esta información ha sido elaborada por Yolanda Monge, Joan Faus y Marc Bassets en Washington y Pablo Ordaz en Roma.

YA NADA ES COMO AYER

Transición, en Cuba y otros lugares cercanos.
Tal vez se trate de la caída del Muro de Berlín otra vez, solo que en el Caribe
La historia es siempre un largo proceso acumulativo, pero hay hitos que marcan discontinuidades. A veces son accidentes, otras planeadas, pero son coyunturas críticas en las que algo pasa y la historia da un giro en U. Hoy es uno de esos momentos. Hay que registrarlo. Deberá recordarse donde estaba uno cuando Obama anunció que Estados Unidos restablecerá relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba.
La historia recién ha comenzado: ya nada es como era ayer
Más de medio siglo de historia ha cambiado. Es decir, cambiará con ello el medio siglo que viene. Hace diez días, desde este mismo espacio, sugerí que ya no era cuestión de si el embargo se levantaría o no, sino de cuándo. Ese es el próximo tema, pero es plausible imaginar que la propia dinámica de relaciones diplomáticas y comerciales normales lo transformará en otra de esas tantas normas legales que existen pero que nadie cumple. Quizás se diluya por sí mismo.
Aquellos Apuntes de hace diez días también sugerían posibles estrategias democratizadoras. Obama acaba de escribir esa hoja de ruta con bastante precisión: lo político, lo comercial, la cooperación, la tecnología, los viajes, un decálogo de tareas que, paso a paso, describen como abrir una sociedad cerrada. Alguien ya dirá que es más del mismo imperialismo. Tal vez lo sea. A veces la democracia llega desde adentro, casi siempre tiene ayuda desde afuera.
Alguien ya dirá que es más del mismo imperialismo. Tal vez lo sea
Precisamente, Obama especificó lo central de la nueva política exterior: su apoyo indeclinable a los derechos humanos y la democracia. Por ello, enfatizó la imperiosa necesidad que la sociedad civil cubana participe en la cumbre de Panamá, como todas las demás y en cumplimiento de la Carta Democrática Interamericana. Es una demanda de la propia oposición en la Isla, que además reclama que los grupos que asistan sean genuinamente parte de la sociedad civil —es decir, independientes— y no aparato del estado disfrazado, como es habitual en un régimen de partido único.
La oposición cubana deberá ser escuchada, tanto en sus reclamos como en sus temores. Por un lado porque nadie tiene más legitimidad que ellos, las víctimas de un régimen opresivo de más de medio siglo, y también por su probada sensatez. Temen que un boom económico fortalezca al partido-Estado, en vez de debilitarlo, como ocurrió en China. Temen que el capitalismo haga ricos a los burócratas del partido, como en la piñata nicaragüense, cuando los activos privatizados terminaron en manos de los Ortega y sus clientes. En dos años, dicen los opositores, Obama estará en su casa y los Castro probablemente en el poder o, en su defecto, podrían estar manejando la economía cubana.
En Estados Unidos las reacciones son para tener en cuenta también. Los republicanos en el Congreso ya se opusieron, tal vez por reflejo, sin importarles el texto de la decisión de la Casa Blanca, y sin escuchar a algunas de sus bases sociales naturales, como la Cámara de Comercio y la tercera generación de cubano-americanos, por citar dos ejemplos de sólido apoyo al levantamiento del embargo. Es que ya nada es como era ayer, de eso se trata cuando la historia gira en U.
La oposición cubana deberá ser escuchada, tanto en sus reclamos como en sus temores
Que ya nada es como era ayer debería ser materia de reflexión para Maduro, Cabello y los demás socialistas del siglo XXI. Los incentivos para Cuba han cambiado dramáticamente. El costo de apoyar al chavismo se ha incrementado exponencialmente hoy, esta misma mañana. El negocio político y económico ya no está en Venezuela, quizás esté en el mismísimo Estados Unidos. Además, el subsidio petrolero llega a su fin, y eso podría generar un cambio en las prioridades de la política exterior cubana. Tal vez Maduro termine viviendo en carne propia uno de los rasgos centrales del castrismo: el instrumentalismo y el oportunismo en estado puro. Sería irónico pero no necesariamente injusto.
El costo de apoyar al chavismo se ha incrementado exponencialmente
Los legisladores aceptarían el levantamiento del embargo y la Casa Blanca podría apoyarlos con mayor firmeza en las sanciones contra los chavistas. Frío polar —y de antes del calentamiento global— debe correr por Miraflores con esta trasnochada idea. Pero si París bien valió una misa, tal vez piensen en La Habana, qué no haríamos por una embajada hecha y derecha en Massachusetts Avenue, Embassy Row, en Northwest Washington.
Y si ello ocurre, ironía de ironías, ¿qué será de los demás bolivarianos, aprendices de dictadores que contaban con perpetuarse en el poder? ¿Qué será de los Correa, los Morales y otros parientes cercanos sin Caracas y con La Habana atendiendo el negocio de los gringos? Eso sí que podría ser una nueva ola de transiciones democráticas, la caída del Muro de Berlín otra vez, solo que en el Caribe y zonas aledañas.
¿El fin de la historia? La historia recién ha comenzado: ya nada es como era ayer.

ROLANDO SERRAFF PODRIA YA ESTAR EN EEUU

Existen buenas razones por las cuales Rolando Sarraff podría encontrarse oculto en algún lugar de Estados Unido, acogido al programa de Protección de Testigos de USA

La liberación de Rolando Sarraff Trujillo de una prisión cubana ha sido tan secreta como ha sido toda la vida de este supuesto espía estadounidense, informa la agencia Reuters y se une a una serie de especulaciones que se tejen en torno al agente cubano.
Ni siquiera la familia de Sarraff parece saber lo que ha pasado con el cubano considerado por algunos como el informante estadounidense puesto en libertad en el marco del reciente intercambio de prisioneros entre Cuba y Estados Unidos.
"Todo lo que puedo decir es que... mi hermano ha desaparecido", dijo por teléfono su hermana, Vilma Sarraff desde España el viernes, señalando que la familia de Sarraff en Cuba no ha oído hablar de él en días y no ha sido capaz de obtener ninguna información de las autoridades cubanas. "No sabemos nada".
A diferencia del retorno a casa de Alan Gross, el ex trabajador de ayuda estadounidense, cuyo nombre fue difundido por todos los medios tras su puesta en libertad, Estados Unidos y Cuba se han negado a revelar públicamente la identidad del espía liberado simultáneamente.
Las agencias de inteligencia de la Casa Blanca y de Estados Unidos se negaron a comentar informaciones publicadas por los medios de comunicación que aseguraban que Sarraff, que había estado en una prisión cubana desde 1995, era el espía liberado.
Existen buenas razones por las cuales Rolando Sarraff podría encontrarse escondido en algún sitio.
"Probablemente se le interroga en algún lugar muy tranquilo. Quieren saber exactamente lo que pasó", dijo un ex alto funcionario de inteligencia de Estados Unidos. "Sería una cosa normal."
Chris Simmons, un ex oficial de contrainteligencia de la Agencia de Inteligencia de Defensa, describió a Sarraff –familiarmente conocido como "Roly"– como un criptógrafo que trabajó para el Director de la Inteligencia de Cuba, citando testimonios de desertores cubanos.
Simmons dijo que Cuba se comunicó con sus espías a través de mensajes codificados por onda corta. Sarraff habría sido capaz de ayudar a Estados Unidos a romper ese código.
"Roly fue arrestado en 1995. Casi de inmediato el FBI puede leer las comunicaciones cubanas", dijo Simmons, diciendo que creía Sarraff fue la persona puesta en libertad la semana pasada.
Simmons dijo que Sarraff trabajó en un equipo de la CIA de tres hombres que incluía José Cohen, quien dijo a Reuters que se escapó de Cuba en una balsa en 1994. Cohen, quien ahora vive en Miami, se negó a discutir el caso de Sarraff en profundidad, a pesar de que ofreció una perspectiva diferente de Sarraff.
"Es muy peligroso hablar de esto. La prensa se ha equivocado. Rolando y yo estudiamos juntos. Estudió periodismo. Yo soy el criptógrafo. Estudié criptología matemática", dijo en una entrevista.
La familia de Sarraff en Cuba se negó a hablar con Reuters y su hermana no discutió el pasado de su hermano y mucho menos confirmó cualquier trabajo de espionaje.
El presidente Barack Obama elogió el espía sin nombre como "uno de los agentes de inteligencia más importantes que Estados Unidos ha tenido nunca en Cuba".
El Director de Estados Unidos de la oficina de Inteligencia Nacional, dijo que el informante también proporcionó información que condujo a la identificación de una célula con sede en Florida de cinco espías cubanos, así como a la de Ana Belén Montes, una funcionaria de alto rango de la Agencia de Inteligencia de Defensa.
Obama reconoció que el sacrificio del espía había sido un secreto celosamente guardado que conocían sólo unos pocos.
Existen buenas razones por las cuales Rolando Sarraff podría encontrarse oculto en algún lugar de Estados Unido, acogido al programa de Protección de Testigos de USA

RECLAMA EEUU A CUBA 7 MIL MILLONES EN PROPIEDADES EXPROPIADAS


La mayor reclamación procede de Cuban Electric, la compañía que surtía de energía al país y era propietaria de Cubana de Electricidad
Edificios, granjas, molinos, maquinaria, arte… miles de compañías estadounidenses –desde Coca Cola a Exxon– siguen reclamando al gobierno de castro la devolución de sus propiedades.
Foto tomada de la internet
Foto tomada de la internet
Por funds society
ICLEP- EEUU reclama a Cuba 7.000 millones en propiedades inmobiliarias expropiadas. Edificios, granjas, molinos, maquinaria, arte… miles de compañías estadounidenses –desde Coca Cola a Exxon– siguen reclamando al gobierno de castro la devolución de sus propiedades. Se calcula que a precios de la década de los sesenta, todos esos activos valían 1.800 millones de dólares. Sí se le aplicara un 6% de interés, estaríamos hablando de más de 7.000 millones de dólares, de acuerdo a una información que publicaba el pasado mes de abril ‘The Boston Globe’ y que ahora está de plena actualidad después de que esta semana Washington y La Habana anunciaran el restablecimiento de relaciones diplomáticas y económicas tras medio siglo de aislamiento.
Carlos Salas, colaborador de Idealista News, recupera así la lista de las primeras 50 reclamaciones en valor a precios de los años sesenta. Esta lista fue elaborada por un grupo de expertos de la Universidad estadounidense de Creighton (Omaha, Nebraska) en 2007, tomando como referencia las peticiones de reclamación de pagos admitidas por la comisión de desarrollo internacional de Estados Unidos.
La mayor reclamación procede de Cuban Electric, la compañía que surtía de energía al país y era propietaria de Cubana de Electricidad, y que estaba en manos estadounidenses. La compañía reclama 267 millones de dólares por propiedades no devueltas. Los precios corresponden a una valoración realizada entre 1967 y 1969
flags

Este artículo fue originalmente publicado por www.fundssociety.com

SANCIONES A VENEZUELA: AY CÓMO DUELEN

Enviado desde Venezuela
20 de dic, 2014
¿Las sanciones son internacionales o injerencistas? 
No. Las sanciones son administrativas, no son judiciales y están referidas a personas. Estados Unidos esta en su derecho de expulsar a los funcionarios extranjeros así como Venezuela ha expulsado a funcionarios estadounidenses.

¿Y el congelamiento de activos? 
También son sanciones administrativas basadas en las leyes de emergencia financiera y anti lavado de dinero La persona sometida a este proceso administrativo puede presentar una  solicitud de remoción, directamente o por intermedio de su abogado. Los sancionados tendrán derecho a la defensa, el mismo que le han negado a los venezolanos a quienes les violaron sus Derechos Humanos. Los sancionados podrán presentar un dossier explicando sobre sus bienes y deberán responder un cuestionario del Departamento del tesoro. El sancionado tendrá que demostrar al Departamento del Tesoro en 90 días el origen de sus fondos. De dónde provienen, cómo los obtuvo. Esta ley sancionará a personalidades políticas, policiales, militares y civiles que perpetraron las violaciones a los Derechos Humanos. 

Esta ley sancionará también a “Quienes ordenaran o dirigieran los arrestos y los juicios” contra ciudadanos inocentes. #sosvzla
Es decir que la ley se aplicara durante dos años a policías, jueces y fiscales que emprendieron dichos juicios y las violaciones a los DDHH. La ley sancionará a: “asistieran, apoyaran o proveyeran apoyo material o financiero, bienes y servicios para la comisión de esos crímenes”. 
“Quienes ordenaran o dirigieran los arrestos y los juicios” a los que protestaron, los juicios a Leopoldo López, María Corina y líderes.

La ley pueden sancionar a empresas que vendan material de represión a Venezuela, pasando por intermediarios venezolanos, internacionales. La ley puede sancionar, hasta los banqueros que transfirieron los dólares para las compras de los materiales con los que se violaron DDHH 

La ley aplica si uno de los sancionados transfirió su propiedad o su dinero  a otra persona para evadir el cumplimiento de esta ley. #sosvzla
La ley aplica a un banquero o 3ero que posea los fondos de los sancionados con la intención de violentar las disposiciones de la ley.
Las sanciones para quienes posean los fondos de los sancionados, serán las mismas de los sancionados. #sosvzla
Los sancionables y otras personas (unas 200) que enfrentarán las medidas no podrán volver a tener ni manejar jamás la moneda llamada dólar.
Teóricamente los sancionados solo podrían manejar y jamás transformar a dólares, cualquier otra moneda.
En la práctica este tipo de sanciones hacen que toda la banca internacional excluya de inmediato a los sancionados de sus bancos.
La ley, en conjunción con la "Ley de Emergencia Internacional” permite rastrear en otras monedas, todos los activos de los sancionables.
En Europa se le teme mas a esta lista que a los reguladores la OFAC ha “enseñado sus dientes” multando severamente a los bancos europeos.
¿Cuáles son los efectos de estas sanciones? 
Dramáticas y terribles. Quien aparece en ese listado se convierte en un paria financiero mundial

RAÚL CASTRO DECLARA QUE NO CAMBIARÁ EL RUMBO POLÍTICO DE CUBA...

"Hemos llegado al año 57 de la revolución, y con un pueblo como éste podemos llegar al año 570 de la revolución",expresó el dictador Raúl Castro en su discurso ante la Asamblea Nacional, y deja sin respuesta las medidas de Obama para 'empoderar' a los cubanos

 Raul clausura viii legislatura del parlamento cubano (5)

La Habana,| 20 Dic 2014
En su discurso ante la Asamblea Nacional, el dictador recuperó el lema de 'patria o muerte, venceremos'. 'Con un pueblo como éste podemos llegar al año 570 de la revolución', aseguró.
El general Raúl Castro descartó este sábado cualquier cambio en el rumbo político del régimen, tras la normalización de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.
Castro reiteró que el régimen de La Habana no renunciará a su sistema político socialista, aunque está dispuesto a discutir sobre todos los temas en "igualdad" y "reciprocidad".
"De la misma forma que nunca nos hemos propuesto que los Estados Unidos cambie su sistema político, exigiremos respeto al nuestro", dijo el dictador en la clausura de la Asamblea Nacional.
Indicó que La Habana reitera su "disposición al diálogo respetuoso y recíproco sobre las discrepancias.Tenemos firmes convicciones y muchas preocupaciones sobre lo que ocurre en Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos".
Según el gobernante, se eliminó un "obstáculo" en las relaciones entre la Isla y Estados Unidos con los históricos acuerdos alcanzados con el presidente Barack Obama para restablecer lazos diplomáticos tras medio siglo.
"El pueblo cubano agradece esta justa decisión del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Con ello se ha eliminado un obstáculo en las relaciones entre nuestros países", dijo.
Advirtió, sin embargo, que la "lucha" para acabar con el embargo de Estados Unidos "será larga y difícil" y precisará que continúen los reclamos internacionales y de la sociedad estadounidense en favor del fin de esa situación.
Por ello, deseó que el presidente estadounidense, Barack Obama, "utilice con determinación prerrogativas ejecutivas para modificar sustancialmente el bloqueo en aquellos aspectos que no requieran la aprobación del Congreso".
"Todos los datos indican que amplia mayoría de ciudadano norteamericanos quiere la normalización de los lazos bilaterales con Cuba", afirmó Raúl Castro.
Los espías y Elián, en el espectáculo
En la sesión, donde fueron largamente aplaudidos los cinco espías y Elián González, Castro anunció la celebración del VII congreso del Partido Comunista en abril de 2016.
El dictador confirmó asimismo que asistirá a la Cumbre de las Américas, en abril del año próximo en Panamá.
"Confirmo que asistiré para expresar nuestras posiciones con sinceridad y respeto por todos los jefes de Estado y gobierno sin excepción", dijo el mandatario ante la asamblea unipartidista.
Castro dejó sin respuesta las medidas propuestas por Obama para "empoderar a los cubanos", cuya aplicación depende de la voluntad del régimen de La Habana.
Entre ellas, los esfuerzos planteados por Washington "para incrementar el acceso de Cuba a las comunicaciones y su capacidad para comunicarse de manera libre", y la autorización de "expansión de ventas y exportaciones comerciales de ciertos bienes y servicios" desde Estados Unidos, "para uso del sector privado".
Tras leer el discurso, Castro improvisó unas palabras sobre los cinco espías y Elián, y terminó su intervención con el lema "patria o muerte, venceremos", que no suele utilizar en sus discursos. Sería la primera vez desde que asumió el mando del Gobierno.
"Hemos llegado al año 57 de la revolución, y con un pueblo como éste podemos llegar al año 570 de la revolución", expresó el general al finalizar.
DDC

CHAVISMO ACUSARÁ DE "TRAICIÓN A LA PATRIA" AL PRINCIPAL VOCERO OPOSITOR

 Torrealba, principal vocero de la MUD, dijo durante una rueda de prensa de la plataforma que ésta respalda toda iniciativa que tome “cualquier parlamento” o “cualquier país” para castigar a los violadores de derechos humanos, en alusión a las sanciones aprobada contra funcionarios venezolanos por parte de EEUU.
Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad, ofrece declaraciones de prensa rodeado de algunos líderes opositores. ( Foto Prensa MUD)
Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad, ofrece declaraciones de prensa rodeado de algunos líderes opositores. ( Foto Prensa MUD)

ICLEP- CARACAS.- EFE- El bloque oficialista venezolano, Gran Polo Patriótico (GPP), anunció este viernes que denunciará al secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, por “traición a la patria” luego de que respaldara las sanciones a funcionarios venezolanos aprobadas por EEUU.
El GPP “está preparando un documento que trataremos de introducir en los próximos días para no solamente denunciar sino actuar legalmente contra estas posturas que son absolutamente reprochables e inadmisibles en gente que pretende dirigir o ser dirigente en nuestro país”, dijo a periodistas la dirigente oficialista Blanca Eekhout.
Apoyo a las sanciones
Torrealba, principal vocero de la MUD dijo este viernes durante una rueda de prensa de la plataforma que ésta respalda toda iniciativa que tome “cualquier parlamento” o “cualquier país” para castigar a los violadores de derechos humanos, en alusión a las sanciones aprobadas por el parlamento y refrendadas ayer por el presidente de EEUU, Barack Obama contra funcionarios venezolanos.
“De manera sorprendente la Mesa de la Unidad Democrática a través de su secretario ejecutivo hoy ha respaldado las acciones injerencistas, las sanciones del Parlamento y el Gobierno de los Estados Unidos en contra de Venezuela”, dijo la también vicepresidenta del Parlamento venezolano.
Traición a la patria
A juicio de Eeckhout, la posición de la MUD “es una demostración de que este sector (opositor) tiene una actitud de traición a la patria”, y consideró “vergonzoso que pretendan darle jurisdiccionalidad sobre nuestro territorio a un parlamento y a un gobierno extranjero”.
Torrealba respondió poco después a través de su cuenta en la red social de Twitter: “Aquí estoy, en la calle, en los barrios, saben donde buscarme”.
Sanciones de EEUU
Obama dio el visto bueno a la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil de Venezuela, una legislación que incluye la congelación de activos y la prohibición para emitir visados a un grupo de funcionarios venezolanos.
Según EEUU, esos funcionarios están relacionados con la violencia y la represión durante la ola de protestas antigubernamentales que vivió Venezuela los primeros meses del año y que dejaron más de 40 muertos y cientos de heridos.
La parlamentaria oficialista señaló este viernes que las acciones antigubernamentales que se iniciaron en febrero “fueron acciones terroristas brutales contra la República y contra el pueblo venezolano” y en consecuencia el respaldo a las sanciones de los funcionarios venezolanos son “no solo traición a la patria sino respaldo al terrorismo”.
Información publicada en www.diariolasamericas.com